Monday, 9 February 2009

09/02/2007 12:22:47 EL ORGASMO COMO EVASION Y PILAR NECESARIO DEL SISTEMA

Como hoy es viernes y ya nos vamos conociendo, creo es hora de que empecemos a tocar temas serios.

En estos foros tratamos de analizar desde diferentes puntos de vista la situación penosa que nos ha tocado vivir y, casi siempre, concentrándonos en nuestra desgracia domestica que representa tan magníficamente Zapo y sus amigos.
Pero sabemos que ZP como otros personajes de su calaña, como otras flores raras, no son más que meros productos culturales y coyunturales crecidos a la luz, o bien debido a la ausencia de luz que caracteriza a esta época de la historia. Son mero producto de invernadero improvisado, sin raíces que beban de lo eterno.

Venimos denunciando que, en el fondo, el plan formidable que se cierne sobre esta etapa histórica no es más que la creación de una nueva idea totalitaria en forma de atajo que, destruyendo una civilización, nos una el Paganismo con la Utopía. El Paganismo, con los mitos del “buen salvaje” redime al hombre de pesos innecesarios (sea pecado original, sea sentimiento de culpa, responsabilidad al fin y al cabo), se le promete la Utopía en este valle, que ya no es de lágrimas y se le tiene zascandileando en esta existencia con sonrisa boba creyendo que es totalmente libre porque ha sido liberado y su futuro se promete efervescente (“the umbereable lightness of being”)

Evidentemente para aceptar esta farsa hacen un par de inocentes premisas:

- Cerrar las puertas a cualquier tipo de trascendencia, Fe, creencia práctica en la eternidad que despiste al personal y se le escape del control de los poderes del mundo. El sistema nervioso se debe de concentrar en lo inmediato y ningún sentimiento debe de nutrirse más allá de las fronteras sensoriales.
- Como consecuencia, fomentar el producto estrella que represente la apología del placer en esta “new age”, es decir: el sexo. El orgasmo como límite sentimental del hombre de hoy. Límite alto, apetecible y asequible para todos.

Hace unos años se produjo el cambio fonético y sutilísimo del “seso” al “sexo”. La pronunciación cambió de la noche a la mañana cuando la s civil y provinciana se transformó a través de un estriptis voluptuoso en la x cosmopolita, sensual y perturbadora. Cambiamos los paladares para pronunciarlo mejor y abrimos las compuertas al torrente de flujos que venían portados por los apóstoles del amor libre, los hippies, los gerifaltes del buen rollo, los ayatolás del “libérate!”…

Conviene aclarar un punto muy obvio y estúpido, pero necesario: el sexo ha existido siempre, como la cultura, como la justicia, como la dignidad. No crean, sobre todo las jóvenes generaciones de la LOE, que es un invento ni una creación del estado progresista que viene a liberarnos a través del acceso directo al famoso “Imperio de los Sentidos”. Sabemos que la izquierda se lo apropia todo mientras que lo único que hacen es reinterpretar conceptos eternos en clave doméstica, desnudando el lenguaje de matices sagrados y fijos y por tanto haciéndolo manipulable, fácil…falso.

Volviendo al argumento, recordemos a Pasolini, cuando ya en los 60 refiriéndose a la nuevas corrientes en que se incluía la mítica revolución sexual decía: “Un edonismo neo-laico, ciecamente dimentico di ogni valore umanistico e ciecamente estraneo alle scienze umane”

Es decir, que si la revolución francesa nos trastornó el intelecto tratando de hacer injertos razonables en los hemisferios cerebrales por Madame Guillotina, la revolución sexual nos ha hundido definitivamente en las arenas movedizas del gemido y la pasión “encondonada”.

Porque de una forma sutil y muy inteligente (o listilla) se ha transformado la creación del cuerpo del otro, la comunicación íntima en sus dos vertientes, sea como creación de vida o como exploración lírica del cuerpo… “ebrio de trementina y largos besos”, en mera descarga de fluidos por dos sujetos embrutecidos.

Naturalmente se dirá que esto es personal, pero no estoy hablando aquí de actitudes personales, sino de la actitud oficial, las modas, la corriente guay liberadora que fomenta un sexo ciego, deshumanizado, generador de orgasmos facilones y sentimentalmente mudo.

El sexo como está planteado, vendido y mostrado, simplemente entretiene y despista, evade. Utiliza al otro para satisfacción propia creando dos caníbales en celo que ni siquiera tienen hambre. Y creo que coincidiremos en que si hay algo más triste que la soledad de dos en compañía es la soledad del sexo ciego, sin más punto en común que el contacto de pieles que sirven como plataformas para calentar la imaginación con infidelidades y monstruos.

El fenómeno “tanga” puede caricaturizar esta idea.

“… sin apenas haber percibido el color exacto de tus pupilas, me llamó la atención el tanga fucsia que revoloteaba en el crepúsculo de tu bajo ser… y el color me deslumbro tanto que me dejó daltónico para apreciar el torrente azulado que recorre tu sonrisa cuando trataba de mostrar un atisbo de tu alma… (MM)



Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 09/02/2007 12:52:42 por procura
Clarividente, sensual y apasionado post, amgio mío. El imperio de los sentidos se impone ciegamente en todos los sectores. Uno de los trabajos más antiguos es el de prostitutas, mujeres de dudosa reputación que daban placer a quién no tuviera ocasión a cambio de unas monedas.
El sexo ha existido siempre, antiguo como la humanidad, y el placer inherente a él, va en nuestra naturaleza, como necesario, vital y reconfortante.
Un fuerte abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 12:57:10 por vistaspa
Si amigo Mac, 'La insoportable levedad del ser', es el problema central sobre el que se conjugan todas nuestras desgracias, yo lo llamaria de otra forma, 'la no asunción de lo adulto', la FE sola no vale amigo mio como resolución del problema, muchos de mis articulos pasados de una u otra forma giran en torno a esto y como buscar una solución, ese 'pesar consustancial' se ha demostrado resistente a la FE durante toda nuestra historia, ahora por fin estamos en condiciones con la FE y la CIENCIA de librarnos del pesar eterno, porque la CIENCIA en último extremo reforzará la FE y veremos ejemplos grandiosos que a la postre seran remedos de lo que predico Jesus en su dia. Aun queda un largo camino. Un abrazo Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 13:03:51 por McMurphy
Gracias Procura, la gestión de los sentidos cerrando las puertas a la trascendencia es la base de este juego.
Mientras sigamos pensando que no es posible sentir mas allá del orgasmo estamos, y permíteme la expresión, simplemente jodidos.
Un abrazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 13:08:49 por Roge
Estimado McMurphy,

interesante el tema del sexo.

Podría ser que esta concepción del sexo que bien retratas, sea una reacción a la anterior concepción del mismo, y en la que la Iglesia tuvo una, por no decir toda, gran responsabilidad.

Quizá sea tan absurdo sacralizar el sexo, como banalizarlo.

Personalmente creo que hay suficientes razones lógicas y de salud emocional como para abogar por una cierta regulación y capacidad de control por parte del individuo de sus conductas sexuales, y todo ello sin tener que recurrir a razones y motivos religiosos, basados en un supuesto amor espiritual y en una moralidad.

Es un poco como la prohibición religiosa de no comer carne de cerdo, útil en su época puesto que no se conocía la triquinosis, pero absurda después cuando la ciencia intervino. Es decir, no hay nada intrínsicamente nocivo en comer carne de cerdo.

La cuestión estriba en si el sexo, llamémosle libre, es intrínsecamente nocivo o pecaminoso moralmente.

Bueno, recibe un abrazo,

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 13:10:53 por McMurphy
Hola Vista,
No quiero que mis artículos desprendan que simplemente abogo por la Fe, lo trascendente, la visión alta y abstracta como solución para el futuro.
Al contrario, eso es el mero punto de vista, la actitud que nos debe de llevar a construir lo práctico y llenarlo de contenido. Quizá pienses (yo también lo haría, by the way) que no pongo mucha atención en lo práctico, pero eso es simplemente un asunto de estilo. Yo utilizo el blog para todo, pero quizá el lirismo haya sido más protagonista en detrimento de escribir sobre cosas más prácticas (yo soy economista pero nunca escribo de mi profesión, por ejemplo). Por cierto, el libro de Kindera es magnifico.
Un abrazo, amigo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 13:31:23 por vistaspa
Amigo Mac, visita esta web:
http://vistaspain.freehostia.com/
aqui estan todos los articulos mios que no leiste porque se publicaron antes que tu publicases aqui, hay varios que ilustran lo que te expuse:
En 'Ciencia y ensayo' encontraras:
Evolución y revolución, Dios y la ciencia, la desintegración del vacio, la zona muerta, Evolución frente a creación, nada es lo que parece, depredadores sociales. Los post estan crudos no cocinados, ya sabes the raw and the cooked, osea tienen sus consabidas faltas ortograficas, espero que saques algo en claro, un abrazo Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 13:53:54 por Veedor
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Veedor/
En este tema creo que la anorexia es peligrosa.
Si no se come este alimento nos come. Evitarlo va contra natura y así, el alimento no comido se venga haciendo la digestión en el cerebro que, aunque no la parezca, no es su sitio.
Aún peor es la bulimia porque rompe, a golpe de exceso, lo que deseamos. El comer, perdido el paladar, se convierte en algo sin sentido, un trabajo que se realiza con mucho sudor y en el que los enfrentados suelen acabar "corridos" (*).
Ni permitir que el óxido y las telarañas nos invadan, ni romper con el exceso la industria divina.
Difícil equilibrio.

(*) "Corrido": Engañado en Castellano antiguo.

Saludos esteparios.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 14:36:40 por vistaspa
Mac se abre una ventana que solo pone vistaspain y esta ventana a su vez abre una ventana popup a pantalla completa, mira tu navegador o firewall para que permita abrir ventanas popup emergentes.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 16:01:00 por McMurphy
Gran Estepario,
Extraordinaria comparación me regalas con tu habitual ingenio. Eres grande.
La digestión en el cerebro es un punto tremendamente acertado.
Y es que es verdad, amigo, es un tema de control, de apetito, de degustación, de educación, de creación, de sensibilidad, de mucha sensibilidad… es decir, de inteligencia y vida.
Lo lamentable es que de algo tan sublime se haga una nada inapetente y evasiva.
Un abrazo Estepario.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 17:51:51 por McMurphy
Hola Roge, te eché en falta en estos días anteriores.

Veo que el tema te atrae, a mi también.
Es posible que la revolución sexual sea motivada por el contraste de una supuesta represión religiosa sobre el tema. Sea así o no, yo creo que la historia evoluciona muchas veces con excesos de un lado y del otro y nosotros tenemos que analizarlo desde la situación que nos ha tocado vivir.

Y la cuestión, yo creo, y como aproximación general es que el sexo como comunicación con el otro, sea para generar vida, sea como placer mutuo enfocado hacia la unión… es válido y moral.
Y eso me parece que no puede funcionar en amores de comuna, “libres” o promiscuos, sino para una sola persona.

Por otro lado, el sexo como utilización del otro para propio goce, o simplemente como evasión me parece nocivo y desequilibrante.
Seguimos...

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 18:17:39 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Además de felicitarte por tu estupendo artículo creo que das en los puntos claves.
¿Como podemos desmontar la sociedad del "otro"?,pues ofreciendo como absolutamente bueno e inocuo lo contrario,ni siquiera eso,ofreciendo una parte de la vida como contrario.
La respuesta que te da Veedor me parece magnifica: lo poco espanta y lo mucho atonta...
La negación de un sistema de vida como la sociedad más o menos cristiana es simplemente de estúpidos,como negar la sociedad de Guinea-Papúa,salvando la diferencia..por eso pongo este ejemplo.
Nada es despreciable,porque todo tiene su valor. Las tablas rasas no se si sirven para mucho..
Han utilizado el sexo creyéndose que descubrían la piedra filosofal, cuando el sexo,la sexualidad,la erótica y todo lo relativo a la vida y reproducción está incluido en el ser humano.
Considero que la vida dará un portazo alegre a muchas de estas teorías,eso sí,antes habrán fastidiado a más de uno.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 18:53:31 por Arturito

Macmurphy, quien seas, el mayor gesto de respeto es no sorprenderse por los mértios ajenos, y evidentemente tú habrás leído lo tuyo y no sólo de economía o matemáticas, pero es ejemplar tu capacidad para asimilar lo que lees. Supongo que en tu línea de trabajo hay que ser competitivo... o quizá hablas desde la pura intuición, en tal caso más desconcertado todavía.

Pasando del "working hard" al "playing hard" y enlazando con el post anterior,recuerdo que cuando yo vivía en la tierra blanca que defrauda la confianza - te hablo de mi pasado antisistema - solíamos organizar las fiestas en inmuebles deshabitados, intercambiadores del transporte público, viviendas de mujeres de mediana edad, perreras...no limits... lo cual indica que los canapés tienen un valor marginal decreciente y que si la fiesta acaba en una casa, siempre en la misma, el mérito suele ser del anfitrión.

La verdad, así con "V" mayúscula, nunca sabes si acudirá, o quizá ya se ha ido, pues "el mundo no tienen hogar...y por eso todos lo desprecian", como afirma la sabiduría búdica...lo cierto es que una realidad llama a otra realidad, o que todo está relacionado con todo, como escribió Fulano, así que habla de lo que te dé la gana, que tus lectores entenderemos lo que nos dé la real gana. Y ahora seguirían tres páginas cogiendo el rábano por el rábano, pues me va a dar pereza.

Un saludo, (Ironía ON)y puedes borrar este comentario - hombres ejemplares te han precedido en esa práctica - si te molesta que te vean como el chico estrella, cosa que dudo. (Ironía OFF)



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/02/2007 20:12:20 por Roge
Estimado McMurphy,

yo he sido educado en los mismos principios que tu relatas. No obstante, y como bien dices, conviene analizar el tema desde la situación que nos ha tocado vivir.

Los puntos que me parecen claves en lo que mencionas serían:

1.- "no puede funcionar en amores de comuna, “libres” o promiscuos, sino para una sola persona"

2.- "como utilización del otro para propio goce, o simplemente como evasión me parece nocivo y desequilibrante"

Yo intentaría desvincular los posibles efectos negativos de cierto uso del sexo, de si ese uso en si mismo es moralmente malo, y esto por intentar acotar la orientación cristiana sobre el tema que es lo que me parece interesante del mismo.

Dicho de otra manera, ¿por qué nuestra religión (y otras) prohibe la sexualidad fuera de ciertas condiciones relacionadas con la procreación o con el AMOR a una única pareja?,AMOR con mayúsculas por sus conexiones a un Amor divino.

Bueno, un abrazo,

Roge



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 10/02/2007 00:25:06 por Arturito
La demasía en la ingestión de alimentos o bebercio sólo es grave si perjudica la salud o si su valor económico hiciese falta para satisfacer necesidades inmediatas de otros…

En el sexo, no opino que el gusto sea ya causa de mal por sí mismo - esa fue, al parecer, una idea bastante peregrina de los estoicos pre-cristianos, que luego entró de contrabando en la ética cristiana - sino que la gravedad de los excesos sexuales radica por lo menos en la ausencia de derecho y en el modo de tratar al otro/a como objeto, sin su consentimiento, de modo que se le perjudica de algún modo (siquiera por escándalo),o cuando la adicción a la masturbación o a los videos porno – consumidos uno detrás de otro, en las guardias de ciertos retenes de urgencia -lleva a anularse y a no estudiar ni trabajar adecuadamente

Dejar el deber por el placer, y el deber que redunda en el propio futuro o en las necesidades de los demás, pues desde luego parece destructivo, al menos para los otros. Cuando menos es irracional. Y convertir a los otros u otras, mediante seducción, por ejemplo, en un medio de satisfacción de las propias tendencias sexuales puede ser perturbador. Hay quien no puede dejar que pase por su vida persona alguna sin tratar de seducirla; eso es una etapa de la vida que se pasa en la juventud… o quizá más tarde si tuviste una juventud frustrada desde el punto de vista social, pero como proyecto existencial cualquiera ve que es bastante negativo, lo ve hasta el interesado.

No digo que el placer no sea placentero, ni que sea malo; digo, siguiendo con las perogrulladas, que indudablemente agrada pero que, además, se adhiere a la voluntad, polariza la atención en torno a sí y termina endureciendo a uno para sentir las necesidades ajenas, actuando así contra la solidaridad debida. Ése es su mayor riesgo.

Está bien correrla de joven, igual que tampoco se critica excesivamente la inusitada beatería de ciertos vejestorios, pero si una persona da rienda suelta a sus impulsos hedonistas durante una temporadita, corre riesgo cierto de acabar estrechando su campo de intereses, desarrollando conductas recesivas en el campo interacción social y, en definitiva, riesgo de terminar enclaustrada en su subjetividad: exiliada del mundo real, y arrojada al planetoide de las fantasías. Y eso, vivir de fantasías, es incompatible con el bien.

¡Y, sin embargo, desde los años 1960 se viene diciendo que lo que hay que hacer es liberarse, ser uno mismo, en el sentido de no limitar la prepotencia ni el capricho..! Esa total y gilipollesca “desrepresión” marcusiana, entendida como rechazo de toda pauta común, a más de inviable, es nociva e impide además la maduración y el logro de la identidad, la confianza mutua y hasta la convivencia social o la producción y la gestión efectiva de los asuntos comunes.

La mayoría de las irregularidades, negligencias y desaciertos en la sanidad – alas, la sanidad - la economía, los transportes…son consecuencia de esta especie de regresión inmadura provocada por la desmodulación lúdica de las conductas. Hemos ha venido viviendo en una sociedad de gente a medio hacer, por no decir deshecha y de ahí convertida muchas veces en desechos.

Y la causa es que la “liberación” generalizada y amorfa, el tiernogalvanizarse a la búsqueda del “orgasmo perfecto” (W. Reich), origina personalidades incongruentes, blandas, incapaces de atención a algo que no sea su ombligo - o el ajeno, yummy – y, sobre todo, excesivamente pasivas y egocéntricas, prisioneras de su propia burbuja fantástica y narcisista; todo ello fomentado por la ingestión de sustancias que provocan el reblandecimiento de la personalidad, la flotación mental (semi)permanente y la relajación de los esquemas lógicos, eso ya de por vida. La vida NO era eso y me perdonen el moralismo, más bien eufemismo, pues hablo de lo que conozco muy directamente. Todavía seguiremos padeciendo las consecuencias un tiempecito, pero dado que la sociedad española está cambiando ya de ciclo cultural - para empezar en un par de añitos van a echar millón y medio de personas al paro y sólo en el sector de la construcción -, habrá que serenarse un poquitín: “dry sorrow dries our blood”, como escribió Fulano.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 11/02/2007 13:12:15 por Arturito
"Drinks", y no "dries". Después de las 22:00 ya no hilo muy fino. Apologies.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 11/02/2007 22:06:35 por Arturito
En lo concerniente a la verdad y dignidad humanas, es mejor adoptar posturas netas porque de lo contrario se acaba por estar siempre al servicio de las fuerzas en presencia. No es necesario perder el culo ante los poderes de este mundo: “Bienvenido a mi humilde morada, err…quería decir, la suya, la suya de usted, usted ya me entiende. ¿Un quesito?”, sino que la actitud ética exige hoy algo tan poco frecuente que llega a ser insólito: ponerse del lado de la verdad y la debilidad. Como el Dr. House, chavales.

Muchas culturas de todo el mundo repitieron que el exiliado, el fugitivo, el marginado, el engañado, el ignorante, el enfermo, es realmente el más débil y por eso incitaban a las personas de bien a que fuesen hospitalarias con ellos; hospitalidad que consiste en tratar como propio al extraño, en vez de considerar como extraño al propio …o hasta a uno mismo…

Y hemos llegado nosotros - el @#!! “Final de la Historia”, dicen – y hemos creado, al decir de Fulano y Mengano – estos no eran budistas – “un mundo sin hogar”, una sociedad inhóspita, en la que lo homogéneo e intercambiable ha desplazado a lo insustituíble y único.

Inhóspito es lo desentrañado, lo desencarnado, allí donde se da la extrañeza.

En muchos parajes de la sociedad no es que se trate mal a nadie: es que se trata a TODOS - incluso a los que allí trabajan - como ajenos, lo cual constituye una neutra y fría forma de injusticia porque ninguna persona, ni la más miserable, merece ser tratada como una cosa, un error desdeñable o un término que no es necesario integrar; ni tampoco como un caso, como una ejemplificación de una regla general que es lo que realmente preocupa. Las diez y diez. Luego me arrepentiré de esto.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/02/2007 13:00:38 por McMurphy
Hola amigos,

El tema da para mucho y se puede enfocar desde muchos puntos de vista. Remitiéndome al artículo y a vuestros comentarios podríamos concentrarnos tanto en el concepto de sexualidad como en su vertiente “placentera” , es decir la gestión del placer.

Opciones:
- Placer: Identificación con la felicidad (hedonismo).
- Placer: Herramienta de evasión de la realidad.
- Entender el placer sexual como resultado secundario de la sexualidad. Es decir, lo importante de la sexualidad no es el placer físico que reporta sino su proyección hacia la procreación o exploración del otro a nivel íntimo (como consecuencia hay placer)

La época actual es hedonista, agnóstica y por tanto materialista (entre otras cosas desagradables). Solo podemos identificar el hedonismo con la felicidad si obviamos la dimensión trascendente, es decir si entendemos la vida como los famosos “cuatro días…” y después no hay nada. (No quiero decir que todos los agnósticos o ateos sean hedonistas, pero que si funciona al contrario.)

El sexo y el orgasmo significan el summun del placer sensorial. Otros placeres en esta línea serían las drogas y por supuesto el dinero, la gran puerta que nos hace acceder al placer de los sentidos.

Pero sabemos que la idea del hombre completo que viene dada principalmente por las religiones ensancha la naturaleza de éste definiendo su dimensión trascendente, es decir se trata que el animal con aspiraciones divinas trascienda de sí mismo para llegar a "niveles de entendimiento" superior. Ese entendimiento no es intelectual y enlaza con la sensacion de plenitud (felicidad percibida no fisicamente) sino que se basa en la praxis amorosa, en la Fe y es asequible a todo el mundo (en principio).

Therefore, todas las herramientas de que dispone el hombre pueden ser potencialmente usadas para tal fin o hacia el otro. Es una cuestión de perspectiva. Desde el onanismo a la orgía nos encontramos con un uso limitado de algo que tiene potencial creador. El denominador común es la búsqueda de placer. En estos casos vemos que no hay preocupación por el otro, hay un autismo húmedo y cachondo que utiliza al otro, crea un placer de corto plazo y no aporta nada.

Por otro lado vemos que el uso de la sexualidad como creación o exploración/comunión con el otro nos saca del ensimismamiento para relacionarnos a niveles íntimos. Desde este punto de vista no creo que sea posible el llamado amor libre porque no se atiende a la individualidad de cada persona sino a la autosatisfacción y búsqueda de sensaciones.
También podemos concluir que en este sentido la castidad tiene sentido porque supone la superación del placer físico para canalizarlo en la conciencia (to be discussed…)

En el fondo hablamos siempre de lo mismo, de la perspectiva física o metafísica. Sin trascendencia todos los actos son estériles.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/02/2007 18:41:32 por mami_ta
Hola Murphy.
A mi tampoco me van los refranes, pero de tanto oírlos los tengo grabados a fuego.
¿Cómo estás? ¿muy ocupado?
Escribes poco, y echamos de menos tus opiniones yla tertulia que se crea en torno a ellos.
Venga, mientras corres hacia el faro piensas en algo y lo pones esta noche.
Seguro que tienes alguna poesía pero que no la pones porque quieres perfilarla aún más. ¡Perfeccionista!
Besos.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/02/2007 23:15:21 por Roge
Estimado McMurphy,

las experiencias más comunicativas y místicas de unión sexual a otra persona suelen darse al inicio de las relaciones, es decir en fase de enamoramiento.
En parejas estables todo es más normal. No suele existir esa trascendencia de la que habla la religión cristiana.
Realmente es hermoso decidir tener un hijo con tu pareja, pero no toda pareja estable toma esa decisión conscientemente.

Por otra parte hay religiones como ciertas corrientes del hinduismo (batki yoga por ejemplo) que sacralizan la comida. EL cocinero no puede probarla mientras la elabora, todo se ofrece a Krishna, se recitan oraciones, se canta y se repiten mantras, amén de toda una parafernalia de símbolos con los alimentos y de prohibiciones y recomendaciones.

Cuando el ser humano usa su mente en algo, hace verdaderos estragos, lógicos, pero estragos al fin y al cabo.

¿Y si la sexualidad no fuese algo sagrado, diseñado para la comunicación trascendente con un otro?. ¿Y si sólo fuese un método reproductivo que lleva asociado placer y que por tanto conviene regular, pero no por motivos religiosos sino prácticos de manejo de consecuencias?.

El mundo laico actual opta por esa dimensión y quizás no estén equivocados. Creo que deberiamos comprender que lo laico puede tener algo que enseñarnos.
Si algo me entusiasma del Evangelio es que no da excesivas normas de comportamiento, eso vino después con los apóstoles.

En fín, recibe un abrazo y que nos quiten lo bailado.

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 13/02/2007 12:10:59 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
Gran McMurphy:
Está bien eso del sexo como "producto estrella"... Habitualmente se utiliza de forma empobrecida este espléndido canal que nos da Dios para ponernos en brevísimo contacto con el más allá. Durante el éxtasis es como si viésemos la eternidad por la cerradura de esta vida tras la que estamos encerrados.
¿Quién es MM?
Un fuerte abrazo, Mac

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: