Monday, 1 December 2008

21/07/2006 16:29:07 El Circo de Txapote

Txapote se crece por momentos. Está empezando a perder la paciencia y empieza a aporrear la pecera e insultar al personal. Txapote no se quiere sentar ni levantar cuando lo diga el juez, Txapote se levantará y sentará cuando él quiera (como los niños hiperactivos de la L.O.G.S.E.) y así se lo ha hecho saber a todos. Pero ha dicho algo más, ha dicho Txapote que eso es un circo y que el monigote precisamente no es él.

Hay que fastidiarse (o joderse, sin perdón), pero hay que ver la razón que tiene este psicópata. Este chaval, después de toda una vida apuntalando nucas españolas, esta vez ha dado en el clavo, en el terrible clavo que sostiene a todo un Sistema desde hace tiempo.

El circo es una escenificación, algo que no es real, algo que está hecho para divertir o distraer a la gente. En este caso no es diversión ni mucho menos lo que nos muestran, pero si distracción. Los únicos puramente inocentes e ignorantes bajo la carpa son los familiares de la víctima y los espectadores que reclamamos justicia. A partir de allí, el resto de los actores me temo que saben un poco de que va este rollo.

Vayamos por partes: aparentemente, lo que nosotros y las víctimas vemos es a un psicópata que está siendo juzgado por crímenes terribles. No parece que haya dudas sobre su culpabilidad, está bastante claro que el sujeto ha perpetrado los crímenes. Esto no es una peli americana donde hay que descubrir si fue o no fue él. Ha sido él, lo dice, está muy orgulloso y pide que le dejen en paz. Por tanto se le aplicará la ley y se le hará cumplir una pena, ese es el proceso normal, e insisto lo que aparentemente estamos viendo.

Pero sabemos que eso no es realmente así. Que la Realidad en España NO-ES-ASI.

Hay un juego sucio entre bastidores, un truco, una trampa. Todos los actores en el circo están cumpliendo lo mejor que pueden su papel, pero Txapote que es más espontáneo y primario que el resto, se queja, se cansa como los niños malos y de repente nos suelta a todos como mensaje arrogante que esto es una escenificación, que hay monigotes en escena y que precisamente él no es uno de ellos. Txapote rompe el espectáculo desvelando el final de la historia antes que el resto, como un personaje que se sale del guión de una obra de teatro del absurdo.

Y dice esto, el bueno de Txapote, porque ya se sabe el final del cuento y le aburre un poco. Sabe que al final del acto se le comunicarán una cifra cuantificada en años. Una cifra de condena que ya de por sí es mentira. Él sabe que por definición, nunca, nunca en España los delincuentes van a cumplir la cifra que allí se diga.
Ya tenemos el primer truco. Condenado a 30 o 50,000 años en España es lo mismo, es como robar a partir de una determinada cantidad, no importa. Lo chungo, piensa Txapote son las pequeñas cosas que hacen los pringaos. Esos van al talego y quizá pagan (bueno quizá en el nuevo Estado tampoco, que más da). En fin, él sabe que no es un pringao ni mucho menos. Sabe que los de su raza son tratados en las prisiones de forma diferenciada, tienen y han tenido un estatus especial y más ahora, que encima están ganando la batalla, ahora que han sido nada más y nada menos que declarados Conflicto desde los altos poderes del Estado que han acribillado. Otro título a añadir a la heroica lucha, un título que da derecho a negociar y a pasar por encima de los códigos civiles y penitenciarios, por encima de cualquier código.

Sabe que el verdadero partido, que no será un circo ni teatro ni historias, está por llegar dentro de poco, de muy poco y que será en sitios más elegantes sin televisión ni peceras. Allí se hablará de él y los suyos en términos de amnistía.
Eso es la famosa negociación (entre otras cosas), porque sino de que cojones (sin perdón again) van a hablar pues?

Hace calor en Madrid y a Txapote le cansa toda esta farsa. Txapote sigue posando, y con estos gestos que hace, con esta rebeldía, está ganando puntos con sus compañeros y proporcionando imagen para los “mariatxis” que le van a dedicar mañana los cantautores amigos.

Pero no se confundan, a nosotros y a las víctimas no nos van a engañar tan fácil. Nos han metido en el circo, es cierto, pero también sabemos romper guiones malos para actuar por libre e improvisar si hace falta.


Comentarios

Enviado a las 21/07/2006 20:23:43 por pinbamar
Totalmente de acuerdo contigo. ¿Y que hago con la rabia y la indignación que me produce semejante circo? Yo tambien declaro radical, quiero que se mueran en la carcel.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 21/07/2006 21:03:30 por Imperter
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Imperter
Está claro que cuando Chapapote (mejor que Txapote, le vá mas) dice al juez que es un "monigote de circo" está diciendo que todo ésto es un circo, sabiendo ya cómo termina éste número circense, y que el juez es uno de los monigotes que intervienen. Mas claro, agua.
Tal vez debería venir Patxi López, mirarle a los ojos fijamente (como decía Pepiño Tarao), y decirle que si deja de matar, lo soltará y legalizará.
Esto es de risa.
Un abrazo, Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 22/07/2006 19:30:24 por McMurphy
Url: http://blogs.libertaddigital.com/McMurphy/
Querido pinbamar, la rabia no es buena compañera. Yo también la siento cuando veo todo lo que está pasando. Es un sentimiento que hay que encauzar porque si no destruye. Cada uno en su posicion tenemos que seguir dando nuestro punto de vista y presionando en la medida de la posible al Sistema. Esto es una lucha y llevará tiempo salir adelante. Esta gentuza debe de morir en la carcel, pero todos sabemos que saldrán tarde o temprano, creo que bastante temprano, ese es el drama. Un estado sin justicia es un estado muerto. Nosotros a lo nuestro. Un abrazo fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 22/07/2006 19:35:26 por McMurphy
Url: http://blogs.libertaddigital.com/McMurphy/
Lo de Patxi López es terrible, querido Imperter. La izquierda decente de los Terrero, Díez... tiene una responsabilidad y un deber de decir con mucha fuerza basta ya y llamar traidores a sus compañeros.Un abrazo fuerte.

No comments: