Monday, 9 February 2009

02/09/2008 22:04:30 “SIN CAMBIAR DE BANDERA” – LA OTRA MEMORIA

Observo diariamente en mi estancia en España una continua apelación a la Memoria. Memoria entendida como reconstrucción de nuestra Historia a partir de una serie de criterios gestionados por la actual estructura de poder - que comprende la casta política y los medios de comunicación- con el objetivo de la transformación del pasado en función de objetivos “modernos”. Curioso ante tal audaz obsesión acabo de terminar de leer el testimonio de Don José Utrera Molina, personaje clave que ostentó diferentes responsabilidades en el Estado Nacional del 18 de Julio de 1936. Memorias escritas hace veinte años pero con vigente actualidad y en edición ampliada.



Lo primero que llama la atención de este libro es la calidad de su escritura. Lo bien que está escrito para tratarse de un ministro. Subrayo este aspecto porque para las generaciones jóvenes nos resulta un tanto chocante la identificación del cargo de ministro con una tarea como la de escribir libros. De calidad, claro está. Lo que ya nos hace reflexionar en un primer momento sobre los diferentes criterios de selección de tales cargos: presencia en los gabinetes de currículums de élite y amplia experiencia frente a criterios de paridad genital tipo miembro-miembra.



Las memorias de Don José se inician con una introducción sobre los antecedentes ideológicos del personaje y su trayectoria en diferentes cargos para centrarse con detalle en el periodo de tiempo que transcurre entre dos hechos cruciales: el asesinato del presidente del gobierno Carrero Blanco por el terrorismo y el cese de Utrera como Ministro secretario general del Movimiento por Arias Navarro. Dos acontecimientos que se complementan en su eficaz objetivo de la disolución del Estado Nacional al suponer por un lado la eliminación del hombre responsable del gobierno y por otro la posterior erradicación del órgano encargado de la custodia ideológica. Estos dos acontecimientos han de esperar pacientemente la muerte del Jefe del Estado en su lecho para así provocar la total descomposición del Estado Nacional iniciando así la llamada Transición que desemboca en la Monarquía Borbónica Parlamentaria que actualmente tenemos el placer de disfrutar.



El señor Utrera desarrolla con gran detalle los movimientos, casi en clave de diario, que se producen entre esos dos puntos. Entre todos los nombres nos aparecen claros los principales protagonistas: Francisco Franco, el Representante de la casa de Borbón, Presidente Arias, Fernández Miranda y Adolfo Suárez.



José Utrera describe los hechos con fidelidad y documentación y lo que en realidad nos impresiona del libro es la reflexión amarga que el autor hace sobre sus compañeros - las élites del Estado- que son los autores de tal destrucción. Personas que habían jurado exactamente lo mismo que él pero cuyas acciones van encaminadas hacia la ruptura sistemática de aquella palabra empeñada ante Evangelios y Crucifijos. Tema hoy de moda, por cierto, desde el momento que se empieza a discutir la conveniencia de la presencia de crucifijos en tal ceremonia y no se menciona siquiera la absoluta farsa de tales juramentos (hoy promesas) que vemos sistemáticamente vulnerados. Quizá, pensamos, como continuidad lógica y coherente del origen de la Monarquía actual generada a partir de la particular “gestión” del Juramento conveniente modificado en su contenido y sustancia como si de una ingeniería jurídica se tratara que limpia “conciencias” técnicas y prácticas.



Utrera, la persona más allá de su vertiente política, nos aparece así como un hombre anacrónico, extraño, raro, inocente (o naiff como dice nuestro presidente), un ser de otra época en que los valores del Juramento y la Palabra dada empeñaban la vida y la obra de cada cual.



Sabemos que esos valores y por tanto ese tipo de hombre ya no existe y, por tanto, me permito recomendar humildemente a todos nuestros amigos leer con calma y crítica este volumen que sin duda será aleccionador para abrir grietas en este paraíso de cemento monocolor que estamos padeciendo y así ver con tranquilidad otros puntos de vista que contribuyan con libertad al debate de eso que llaman Memoria.
Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 03/09/2008 01:09:01 por Roge
Jo, que cosas lees estimado McMurphy.

Hace un tiempo pase unas horas buscando las fechas de fallecimiento de los personajes más importantes de la política y del periodismo en la época previa a la guerra civil, es decir aquellos que con sus acciones y opiniones motivaron la confrontación.La inmensa mayoría, ahora no recuerdo exactamente el porcentaje, no murieron a causa de la contienda.

Hoy en día ocurre igual, todos los que ahora opinan y actuan, en caso de que algo dramático ocurra, escurrirán el bulto al extranjero y se irán de rositas.

Bueno, recibe un abrazo. Espero vayas mejorando y que el ánimo se mantenga firme.

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 03/09/2008 01:11:48 por zzzz
Hola McMurphy,
parece interesante el libro que nos recomiendas. Aunque ya sabes que el que da los datos nunca lo hace para quedar mal, y si no miremos los libros de Garzón, como el de "El hombre que veía amanecer", o algo así, que aunque no lo escribiera él, le ponía como un ser maravilloso. Incluso a alguno que conozco le engañó.
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 03/09/2008 05:39:34 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Quizá algunos de los antiguos políticos tenían algo más de cultura que Pepiño el del "conceto".
Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 03/09/2008 09:40:33 por Arturito
"Seguramente los dos instantes más altos de la cultura humana son, como se ha visto muy pronto, y a los que el profesor Steiner dedicó una, yo creo que inquietante reflexión hace unos años, los dos instantes de espera de la muerte de Jesús y Sócrates. Obligan, o han obligado al menos a los hombres durante veinte siglos, a reflexiones sobre sí mismos y sobre el rumbo de la Historia que todavía podrían salvarnos del descendimiento a lo oscuro en que parece decidido nuestro propio tiempo. Ahí están esos dos instantes reclamando un espacio de pensar que es el único en el que la verdad puede hacer su presencia.

Pero importante e inquietador es también el sentido de la presencia de los dos gallos que aparecen en la narración de esos momentos: el gallo que Sócrates ofrece al dios Esculapio pidiéndole la cura de la estupidez humana, y el que avisa de la traición de Pedro.. Porque a estas alturas, si algo está claro eso es que lo hemos traicionado todo, y como si la estupidez humana hubiese ampliado su parte en nuestro mismo modo de ser hombres, que ya no les importa conocerse a sí mismos, y comprobar que sólo son hombres, sino que se mueven en una constante hubrys o desmesura y delirio de dioses.

Ahora los gallos callan, como si ya no fuera a haber ninguna mañana para el mundo; ni a éste le importase o hasta le alegrase que no hubiese. Extraño mundo el nuestro, viviendo su noche entre los focos de los lagers o los interrogatorios, y el complaciente cacareo de la desesperanza."

José Jiménez Lozano.

_________________

Creo que el llamado Visconti va a verte pronto. Si me es posible, le acompañaré. Cuídate mucho.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 03/09/2008 13:45:27 por McMurphy
Queridos amigos,

La idea de referirme a este libro de memorias es simplemente la de reflejar un punto de vista diferente al de la versión oficial de la historia reciente de España atrapada bajo el concepto Memoria.

No me gustan las versiones cerradas de los acontecimientos por el uso y las implicaciones que pueden tener desde el Poder. En este caso, creo que más allá de la actuación e ideas del protagonista, es interesante la descripción de un proceso de cambio político que se efectúa por los dirigentes y las élites del sistema que se pretende derrumbar. Es decir, un cambio que se efectúa desde dentro y desde arriba provocando la autodisolución de un régimen.

Este proceso se vende en el mercado público como una labor efectuada por “El Pueblo” –ese mito – al cual, pienso, se le hace artificialmente protagonista, responsable y legitimador de las nuevas clases dirigentes.

Todo es discutible, pero me pareció interesante como testimonio de gente que está marginada políticamente pero que tienen derecho a su opinión y a su protagonismo y considero injusto la etiqueta de “fascistas cavernarios” y criminales.

Por cierto, hablando de otra cosa, Sir Arthur menciona a Jiménez Lozano, recomiendo vivamente su libro “Agua de Noria” que acabo de terminar. Lo comentaremos también si alguno lo ha leído.

Sir Arthur, vas a venir a visitar a este pobre enfermo? Sería un gran honor indeed. Una gran alegría.

Abrazos

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 03/09/2008 18:30:07 por Carabela
Hola querido McMurphy: ¡cuanto me alegro de verte por aqui! yo no se como te encuentras de salud,pero juzgando por tu articulo y comentarios ...estas estupendamente,me encanta poder leerte y veo que los aires de España y ¿mimos maternos? te estan sentando de maravilla.

Un beso y hasta pronto big guy.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 05/09/2008 02:15:28 por ecano
Querido y entrañable amigo McMurphy, nada es comparable a la alegría de ver al amigo repuesto y, tal como te leo me parece que lo estás por completo.

No se si algún día tendré la suerte de poder darte un abrazo personalmente, en esa ilusión vivo.

Utrera Molina es un hombre de honor de lo que hoy por desgracia no hay. Fiel a su juramento, honesto, que dice verdades y ha seguido siendo fiel porque como me ha ocurrido a mí, nadie nos puede liberar de un juramento hecho ante Dios. Quizá sea eso lo que nos diferencia de los perjuros que tanto abundaron en la transición.

Le pido a Dios, que sigas mejorando hasta tu total restablecimiento.

Un fuerte abrazo querido amigo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 06/09/2008 23:06:22 por Visconti

Por varios lados me han llegado recomendaciones para leer este libro de Utrera. Yo conozco personalmente al autor y no habrá en estos pagos doce más íntegros que él.

Compraré el libro.

¿Está vuesa caridad de buen ver la tarde del jueves?



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/09/2008 12:23:58 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
¿Cómo va esa recuperación,Mc?.¡Venga,adelante con los faroles,que la procesión ha de salir!.
Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/09/2008 19:32:14 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Amigo Mc:
¿Qué tal va esa recuperación?.No te olvidamos,ni a ti ni a ninguno de los "heridos en combate" de nuestras páginas.
Cuídate mucho y ánimo.
Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: