Monday, 1 December 2008

15/10/2006 20:20:05 DIOS, PATRIA Y REALIZACION-CARTA A ROGE

Es la primera vez que utilizo un post para “comentar un comentario”. Pero en este caso dada la complejidad y el interés del tema he preferido utilizar un post para reflexionar en voz alta sobre los comentarios a mi último post de uno de nuestros más valiosos blogueros: Roge y de alguna forma abrir más el debate a todo el mundo porque creo que nuestro amigo ha tocado unos puntos muy importantes.

En primer lugar Roge (permíteme que me dirija a ti personalmente al hilo de la introducción en el comentario), nunca te disculpes conmigo. Admiro tu inquietud y la forma en que tratas de encontrar los secretos de la vida para calmar tus inquietudes. Eres un hombre honesto y el hecho de que me hagas partícipe de tus dudas es un motivo de orgullo y aprendizaje. El blog no debe de servir para escribir sentencias, sino para abrir debates y ofrecernos ideas. Te diré que yo también estoy en búsqueda y me alegra saber que tenemos en común dos cosas importantes en este viaje: la inquietud y la Fe, que no es poco. Así mismo no te preocupes por escribir a contracorriente, tu individualidad es sagrada y por supuesto eres siempre bienvenido a mi blog para expresar lo que quieras y como quieras, eso nos enriquece a todos. A partir de aquí veamos como podemos desarrollar tus comentarios.

Dices respecto a la tribu de Levi y su entrega a Dios que: “Quizá el cristiano comprometido debe renunciar a algo a lo que tiene derecho, que es su tierra, su patria.”
Yo creo que, como dice el Génesis, cuando Dios creo el mundo vio que aquello era bueno, es decir que la materia por Él creada era un buen regalo para el Hombre que a su vez se erigía como Señor de la misma. Por tanto todo el legado “material” creado por Dios está sujeto al uso del Hombre que va a utilizar su libertad e inteligencia para interpretar aquello que ve, transformarlo según su entendimiento y como consecuencia generar unos sentimientos que van a resumir de alguna forma tal acto. Respecto a nuestro tema, a los sentimientos que se generan a partir de la pertenencia a una tierra y su posible incompatibilidad con el amor a Dios o el grado de cercanía o lejanía hacia Él, dependerán de cómo se utilicen esos sentimientos.

Pienso que la tierra se convierte en enemigo del Hombre si éste se queda ensimismado en la misma, si se identifica exclusivamente con ella y utiliza todas sus energías para interpretarla como un coto cerrado y excluyente poniéndose énfasis en subrayar la diferencia de sus habitantes o de su geografía, o de su economía o de algún otro “hecho diferencial” . De tal visión, estaremos de acuerdo que se desarrollarán sentimientos nocivos o enfermos ya que estaríamos generando ídolos de barro, monstruos que se sitúan por encima del hombre. Es decir, el hombre se deja tragar por la tierra.
Si por el contrario, la interpretación que se hace de esa tierra es de situarla al servicio del hombre, para desarrollarlo y transportarlo hacia niveles superiores de conocimiento y convivencia, nos encontramos con una generación de sentimientos diferente. Y es en este caso yo creo donde se encuentra la matriz generadora esencial del sentir de nuestra tierra, de España. Esa fusión de dos ingredientes: Unión y Trascendencia, es de naturaleza religiosa: unidad entre los humanos (hermanos) a partir de la transfiguración de la visión “doméstica” (nacionalista) hacia un sentido trascendente (posiblemente porque sin esa visión, esa perspectiva no seamos capaz de unir nada). Me parece que España no es más que un intento titánico, gigante e incompleto de expresar humanamente esos dos principios divinos. Cómo podemos interpretar la evolución: Castilla- España- Hispanidad?.La tierra se convirtió en catapulta hacia América para encontrar a otros españoles co!
n rasgos distintos y “trascender” conceptos tan materiales y mundanos como Raza, por ejemplo y llenarlos de espíritu con el fin de conseguir que hombres y mujeres miren al mismo sitio unidos. Es decir, de la tierra sembrada con la acción trascendente brotan conceptos que la superan. La Hispanidad es la idea que no se agota en un ámbito geográfico y que construye nada más y nada menos que una comunión práctica de fusión entre humanos, un humanismo español que mira a las alturas para determinar que todos los hombres somos todos en esencia iguales. Allí no hubo reparos de RH positivo o negativo ni exterminio de razas como se hizo en Norte América por los anglos por ejemplo, ni separación racial por diferencia económicas o de estatus como hicieron los ingleses en la India, por ejemplo. No, allí se unieron las sangres como se unió el idioma y la cultura. Y eso para mí es práctica religiosa, un país que se hace misionero para desarrollar sentimi!
entos altos que abran conciencias.

Dices: “Cualquier nacionalista recurre a la historia para justificar sus sentimientos. Y ahí surge la discordia entre los hombres.”
No veo yo tampoco que la discordia entre los hombres de España surja en la Historia y que esta sea motivo de discordias. El problema es cuando el hombre se otorga “en la medida de todas las cosas” y por tanto aplica la vara de medir en función de su conveniencia dejando de lado la verdad y utilizando el relativismo como arma, manipula todo en función de sus intereses “inflamando” sentimientos artificiales.
Sinceramente pienso que la historia de los nacionalismos españoles tiene más de mitología que de Historia. La interpretación de la misma desde perspectivas mitológicas y partidistas produce una discordia que no se improvisa y que beneficia los intereses de una clase particular. Echemos un vistazo a los textos de Sabino Arana y a las “historias” que hay allí. O como en Cataluña el factor económico, incluso generado por generaciones de castellanos sirve para dividir, segregar y buscar mayor interés y beneficio. Todo dirigido desde la clase política, por cierto. Eso ni es histórico, ni es religioso.

Por tanto no veo que el Patriotismo bien entendido perturbe la entrega a Dios.
Pero también pienso que posiblemente tú estés hablando de una entrega mucho más integral y profunda que implique la renuncia personal a más altos niveles. A ese respecto no puedo decir nada porque es más personal y complejo.
Pero reflexionando sobre esto ayer te diré que ayer pensé en ti porque vi una peli de un director español que considero bastante religioso aunque era “ateo por la gracia de Dios” (y un poco cabrón todo hay que decirlo), aunque, en mi opinión muy brillante. La película se llama Nazarín. Me gustaría saber que opinas de ella.

Recibe un abrazo amigo Roge y disculpa el rollo.



Comentarios

Enviado a las 15/10/2006 20:32:05 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
No me resisto a tu invitación en abierto aunque sea dirigido a Roge..
La fe no puede crear un ángel en la tierra a los cinco minutos.Es la vida la que nos hace, y hablando de fe,la que nos acompaña. Y caes,y te levantas y vuelves a pecar,caer,o como se le quiera llamar..
¡De ángeles está lleno el infierno,o no!.
Y una cosa es ser cristiano, o querer serlo,y otra estar en renuncia permanente de todo.
S.Francisco,¡ya véis,en su lecho de muerte,pidió la comida o el pastel que siempre le gustó!.
No se puede ser cristiano sin ser profundamente humano. Y hay que aprender a dejar de lado el escrúpulo y dejarse llenar por la Misericordia...

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/10/2006 20:38:29 por McMurphy
Exacto Cami:"no se puede ser Cristiano sin ser profundamente humano" mencionas. Ese es el tema y nuestra responsabilidad de vivir a tope en esta tierra tratando de "direccionar"nuestras acciones "hacia arriba".El compromiso con la tierra mas la vision trascendente debe ser el camino, creo.Aparte de esto te dire que hoy estoy jodido porque me han dicho que mi vecina (de España) ha fallecido (cáncer).Manda una oración por ella amigo Cami.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/10/2006 20:41:43 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Siempre que alguien me encomienda una oración,lo hago inmediatamente. No obstante,en la oración de la noche,la tendré presente. Ahora ya no sufre..

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/10/2006 21:33:13 por ttesk
AMigo McMurohy, el patriotismono está reñido con la religión. como dices la empresa de España es única y trasciende más allá de los humanamente normal,aunque tuviera sus fallos, como todo.
A este respecto me vienen a la mente las palabras de Menénde Pelayo en su Historia de los Heterodoxos Españoles:

"España, evangelizadora de la mitad del orbe. España, martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio ..; esa es nuestra grandeza y nuestra unidad: no tenemos otra. El día en que acabe de perderse, España volverá al cantonalismo de los Arévacos y de los Vectones, o de los reyes de Taifas."
Un abrazo desde la (todavía) capital de España.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/10/2006 22:07:10 por McMurphy
Amigo ttesk, la obra que se ha hecho en nuestra historia es única y totalmente incomparable con otros imperios.Nuestro imperio buscaba generar,integrar,crear en suma.España es una acción constante y por supuesto ha habido errores.El tema es que si comparamos esos errores con los abusos de otras potencias no son tan graves.La "leyenda negra" es un cáncer total que ha sido aprovechado por nuestros enemigos de dentro y de fuera.El problema es que parece que no somos capaces de salir del pozo.Un abrazo fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/10/2006 23:26:30 por mami_ta
Hola Murphy, aquí vengo yo a meter más leña al "fuego del debate.

Entiendo que el compromiso cristiano nos lleva a un montón de renuncias, pero son renuncias personales no de grupo.

La defensa que hacemos de la tierra como algo tangible se debe a un sentimiento impregnado de tradiciones, historia y herencia.

Yo puedo renunciar a lo material, a la posesión de algo, pero no al sentimiento que tengo sobre el objeto. El amor a la patria, a la tierra no puede compararse con el deseo de poseerla. Es como un testigo heredado de nuestros ancestros.

Por otra parte, esa interpretación tan drástica de que un compromiso cristiano debería llevarnos a la renuncia de la tierra me parece contradictorio con la propia historia de Israel. Si el judaismo ha sobrevivido tantos años y sigue teniendo la fuerza que actualmente tiene es por el amor a la tierra, por el enraizamiento de los valores judios en una nación, una tierra.
La tribu de Leví podía renunciar a la tierra porque había otras 11 tribus que mantenían el territorio.

Es posible que nuestra defensa de la nación esté impregnada del sentimentalismo sobre unos determinados límites geográficos, unas líneas marcadas en el mapa y que nos hacen vibrar porque es lo que hemos mamado. Admito que eso puede ser discutible.
Yo quiero dejar claro que, a pesar de llevar esa reivindicación entre el equipaje, también llevamos la defensa de la justicia, de unos valores cristianos que quieren ser desterrados, de una convivencia regida por leyes objetivas y un respeto que nos permita desarrollar nuestras vidas en paz.

Con talante cristiano, con amor la prójimo y perdonando las ofensas, poniendo la mejilla pero sin ceder un ápice de nuestros principios y derechos de ciudadanos.

También me uno a la oración por tu vecina fallecida. Tememos la muerte y nos entristece la pérdida pero, como cristianos, deberíamos alegrarnos de que un hermano ya esté camino de encontrarse con el Padre.
Un beso de los de aquí.




--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/10/2006 10:38:15 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
La patria, tierra de los padres, es el lugar donde se asientan unos valores (que nos han sido transmitidos). En la medida en que estos valores cristianos (la libertad, el sacrificio o entrega a los demás, etc.) sigan germinando en nuestra patria, no creo que sea incompatible la idea de patria con la de religión. La patria es el vivero (necesario) donde florecen estos valores.
Por otro lado, y a nivel místico, claro, ¿qué fronteras caben?
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/10/2006 11:16:59 por McMurphy
Si Persio, Patria en ingles se dice: “fatherland” o “homeland”, en referencia a la tierra de los padres o tierra natal. El himno de Gales hace referencia directa a “la tierra de mis padres”. Ese punto es importante porque la tierra es heredada de nuestras generaciones anteriores y por tanto se debiera tener conciencia de que no podemos disponer de ella por antojos coyunturales y recordar que ha sido cultivada antes por otros. De ahí que la “tradición” sea tan importante, porque es una interpretación del pasado que articula toda una evolución de la Historia hasta el presente.Un abrazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/10/2006 12:29:29 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Mc:A veces, la amistad es como esa buena lluvía que no se espera,pero que,cuando cae,te dejas empapar y nada te importa..

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/10/2006 15:30:34 por Roge
Estimado McMurphy,

muchas gracias por tus deferencias. Las tomo como muestra de tu afecto, el cual, como sabes, es reciproco en mí.
Así mismo, y al igual que los demás compañeros, cuenta con mi oración por el ser querido que has perdido.
De Nazarín sólo he visto trozos aislados en Cinemateka así que no puedo comentarte nada al respecto.

Me gustaría partir del comentario de mami_ta, cuando dice:

“Es posible que nuestra defensa de la nación esté impregnada del sentimentalismo sobre unos determinados límites geográficos, unas líneas marcadas en el mapa y que nos hacen vibrar porque es lo que hemos mamado.”

Esto, si es así, es común a cualquier nacionalista honrado, pues las personas no suelen ser expertas en historia de su país ni en la jurisprudencia al respecto. Mas bien ese tipo de informaciones suelen ser construcciones a posteriori cuyo fin es justificar el sentimiento inicial.

Creo que hay que tener también en cuenta que el nacionalismo español domina al resto de los nacionalismos de nuestra patria, eso motiva el tipo de discurso de los nacionalismos periféricos que están en posición de sumisión y por tanto de liberación desde su punto de vista.
De hecho, conforme esos nacionalismos ganan terreno, cambia nuestro discurso y empiezan a aparecer expresiones no oídas antes, tales como traición o falsos cristianos aplicados a los de la otra subjetividad. A este respecto, el 5 de octubre hay un post interesante de CGM titulado “Un patriota”.

Pero, lo importante es el papel que como cristianos nos toca jugar en este punto. En mi comentario ya te expresé que no estaba seguro de lo que decía. Ahora con tu post y los comentarios de los demás compañeros, todavía lo estoy menos.

La idea que me persigue y que bien podría ser un cierto escrúpulo intelectual que comenta Caminant, tiene que ver con la defensa de una subjetividad que obliga a enfrentarse a otras subjetividades, aunque sea como dice mami_ta “con talante cristiano…”.
Cualquier subjetividad me parece que forma parte del relativismo actual.
Lo único importante es Cristo, y el modo de transmitirlo, evangelizar en el mundo de hoy, quizá no pueda ser defendiendo subjetividades, por mucho derecho que tengamos a hacerlo, al menos tanto como los demás lo tienen. Esa es la ley de la carne.

¿Cómo evangelizar en el mundo de hoy?. Esa es la pregunta que creo está en la base de las reflexiones y quizá sea lo que tanto tú como mami_ta comentáis:

…”una entrega mucho más integral y profunda que implique la renuncia personal a más altos niveles. “

“Entiendo que el compromiso cristiano nos lleva a un montón de renuncias, pero son renuncias personales no de grupo”.

¿A qué deseo renunciar por Cristo?.

Bueno, por ahora nada más, recibe un abrazo y sigamos si te apetece, que me hace bien leerte y leeros,

Roge


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/10/2006 16:40:41 por McMurphy
Estimado Roge, me alegro que estés bien y gracias por tus ánimos.
Estoy de acuerdo de que como dices “lo importante es Cristo” y por tanto como cristianos debemos de proyectarnos y realizarnos hacia Cristo en esta vida desde nuestra labor cotidiana, es decir, desde nuestra práctica diaria, es decir, desde nuestros hechos.

En este sentido creo que una cosa es la subjetividad o apreciación personal y más o menos romántica y entrañable que surge por el sentimiento de pertenencia a una determinada tierra y otra cosa es la objetividad de los hechos reales que se derivan como consecuencia de pertenecer a la misma.

El cristiano debe de buscar la comunión con los hombres. Para conseguir esto los países han sido una gran herramienta para unificar valores que, yendo más allá de la raza, genética, ideas… garanticen el espacio público de la convivencia y el entendimiento entre los distintos. La “herramienta” España como factor objetivo ha garantizado la igualdad de oportunidades y derechos entre sus miembros. Por otro lado el nacionalismo supone la ruptura y facilita la diferencia de derechos entre los pueblos y las personas que forman la Patria. España no es una subjetividad melancólica, es una idea fraguada en la Historia y plantada en un espacio geográfico que ha conseguido florecer unos valores que nos ha permitido llegar hasta aquí juntos e iguales. Defender esa empresa es Cristiano porque ha servido objetivamente para unir hombres y declararles iguales ante Dios. Eso es muy Cristiano, lo ofrece España y lo niegan los nacionalismos. Por tanto yo creo como el Arzobispo Cañizares que la unidad de España es un bien moral. Si yo digo que amo a España estoy incluyendo a Todos los pueblos que la forman, es un amor amplio. Un nacionalista Catalán o vasco en su amor a la tierra me expulsa a mí, como nuestro común y entrañable camarada Don Josep de Montserrat, te acuerdas?

Respecto a las renuncias personales para hacer “un hueco” a Cristo sinceramente me parece que tu eres más puro que yo y no se si puedo aconsejar algo, más bien me alegraría que me aconsejaras tu. Menciono Azorín, (o Viridiana) porque Buñuel parte de la base de que si te comportas como un auténtico Cristiano no consigues nada en esta vida y el mundo te destruye. Es muy interesante. Recibe mi abrazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/10/2006 19:59:16 por Roge
Estimado McMurphy,

muy interesante lo que comentas de la película de Buñuel:

"si te comportas como un auténtico Cristiano no consigues nada en esta vida y el mundo te destruye".

Precisamente ahí está la apuesta para nosotros, ese es el riesgo, esa es la entrega de una vida, basada en la fe y no en la certeza psicótica. Porque sin duda el mundo puede acabar destruyendote, como lo hizo con Cristo,pero con el ejemplo de muchos santos, podemos ir encontrando el camino la mayoría de humildes pecadores.

Estimado McMurphy, creo que a los cristianos no nos pueden esperar mas que renuncias en aras de ser instrumentos de Cristo para llamar a los que están perdidos, nacionalistas excluyentes, violentos, hedonistas, narcisistas,intelectuales, asustados. Precisamente todos esos que representan lo que también somos nosotros.
Sólo liberandonos nosotros de esas servidumbres podremos ayudar a otros a comprender que no hay nada mas auténtico que el mensaje de Cristo.

Creo que la única lucha que merece la pena es la que libramos en nosotros mismos para erradicar lo mismo que vemos en los demás.
El envidioso ve envida, el violento violencia, y sólo el de corazón limpio confia en los demás, no en sus cualidades o habilidades sino en el reflejo de Dios que está en todos nosotros sin excepción.

A pesar de ser catalán, me siento español y aún es demasiado intensa dentro de mi la rabia hacia los nacionalistas. Creeme, a veces os quedais cortos cuando despotricais contra ellos, comparado con lo que yo, por desgracia, siento en mi interior.
Quizá por eso tengo necesidad de plantear el tema como renuncia. Me falta la limpieza interna suficiente para poder manejarlo con soltura, con elegancia, con inteligencia, positivamente.

Un cristiano no puede ser igual que los que no lo son, por hermoso que sea nuestro sueño, el modo de llevarlo a cabo debe incluir lo buscado, que es el amor hacia todo hermano, especialmente los que están más perdidos. Si no, ¿qué diantres es ser cristiano?

Bueno, recibe un abrazo y pidamos sinceramente luz a Dios nuestro Padre. Quizás no sea azar el que muchos nos hayamos encontrado aquí y ahora.

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 17/10/2006 15:22:42 por CGM
Url: http://blogs.libertaddigital.com/CGM/
Sin lugar a dudas está abierto un debate muy interesante que, además, está generando otros colaterales, permitirme la palabreja al uso.
Como se me cita en algunas de las intervenciones por mi post sobre el patriotismo, yo creo que se puede ser patriota sin que ello sea "refugio de canallas" célebre frase que alguien me espetó, en realidad creo que lo peligroso es no serlo. Me explico, si no quieres a tu tierra, la tierra de tus padres como en el mencionado himno de Gales, si no amas aquello que te une a las generaciones anteriores y te liga a las posteriores, ¿que vas a querer?, ¿a Europa, a la humanidad en su conjunto?, ¿a Naciones Unidas?, se empieza por lo mas cercano y, a partir de ahí, amplias tus ligazones y tus relaciones, respeto a los demás y firme defensa de tus valores y ello no tiene nada que ver con el nacionalismo excluyente.
Respecto a ser cristiano y patriota, no veo la contradicción, ya que si de tus padres y de tu tierra has mamado ese cristianismo que ha dado tantos santos y mártires a la Iglesia universal, ¿donde está la contradicción?.
Por último quisiera refrenar vuestro entusiasmo sobre la Hispanidad, en primer lugar nuestra gesta tuvo también sombras y no conviene olvidarlo, debemos ejercer cierta humildad aunque bajo ningún concepto flagelarnos y andar pidiendo perdón por todo. En segundo lugar me temo que del espíritu de Hispanidad queda cada vez menos en España y en Hispanoamérica, también el relativismo está acabando con él.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 17/10/2006 17:23:44 por McMurphy
Bueno, esto se anima y bien está esta inquietud de profundizar en un tema tan eterno como es el amor a la Patria y el amor a Dios. Esto se puede analizar a varios niveles partiendo como base de que la construcción de las naciones en mi opinión suponen un intento de unir a varios humanos con diferentes características para desarrollarlos juntos en una empresa común. Por ejemplo en Inglaterra ayer se abrió de nuevo el debate del famoso “velo” que utilizan las mujeres musulmanas. El temor, decían los políticos, es crear divisiones y grupos o guetos dentro de Gran Bretaña. Esta actitud de los musulmanes está siendo calificada como un “exilio interior y voluntario”, y creo que estaremos todos de acuerdo en que eso es nocivo para el país. Sería más fácil llegar al entendimiento si todos partieran de la base de ser “británicos” (que formalmente lo son) en vez de dividir por el hecho religioso que va a provocar más fisuras y muy difícil diálogo. Por tanto las Patrias modernas se configuran como núcleos de entendimiento porque facilitan la igualdad de derechos y deberes entre los ciudadanos a través de la creación de “espacios públicos”. En este sentido España ha cumplido la misión de crear un espacio público para lograr la convivencia de los suyos (factor objetivo más allá de sentimiento romántico). La ruptura de esa herramienta por el nacionalismo implica división. Estaremos de acuerdo que con la visión Cristiana, España es una herramienta útil para la unión entre los hombres.
Respecto a la Hispanidad, no pretendía hacer apología, amigo CGM, en este mundo no se ha hecho nada perfecto y por supuesto que hay muchas sombras en la conquista que nadie va a negar. En todo caso como resultado final me parece que es magnífico en sí mismo y en comparación con otros imperios. Miremos el exterminio indigno de América del Norte, por ejemplo. No podemos estar pidiendo disculpas siempre cuando otros ex imperios han asumido sus crímenes con tranquilidad.
El último punto, y este es complicado querido Roge, es el tema de la rabia que sentimos y como se puede transformar en amor o en creación. Veo que sentimos lo mismo. No creo yo que la solución sea plantear el tema como renuncia. Renuncia del sentimiento patriótico? Renuncia a la construcción que han hecho nuestros antepasados de España? No, creo que la rabia se cura caminando y haciendo cosas, mostrándonos y desarrollando nuestras ideas con naturalidad. El problema es la intimidación a lo que nos tienen sometido y la impotencia de no poder hacer nada. Eso produce la rabia. Acción y amor, pero no podemos renunciar a las ideas que funcionan, más que nada porque la experiencia nos dice que con esta gente si renuncias te comen vivo. Nosotros no somos martires.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 18/10/2006 00:52:31 por Roge
Estimado McMurphy y demás compañeros,

quizás el nacionalismo, si lo es, es siempre excluyente. Tan sólo cuando no se siente amenazado puede permitirse incorporaciones y corrientes en su seno. Observad nuestra reacción a la definición de Cataluña como nación en el "estatut".

El problema se plantea cuando ante un conflicto entre nacionalismos como el actual, y en esto está incluido el español, tenemos que tomar decisiones de como seguir organizándonos.

Esto es equivalente a la negativa que siempre ha adoptado el Gobierno español, de considerar el conflicto vasco como político.

Qué hermoso sentirse de un pais sin tener que pelear internamente, pero en España eso no es así, existen otros nacionalismos históricos que siguen reivindicando su derecho a ser independientes. No olvidemos que España estuvo 8 siglos bajo dominio arabe y nuestros antepasados perseveraron en el tiempo hasta conseguir expulsarlos. Son nuestros heroes.

Por supuesto, yo creo que el amor a la patria no es incompatible con ser cristiano.

Ahora es tarde y estoy cansado, además me está esperando para cenar un jamón ibérico de ese que no hay por otras latitudes.
Estimado McMurphy, pensaré en lo de la renuncia.

Recibe, recibid todos, un abrazo,

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: