Monday, 9 February 2009

08/05/2007 14:07:28 GOYA, FANTASMAS Y VIVIDORES

Ayer me llamaron unos amigos isleños aficionados al cine porque habían visto en la cartelera una película que podía interesarme. El título era “Goya’s ghosts” (los fantasmas de Goya) y estaba dirigida por Milos Forman, producción española, escrita por Jean-Claude Carriére y protagonizada por Javier Bardem.



Yo no conocía la película pero con esos datos y sin ningún afán de prejuzgar, me hice una idea de lo que posiblemente iríamos a ver. Forman no ha hecho una buena desde Valmont, aquel film que desgraciadamente fue ignorado al coincidir con el estreno de “Las amistades peligrosas”, contando la misma historia. Carriére era colaborador de Buñuel y muy anticlerical. Y de la producción española y los Bardem ya sabemos bastante. En todo caso, la película se supone que hablaría de Goya y sus fantasmas, es decir, de su mundo interior, de su creatividad artística. En fin, de las obsesiones que rodean a un genio y más en el marco de la Guerra de la Independencia (“The Peninsular war” para mis amigos isleños).



Sin entrar en muchos detalles, porque sería perder el tiempo, y sin hacer un chiste fácil, es una película donde Goya no pinta nada. La primera hora no es más que un documental sobre las brutalidades de de la Iglesia Católica que controla el país por la Inquisición, y cuyos miembros de la organización son seres sádicos, ebrios de poder, amantes de la tortura y sostenidos por un pueblo temeroso, embrutecido y supersticioso. Se dan unas pinceladas a la monarquía española sin profundizar en ningún aspecto y Goya pulula por el escenario como un ánima en pena servidor del gran protagonista, Bardem. La segunda parte comienza con la entrada de los franceses y termina con la rúbrica final del “Vivan las caenas” (sin subtítulos, sin traducción. Se lo tuve que explicar a mis amigos luego) con unos cuantos niños que cantan una nana cruel entre cadáveres que vienen del garrote vil.



Personalmente he tenido la impresión de ver una película de propaganda. La nueva propaganda que se basa en la destrucción sistemática y totalitaria del pasado sin dejar sitio a la duda, al pensamiento, al contexto histórico. Las técnicas siempre son las mismas: se elige una excusa atractiva como tema (Goya en este caso) y se manipula para desarrollar por medio del arquetipo y la frase hecha los temas que nos ocupan, saltando hábilmente de la anécdota a la categoría pasando por la frivolidad y el tópico fácil. Todos los personajes se caricaturizan y a partir de ahí se eligen las víctimas.

Si hay que ver propaganda, no nos engañemos, lo hace mucho mejor Leni Riefenstahl o Kalatozishvili, por lo menos tenían un altísimo talento y no engañaban con sus intenciones.



Y es volver a lo de siempre. La nueva clase dirigente española, sea política o “cultural” ha hecho de la leyenda negra su fuente de legitimidad y de ingresos. Tan grave es mitificar la historia haciendo del presente parada obligada de los nuevos líderes como destruirla y llenarla de abusos e injusticias. Al final la idea es la misma, la justificación hacia el pueblo de porqué estamos aquí y que, hagamos lo que hagamos venimos del fango histórico y es allí donde hay que echar la maldición.



Flaco favor a la inteligencia están haciendo estos fanáticos cuando del fango de los cadáveres quieren construir su reino. Se está convirtiendo la historia en un cuento de buenos y malos o en mitología.

Las consecuencias las estamos viendo.



Mis amigos no se enteraron de nada y hubo una larga tertulia después entre Guinness y camaradería. Yo estaba ciertamente muy cabreado.



Respecto al señor Forman, que quiere que le diga, que descanse a ver si recupera creatividad. Yo mientras tanto volveré a visitar a mi gran amiga Mildred Ratched.

Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 08/05/2007 14:15:08 por CGM
Url: http://blogs.libertaddigital.com/CGM/
No he visto la película ya que a Bardem no le doy ni un duro y Forman no me gusta, por tanto no puedo opinar sobre ella, pero me parece interesante lo que comentas sobre la "progresía" denigrando todo lo español, ese odio a la historia de España que no sea la del 31 al 36, excepto el 34-35 ¡claro!. Pero lo peor no es ese odio, lo grave es la tergiversación de esa historia que, al extenderse hacia otros países, nos hace quedar como unos verdaderos salvajes, perjudicando, incluso, a esos cretinos "progres".
Una vez mas se demuestra que la batalla cultural es la que hay que dary ganar, a esa izquierda cutre y rencorosa.
Un saludo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/05/2007 16:07:43 por McMurphy
Si algo de bueno tiene esta época es que nos está espabilando para volver a las fuentes históricas y hacer un esfuerzo por saber de donde venimos y qué es lo que ha pasado.
La progresía vive del eslogan que nutre el pensamiento totalitario: TODOS los curas eran inquisidores, TODO el poder se utilizó para oprimir al pueblo., TODO… El convertir algo tan complejo como la Historia en un cuento infantil de buenos y malos (Malos: Imperio Español, los poderosos, las estructuras…) para a partir de ahí hacer nuestra nueva historia con caracteres mitológicos (Comunidades “históricas”, lo que pudo haber sido pero no fue debido a la opresión…) para darnos legitimidad del presente y conducirnos a la Utopía (felicidad efervescente sin fundamento) es el truco de nuestra época. La Internacional lo expresa bien: “Del pasado hay que hacer añicos…”
Tienes razón, CGM, la batalla de la cultura que hemos hablado otras veces es la que hay que ganar y a partir de ahí persuadir con la verdad.

Un saludo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/05/2007 16:26:13 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Agradezco tu felicitación. Ni he visto la película ni la veré. Ninguna en la que actuen los titiriteros e "intelectuales progres". Si quiero pasar malos ratos hago declaraciones de Hacienda como divertimento...
Dices bien en lo de querer construir sobre muertos. Diría que su táctica es dinamitar todo y luego ya veremos si hacemos algo. No he visto jamás pensamiento más aberrante.
Fíjate por ejemplo en USA. Se independizó de Inglaterra,luchó,murió gente. Pero conserva costumbres,tradiciones,leyes,influencias británicas,irlandesas,francesas,hasta españolas.
¿Que nueva sociedad ha descubierto este iluminado?. ¿Quien se cree que es?. Y lo peor es que hay gente que no sólo le sigue,sino que ni cuestiona los hechos ni las palabras.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/05/2007 17:01:14 por Cualquie
Siempre hacen igual, Mac, me acuerdo de una serie que echaron sobre Severo Ochoa, que se fue de España cuando estalló la guerra y tuvo dificultades para salir porque los rojos no le dejaban. Se exilió a Estados Unidos, al país del capitlismo, y todavía le querían pintar como a una especie de proletario.
Un fuerte abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/05/2007 17:03:27 por Cualquie
Muchas gracias, Mac, acabo de ver el comentario ahora.
Otro abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/05/2007 19:28:33 por Visconti

A mí Mr. Milos me gusta mucho y Bardem también.

Pero la pelicula es una puta mierda.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 08/05/2007 20:40:20 por Arturito
El avanzadísimo Freud de la interpretación de los sueños sabía “como a priori” qué tenía que leerse en ellos, y se creía asistido de una razón infalible, zapateresca, para justificar su teoría; esta seguridad autoritaria e impositiva en materia doctrinal y aun lexical sí que es parecida a la intolerancia, incluso en el lenguaje empleado, de feministas, socialistas y laicistas militantes, o de sus adversarios… ¿Fue eso “el mal del siglo”? ¡Y lo malo es que el siglo se ha acabado ya, pequeñines!

El libérrimo y desamparado enfrentase del hombre, de cada hombre, incluido aquí nuestro Zerolo, a la realidad, y determinar qué sea, en qué consista principalmente y cómo sea, cuáles sean sus límites, su naturaleza y su poder condicionante de todo cuanto hay, se halla fuera de toda potestad, magisterio artístico o poder político y sólo depende del modo de hallarse en realidad y de “estar en el mundo” muy en concreto de ese pequeño hombre, o de cada generación, grupo social, pueblo, etc.

Por ejemplo, a un obrero “regularizado” a los cincuenta y dos quizá no resulte fácil explicarle que la realidad primordial pudiera ser un padre providente, o a un pijazo del Upper West Side neoyorquino, bien instalado y con 200 tipos de café y 600 de cerveza a la vuelta de la esquina, que el riesgo o el “arrojamiento”, o sea, el estado de hallarse caído e indefenso en un mundo hostil sea la manifestación más genuina y básica de la realidad humana. Y con estos resentidos, pues igual, pero el siglo XXIº los va a pillar con el paso cambiando.

(Recomendable leer a Jean Dumont: "La iglesia ante el reto de la Hª)



--------------------------------------------------------------------------------

No comments: