Monday, 1 December 2008

22/08/2006 10:47:21 LA BODA HUMANISTA I

(Mis padres y yo seguimos felices en la isla dándonos la gran vida con nuestras conversaciones, excursiones y películas. El blog también se destensa y expande alegre para recibir mis pequeñas memorias de este exilio tan querido. Cierto es que por las noches caigo en la tentación de ver las noticias de la Patria y es entonces cuando mi ceño se frunce y con gesto contrariado decido que el blog se debe de poner las pinturas de guerra para seguir vociferando el crimen matinal que se comete en España. Pero entonces me pongo en pie y me tomo unos segundos para respirar hondo siguiendo las indicaciones de mi profesora de yoga mientras me tomo una infusión mirando al mar. Me relajo y pienso que el otoño que nos espera va a ser duro y heroico. Vuelvo como un corderillo a la senda del relax para dejarme observar de nuevo por el blog que ahora se deja querer para que le plasme otro cuento inglés. Si algún observador ajeno observase lo despreocupado y feliz que estamos mi blog y yo por !
la noche cuando le cuento mis historias entrañables no se daría cuenta que lo que en realidad estamos haciendo no es sino forjarnos mutuamente en las armas de la idea y la gramática para que las palabras cobren más vida en las batallas que se darán este otoño que se presenta definitivo para nuestro futuro y que para mi empieza el día 11 del mes próximo). Vamos allá.

Me gustan las bodas, las ajenas claro. En España asistí a muchas, todas católicas donde las novias visten de blanco y las madres se emocionan. Uno llega a pensar que todas las bodas del mundo tienen ese formato hasta que se va a una isla y se da cuenta que los ritos y las celebraciones cambian un poco. Ya saben que en este caso no hablo de una isla del sur o paradisíaca donde hemos visto por revistas las fotos de vividores europeos casándose por rito zulú, no. Me refiero a estas islas del norte, civilizadas y con lluvia permanente donde los sombreros de las ladies pujan en vistosidad aparatosa. Me invitaron en el Reino Unido mis primeros amigos por orden cronológico a su boda. No eran a amigos directos sino amigos de amigos que cogieron cariño al spanish gentleman. Tedd era bajo, regordete, con sonrisa cachonda como un Benny Hill de Bristol. Carolina era una mujer estilizada con sonrisa de impresión. Nos anunciaron la boda y nos propusieron a mi y a mi amiga de entonces, per!
dón amiga-de-ahora-novia-de-entonces a ir a acompañarles al juzgado como testigos.

Nos reunieron en el pub un día y nos explicaron que iban a celebrar una boda “Humanista”. Lo dijeron con amplia sonrisa y dejaron la pinta en la mesa para darse la mano. Me preguntaron que si tenía inconveniente en ir al juzgado con ellos ya que era solo para un grupo reducido de personas. Acepté encantado a ir a lo que fuera, of course, di las gracias por la confianza y me explicaron el guión de la boda. Básicamente habría tres acontecimientos en el día: boda civil en el juzgado, “rito humanístico” en los locales de una asociación que habían alquilado para el evento y después la celebración con “self service” y bebidas (modelo getting drunk, as always). Me pareció estupendo y ya estaba deseando ver que tipo de rito iban a hacer estos dos.

Como yo soy un poco cabroncete y lleno de prejuicios debo de reconocer que cuando alguien menciona las palabras humanista, solidaridad, hermandad, igualdad… me recorre un temblor por la espalda y algún otro sitio ya que siento vibraciones de que un progre está cerca, otro apóstol vividor de la cofradía del buen rollo que me va a llamar facha a poco que empecemos a hablar. Naturalmente este no es el caso porque en el Reino Unido la izquierda es muy educada, no son como los quemaconventos ibéricos y nunca te van a insultar porque tus ideas sean distintas a las suyas.

El caso es que el sábado por la mañana allí estaba yo bajo la lluvia de Mayo con mi traje guay que me había llevado para las entrevistas de trabajo ya que ni en la más optimista de mis previsiones hubiera pensado que me lo iba a poner en todo un rito humanista. Cogí la mano de Clare (my-girlfriend-at- the-moment) que estaba muy guapa bajo su sombrero azul y su paraguas negro. Dos viejecitas encantadoras con sonrisa reina-madre y una pareja alternativa con vaqueros y tatuajes estaban con nosotros. La pareja eran hermanos de Caroline y llevaban a un niño muy travieso que era el hijo del primer matrimonio de Tedd.

Todos los juzgados son tristísimos pero este era particularmente deprimente. Bueno, no es que yo conozca muchos pero todas las salas verticales y grises con ventanales burocráticos no daban un ambiente muy festivo que digamos. El niño de Tedd no se estaba quieto y me alegró saber que allí tienen también hiperactivos, que no lo son solo los son los hijos de mis amigos que vienen a visitarme en Navidad y me destrozan el cuarto bajo la hiperpasividad de los padres.
Las viejecillas sonreían y ladeaban la cabeza emocionadas cuando el maestro de ceremonias, un individuo despeinado con traje gris y gesto de aburrimiento perpetuo leía con total desinterés los apasionados artículos del Código Civil que regirían el destino de la feliz pareja en el futuro. Después de la lectura el sujeto esforzó una sonrisa hacia los tortolitos para comentarles que bueno, que esperaba que fueran felices y que si no seguramente habría más artículos en el código que podrían ser útiles para el futuro. Al final todos aplaudimos como si hubiéramos ganado la Champions y Ted&Caroline se dieron un besito casto ante la concurrencia. Salimos, hicimos fotos y tiramos arroz bajo la lluvia. Yo no grité vivan los novios porque no creo que me entendieran y además llovía cada vez más.
Ya estaban casados ante el Código Civil y nos subimos al autobús para por fin dirigirnos al rito de verdad, al bueno, al RITO HUMANISTA!!…

To be continued (si gusta claro, si no volvemos a ZP)…



Comentarios

Enviado a las 22/08/2006 12:26:50 por vistaspa
Hola Mac a mi si me interesa, un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 22/08/2006 12:29:27 por McMurphy
Gracias Vista. Espero que siga haciendo un poco bueno por alli y el verano continue. Un abrazo fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 22/08/2006 12:37:50 por portu
Url: http://blogs.libertaddigital.com/portu/
mucho mejor que ZP, no compares. Además, tú te guardas lo mejor para el final, no como él que sólo nos reserva lo peor.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 22/08/2006 12:41:49 por McMurphy
Muy bueno Portu, muy bueno. Nos espera un otono fuerte amigo. Mientras tanto vamos a ver que pasa con los humanistas inglis. Abrazos

No comments: