Monday, 1 December 2008

07/06/2006 00:48:35 MISA EN DUBLIN

Tengo la costumbre de ir a misa los domingos. En mi experiencia anglosajona y celta que estoy actualmente disfrutando, he tenido ocasión de visitar diferentes cultos: principalmente misas protestantes y ortodoxas aunque lógicamente la mayoría de veces voy a las católicas.

No tengo ningún prejuicio en visitar las iglesias protestantes y de hecho he tenido ocasión de compartir buenas conversaciones con sus sacerdotes. El hecho de que al finalizar la eucaristía esperen en la puerta principal para saludar a los feligreses e incluso se ofrezca café y “biscuits”, es siempre una buena oportunidad para iniciar una conversación.

Las misas protestantes y las católicas tienen varias cosas en común. Por ejemplo, ambas no duran menos de una hora. De hecho la del pasado sábado duró hora y media. Cuando uno entra al templo se le ofrece un buen catálogo para seguir la ceremonia: los salmos, las lecturas e información varia sobre las actividades y conciertos. Existe un espíritu de compromiso y de comunidad bastante útil que te hace sentir bienvenido desde el principio. Son misas de mucho incienso, partes en latín que todo el mundo lee y atmósfera de protocolo de ceremonia inmensa, de fiesta sagrada. La forma, la disciplina de la forma hecha liturgia se transforma en rito vertical y hace que uno sienta la trascendencia tremendamente cercana.

Viene esta reflexión al hilo de muchos recuerdos de misas eternas y tediosas de cuarenta minutos, cuando aquí mi hora y media del domingo se pasó en un suspiro. Estamos en una época donde las formas se han perdido en casi todo; ha habido un desprecio generalizado a todo aquello que significa el formalismo porque nuestros líderes en muchas áreas pensaban que la forma “aleja” y que lo cercano se crea en esa camaradería chusca del tuteo y ‘lo que importa es la intención’.
Esto ha sucedido hasta en la Iglesia. Los teólogos modernos (teólogos sin Dios les llamó Ratzinger en los 60) empeñados, no se si con buena o mala intención en acercar el Cielo a los hombres eliminando las formas por retrógadas, se han encontrado que el hombre en su mayor caso ha terminado perdiendo el respeto a un cielo tan cercano y con minúsculas.

Señores, el Cielo está bien donde está, no lo muevan tanto, somos nosotros los que tenemos que estirarnos para apreciar esa dimensión divina de la realidad. Los mensajes desnudos, por muy sublimes que sean terminan cogiendo pulmonías, no es malo el revestimiento de forma para hacerles más visibles y más queridos.

Les pongo un ejemplo que viene bien al caso: el Yoga es la sublimación de la forma para llegar al fondo, a la transformación. Del cuidado absoluto de la concentración en el detalle formal y en la perfección se llega al cambio en el fondo.

No lo olviden, el Cielo está bien donde está. No tuteen a Dios y ayúdenos a todos a estirarnos y a empezar a sentir de nuevo algo de pureza en estas épocas de blasfemia y traición.



Comentarios

Enviado a las 07/06/2006 05:10:00 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
He asistido en mis 51 años de vida a Misas(me gusta Eucaristía más,es lo que celebro,la efgaristó,o acción de gracias...)de todo tipo:
juveniles,largas y rutinarias,encendidas,polítizadas,intimas,bellas,crispantes(sí,alguna), profundas,ligeras,densas,suaves,ortodoxas(en el pleno sentido), pero las más emocionantes son aquellas en las que,sin quitar una parte del rito, de la la Liturgia(de litos,piedra, lo firme)se facilita al creyente la participación en la Palabra, en la ayuda al celebrante, en los cantos, en la luz...¡porque entre los pucheros anda el Señor!.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 09:32:57 por McMurphy
Url: http://blogs.libertaddigital.com/McMurphy
Cierto amigo Caminant, buen comentario. Por cierto, he leido en algun articulo que te estas cercano a la teologia de los Jesuitas. Que te parecen personajes como Tony de Mello? Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 09:43:15 por vistaspa
Mac me parece buena idea asistir a ritos de las diferentes Iglesias y sinagogas judeo-cristianas, encuentro parte de razon en lo que dices de tuteo chusquero, pero acuerdate de alguien que dijo 'Dejad que los niños se acerquen a mi', yo pese a tener ya cerca de los 50 me considero un hombre con alma de niño, por lo que el lenguaje claro directo y sencillo de un niño no puede ofender a nadie, menos a quien me llama. Un abrazo Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 10:04:22 por McMurphy
Url: http://blogs.libertaddigital.com/McMurphy
No te falta razon amigo vistaspa. Lo que yo queria matizar es que no se puede renunciar al respeto de las formas. La liturgia puede ser utilizada como una herramienta bellisima para unirnos con lo sublime. En muchos casos la intencion es buena pero me da la impresion que el relax de las formas ha significado un desinteres del fondo, del mensaje. Por otro lado la calidad de muchas homilias daria para otro articulo. Lo perfecto seria: homilia clara y emotiva;respeto profundo al rito y participacion de los feligreses. Un abrazo fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 10:11:37 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Bueno,tengo muy poco leído a de Mello,porque lo orientalista no es lo que más me vaya. Creo que a veces divaga un poco, pero te prometo mirarle un poco sus escritos y te diré.
Me muevo más en la gente con la que conviví(amigos yu compañeros)Faus,Rambla,Magriñá,Font,Vives,Codina,Ellacuría(q.e.p.d)Dñiez-Alegría. Me interesa mucho la teologia social(Dios hoy y su respuesta)y me apasaiona la Historia judía y la bíblica..
¡Esta tarde me meto con De Mello,hombre!

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 15:41:27 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
He buscado información sobre el P.de Mello.¡Como buen indio,es impenetrable hasta cierto punto(el que él desea)!.
Su obra se escapa de la "normalidad" teológica europea..¡Indudablemente no escribe como Karl Rhaner, ni como cualquiera de los teológos europeos!.
Creo que introduce el pensamiento indio a la teología cristiana.
Ni estoy capacitado ni puedo juzgarle..utiliza,si te interesa,el método del P.Ignacio,el santo Fundador:"El buen pensamiento entra como gota de agua en esponja,el malo,como torbellino de viento en habitación"...y que Dios te de luz.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 16:43:19 por McMurphy
Url: http://blogs.libertaddigital.com/McMurphy
Buen consejo amigo Caminant. Un jesuita interesante es el Padre Carlos G Valles y escribio una biografia de Tony de Mello (Ligero de equipaje). Yo fui al colegio con los jesuitas y un tio mio (tambien jesuita) es el que me recomendo estas lecturas. Como bien dices me parece un gran intento, muy bien intencionado de unir la espiritualidad India con nuestro punto de vista. A mi personalmente se me escapa un poco y no acabo de entenderlos. Me consuela mas siempre volver a la "introduccion al Cristianismo" de Ratzinger. Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 07/06/2006 18:01:14 por Minaya
Chico, te olvidas de lo más importante. Si crees en la Presencia Real de Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, en la Eucaristía, ni el más logrado servicio protestante puede compararse a la más tediosa Misa católica.

Con esta salvedad, comparto plenamente lo que dices. Dios es la Suprema Bondad, la Suprema Verdad... y la Suprema Belleza. Si quieres honrarle sinceramente debes esforzarte por hacerlo en una ceremonia lo más bella posible. Por ello la liturgia y el arte son tan importantes, como nos han recordado los dos últimos Papas, especialmente Benedicto XVI en su época de cardenal y teólogo.

No comments: