Monday, 9 February 2009

09/10/2008 13:34:27 DE FRANK CAPRA Y OTROS AMIGOS

Leía esta mañana el artículo de nuestro compañero Alma sobre la película de Capra “Vive como quieras”. Pretendía insertar un comentario pero, como me iba extendiendo demasiado, he preferido dejarlo para publicarlo en mi blog.



Comenzaba mi reflexión haciendo una mención a una conversación reciente y muy agradable que tuve en la Meseta con nuestro amigo Alcides. Hacíamos los dos un repaso entusiasmado entre chuletillas y mesas-vacías-con-camarero-al-fondo sobre el fascinante mundo del cine. Debatíamos quitándonos la palabra sobre su historia, géneros, mujeres… hasta que nos detuvimos emocionados en el análisis de “Que bello es vivir”. Dejamos a medio camino entre el paladar y la tabla la rodaja de lomo y las viandas para concentrarnos con más reverencia si cabe en las escenas que mas nos gustaban y en el repaso de esos momentos que se nos quedaron en la memoria y en el lacrimal. Momentos que, como fantasmas de felicidad, se nos aparecen de cuando en cuando entre la oquedad de la interpretada realidad para aniñarnos la expresión y volver a parecernos de nuevo a aquel chaval que fuimos y que el mundo resabido trata de sepultar con ansia. Tras recordar diversas escenas llegamos a una conclusión obvia pero difícil de expresar (como todas las verdades obvias, naturalmente), y era que “después de ver una película de Capra nos sentimos mejores personas”.



Capra, como Ford y otros maestros Artistas (artistas de verdad), han sido directores muy menospreciados por aquellos sujetos que padecen esa enfermedad llamada “izquierda”. Ya saben, estos humanos cuya percepción de la realidad bajo-instintiva hace empaquetarla en conceptos para que, eliminando la difícil luz exterior, interpretarla en función de fáciles resentimientos interiores.



Capra y Ford se sitúan en otra dimensión al centrar su trabajo en dos ideas hoy ya perdidas: individuos y pureza. Dos acontecimientos ya engullidos ante la maquinaria materialista configuradora del mundo. Protagonistas que, ante un mundo podrido en sus estructuras donde el vicio se ha hecho regulador y moral, se revelan con valores sumamente extraños: valor, dignidad, independencia. Sujetos que en sus penurias no delegan sus penas en la “circunstancia” ni blasfeman al cielo en que no creen, sino que en sus creencias se refugian para sacar la cabeza, y con ella su Alma.



Así George Bailey (“It's a Wonderful Life”), hombre de sueños rotos en situación límite se enfrenta y vence a las finanzas corruptas y sus propias frustraciones por la revelación del amor y la ayuda. Así John Doe (“Meet John Doe”) se niega a ser una marioneta en manos de los listos corruptos de la inefable casta política de servidores públicos. Así James Stewart (que gran tío aparte de actor!!) se deja la vida leyendo la constitución en un parlamento de vividores y corruptos para vocalizar la verdad entre espasmos y escupirla sobre los prohombres de abrigo largo y voz engolada de mentira y corrupción. Así nos encontramos con la familia de “Vive como quieras”, un grupo de “fracasados” a los ojos del soberbio mundo que se unen para intentar desarrollar su vocación en una casa con sótano y facturas. Así, de desencanto en desencanto nos encaminamos a las colinas míticas y nevadas donde aparece el Shangai-la de los “lost horizon”, para descansar en un mundo limpio fuera de las garras de los hombres con vocación de “transformadores de la Realidad”.



Capra, en fin, habla de parias, de inocentes sin mas virtudes que su pureza y esfuerzo. Habla de hombres.



Se podrá decir que son arquetipos, estereotipos de sujetos imposibles. Posiblemente. Pero son ejemplos. Ejemplos de gente madura a los que el mundo no ha conseguido penetrar con su seductora “modernidad”, esa mezcla infame pseudo-intelectual y pseudos-sentimental manipuladora.



Esa mezcla fatal que con sus consecuencias de resabio, agotamiento y suciedad han conseguido atascar las vías desde donde pueden llegar un atisbo de vida: la dignidad personal y la búsqueda de la pureza.



Gracias Mr Capra. Gracias amigos.
Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 09/10/2008 13:54:54 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Está esto hoy de un nivelazo que se pagaría a gusto...
Con Rosalbus hemos repasado al alimón nuestra infancia de hijos de los años 50(¡yo al menos!),nuestros juegos e ilusiones,el amor de los padres,el calor de la familia,los olores de la comida...y ahora vienes tú,amigo Mc(¿cómo vas,campeón?)junto con Alcides,ambos dos palabras mayores de la descripción,sentimientos y pensamiento,a dar en el cine una lección de poso,de valores,de aquello que llevamos pegado a la piel,incrustado en ella. De esos ratos estupendos vividos con cine verdadero,sin ofender la inteligencia del que se sentaba a empaparse de ilusiones.
Valores,vida...ahora no vende,pero no importa.El jamón es jamón aquí y en Tombuctú.
Un abrazo,Mc.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/10/2008 14:51:49 por Alma
Hola, querido McMurphy:
Hacía tiempo que no leía uno de tus artículos y éste francamente (de Frank Capra) me ha encantado. Es que a mi esposa y a mí también nos gustan muchos sus películas y el cine en genral, así que supongo que esa conversación entre Acides y tú debió ser muy interesante. Algunas de las historias de Capra, vistas hoy, parecerían casi cursis, pero como tú dices nos hacen mejores personas. Enhorabuena por el artículo.
Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/10/2008 15:19:45 por arrope
Url: http://blogs.libertaddigital.com/arrope/
Hola Murphy:
¡Que buen rato habreis pasado!,me alegro.
Ayer estuve hablando por teléfono con Miguel Angel y me comentó lo de vuestra reunión, así como que te ha visto estupendamente y al contarme cómo eras me quedé asombrada de como nos puede equivocar nuestra imaginación, puesto que yo, cuando mandaste aquellas fotos de Irlanda donde se veía un castillo y un señor pasando, en casi todas ellas, pensé que eras tú, de tal manera que cada vez que te veía en los blogs, al que veía era a ese señor, y cada vez que he contestado a alguno de tus posts, me hacía la idea de que estaba hablando contigo, (él).
Creo que con tu post de hoy nos has vuelto a transportar, igual que el otro día Alma, a nuestros años mozos y eso es de mucho agradecer.
Tienes razón, capra hablaba de hombres normales, pero honestos y con una concepción muy especial del honor, eso ahora está tan "demode". Una pena.
Un abrazo y me alegro de que estés tan bien

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/10/2008 16:08:19 por Alcides
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Alcides/
Hola, amigo McMurphy. Nos alegra saber de ti.

Ante tan magnífica exposición, en un día espléndido, cálido y soleado, sólo me resta una apostilla:

¡Qué bello es compartir con personas que lo merecen!

Espero tu regreso (Calabuch también). La reunión está en marcha.

Y muchas gracias, Caminante.

Un fuerte abrazo, McMurphy

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/10/2008 16:57:51 por zzzz
Hola McMurphy,
buena película, donde la gente es buena con defectos, pero esencialmente buena. El mundo real es diferente.

En cuanto a los que imponen su utopía pasando por encima de todo y todos... nos tienen que tener enfrente.

Éste es el buen cine, no el que subvencionamos en España.
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 09/10/2008 19:06:34 por Arturito
La impresión que da es que la patulea progre-agnóstica eurábica se encuentra imbuída por un vago pero claro humanismo cristiano que le ofrece una base sólida y estabilizadora, que considera “racional” y “evidente” y en la que fundamenta sus “derechos humanos” (no menos “evidentes” aunque hayan costado unos milenios de “reflesiones” sapienciales y aun mensajes revelados, todavía mal asimilados por sus creyentes), adquirida en una infancia ya olvidada.

Y cuando esa base falta o se erosiona completamente, ya se ve en que quedan las motivaciones, los idearios filosóficos y cómo razona la masa ácrata u “okupa” granaína donde van a parar algunos de los desechos de tienta nacionales, y donde la urdimbre humana se empieza a transparentar en estado puro: te pueden quemar el autobús, sin mayores pretensiones de insurgencia redentora. Claro, no lo soportan ni ellos, y centenares se van convertiendo al Islam, que hay que sentar la cabeza.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 10/10/2008 20:50:47 por zzzz
Hola McMurphy,
sé que es un crimen que sea yo el que escriba un mini-relato, con el talento que tenéis otros, pero es bueno que en esta vida haya de todo :)

"La estupidez elevada a norma moral". Pues ahí lo has dicho todo. Algunos de los que nos gobiernan no distinguen lo bueno de lo malo, lo sensato de lo insensato, lo moral de lo inmoral. Pero todos se comportan como si tuviesen línea directa con los dioses (o con el Dios si se prefiere). Un poco de humildad y de sentido común son imprescindibles para gobernar. De lo contrario nos encontramos obedeciendo como monos las estupideces de los más burros.

No es problema tuyo lo de los blogs. Esta mañana yo no podía abrir la ventana de comentarios. No es que fuesen lentas, es que no se abrían. Confiemos en que pronto funcionen bien.
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: