Monday, 9 February 2009

12/01/2007 15:21:04 Inteletuales y tititiriteros: Las Rosas Del Sistema

Con motivo de la manifestación de marras, vemos de nuevo como las rosas orgánicas creadas en los invernaderos del sistema, siguen haciendo de las suyas y ganándose la subvención a pulso de insulto y exabrupto.

De entre los grupos de poder que más han ayudado al crecimiento y promoción de esta farsa nos encontramos con el autoproclamado lobby de ‘Artistas e Intelectuales’. Decimos autoproclamado porque tales sujetos no dudan en ningún momento en usurpar y recordarnos su ilustre condición. A cualquier persona decente le daría un poco de sonrojo llamarse a sí mismo intelectual, pero supongo que cuando alguno está ya suficiente y naturalmente ‘sonrojado’ todo se asume con naturalidad.

Estos usurpadores de la Ilustración, voz de la cultura Estatal, expresión estética de una época están adquiriendo de un tiempo a esta parte cada vez más protagonismo público. En los viejos tiempos, o no tan viejos, se limitaban a callar y a reír al recoger sus premios en Festivales como el de San Sebastián apenas después de la matanza de algún inocente. Entonces no se les ocurría ni vociferar ni dar premios para las viudas ni flores para los muertos.

Todo lo mal que se mueven estos individuos en la escena, lo mejoran con creces al recoger premios y mover pancartas. Son hábiles a la hora de manipular y forman la Propaganda y la Imagen más valiosa del Sistema. Pero cómo se han engendrado estas flores envenenadas, como han florecido en el abono del Sistema?
Se me ocurren generalmente tres fuentes valiosas de de fertilización apropiadas a cada edad:

Los más veteranos: Artistas que trabajaron (y triunfaron) en el régimen anterior. Son los líderes de la farsa. Con inusitada rapidez cruzaron la orilla del ‘páramo’ y se erigieron como líderes de la revuelta. Sus arrugas desvelan un rencor patológico y en cada entrevista tratan de demostrar lo mal que los pasaron en los años anteriores.

La mediana edad: Todo el reclutamiento singular que se hizo tras la fiesta de inauguración del Sistema: la mítica Movida. La orgía presentada por el maestro de ceremonias el Dr. Enrique Tierno (ya saben ‘a colocarse…’) y que se presentó al mundo como una revolución sociocultural, dejando un rastro de colgados por drogas, enfermos de SIDA, y biografías sin destino. Aquellos con organismo fuerte que resistieron el envite y pudieron seguir blasfemando tras el evento se hicieron acreedores de reverencia y modelo a seguir. Tienen ojeras negras, voz ronca y algunos, historial psiquiátrico y como hemos dicho, blasfeman mucho en público. Esto último es altamente apreciado por el Sistema.

Los alevines: Los Capullos del Sistema, los más jovencitos. Los nacidos a esta orilla de la historia y que han aprendido a odiar de oídas a partir de los magnos modelos anteriores. Son tecnócratas y listillos y muchos de ellos han hecho su vida de la subvención del pueblo. Desprecian al mercado (a las personas que libremente deciden si quieren pagar una entrada para ver su trabajo) porque no entienden su vena artística, pero no se cortan un pelo al exigir más subvenciones del Sistema para promocionar su obra que nadie entiende (al pueblo obligado a pagar la cuota o impuesto revolucionario vía impuestos).

Mucho me temo que muchos artistas de España han sido apartados o están siendo silenciados por no pertenecer a las anteriores vías de crecimiento o reclutamiento. Los arriba mencionados han usurpado el arte, como el Sistema ha usurpado la libertad. Son la consecuencia lógica de una época, las flores que han nacido del estiércol del rencor y del abono de la rabia.



Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 12/01/2007 15:37:59 por PabloMes
Url: http://blogs.libertaddigital.es//pablomes
Estimado mcMurphy, no creo que merezca la pena gastar tanta tinta sobre esos mercenarios. lloran subvenciones cuando algunos son autenticos burgueses. Son la hipocresia al cubo.
saludos

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 15:40:51 por vistaspa
Buenas tardes Mac, ciertamente el único consuelo que me queda es que todavía no tenemos que subvencionar también a 'Los intelectuales liberales', un abrazo Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 15:45:45 por angineta
No sabe como envidio poder escribir con tanta ecuanimidad. Pero es que tengo una tarde.... que me van a salir tropecientas canas... Que conste que estoy totalmente de acuerdo...
Saludos

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 15:50:50 por McMurphy
Estimado Pablo,
Es cierto, son la nueva burguesía hecha a golpe de hipocresía, subvención y desvergüenza. Lo que resulta incluso mas indignante, sobre todo en el origen de los mas veteranos, es que triunfaron en el régimen del que tanto se quejan. Los Ana y Victor, Asquerino, Bardem, Rabal, y un largo etc vienen de allí. Tenían talento y triunfaron. Basta. Y ahora se dedican a escupir la historia para ganar meritos mientas es precisamente en esta época presente cuando si no pasas por el aro, no juegas!
Un saludo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 15:51:49 por Arturito
Hay quienes hacen el bien francamente y para remediar necesidades verdaderas y urgentes, aunque luego son como son y vuelven a hacer el mal con todo cinismo, y hay quienes hacen el ridículo, barata y ornamentalmente, y se imaginan justificados con ello - ¿ante quién? - , además de con las razones complicadas e inconsistentes con que justifican su mal hacer.

Sucede como con los filósofos y los abogados: los ilustradillos que no hemos estudiado filosofía, cuando pensamos, solemos buscar las verdades, eso sí , de forma un tanto ruda y simple; los filósofos profesionales también pero, más frecuentemente, se pierden en disquisiciones eruditas y artificiosas sobre la fuerza de los argumentos. No parece interesarles tanto lo que es cuanto el cómo se pueda justificar un razonamiento acerca de lo que parece ser o queremos que sea….

Y lo mismo los abogados. Para ellos es ingenuo presentar los hechos como son, sino que hay que conectarlos con disposiciones del derecho positivo para que “prueben” o valgan como tales hechos; lo que no puede presentarse así, no existe y larga vida a Alicia Klinefelter.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 15:56:21 por McMurphy
Todavía, querido Vista, todavía. Estamos en un circo en que el impuesto revolucionario se impone para todo, sobre todo para la “intelectualidad”. Que cosas, de todas formas esto del titulo "intelectual". Cuando sale un tío en la tele y con dos narices dice: "Nosotros los intelectuales..." Da un poco de verguenza no? Es como cuando ZP dice que es un caballero. Hay títulos que te tienen que dar otros.
Un abrazo, amigo.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 16:06:01 por McMurphy
Gracias por el comentario Angineta.
Esta gente no tiene dos vueltas. Son mercenarios de su causa: la rica subvención. Sus armas: la frase hecha y el eslogan rancio. Siempre están dispuestos cuando les llama el jefe.
Representan la visión estética de una época moralmente acabada que se funda en la gran mentira.
Un saludo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 16:22:39 por McMurphy
Amigo Arturito,
Que inteligente precisión cuando dices que nosotros, los ilustradillos, cuando pensamos solemos buscar las verdades de forma ruda y simple. Si señor. No somos “profesionales de la verdad” y por tanto utilizamos con nuestras tremendas limitaciones estos utensilios maravillosos (filosofía, arte…) para asirnos a la vida y entenderla. Y lo importante es que lo hacemos con humildad porque no tenemos nada que demostrar a nadie en el sentido de “tener razón”. La buscamos, nos escuchamos y aprendemos. Es lo que estamos haciendo en estos blogs, por ejemplo, con nuestros seudónimos y nuestras metáforas compartidas.

Es curioso que nuestra “sabiduría” pueda resultar ser una gran cárcel si nos ocupamos simplemente de defender nuestro esquema. Por ejemplo, yo siempre pensé que un filósofo que ha creado un sistema de pensamiento para encauzar la vida, si de repente el esquema se le rompe y la vida se le revela, hasta que punto uno puede renunciar a su propio pensamiento para comenzar de nuevo? Hay un componente tremendo de orgullo y biografía que aparece como una costra imposible de romper, no? Quizá para estos terrenos es mejor no ser demasiado “profesional” y ser más niño buscador para no caer en trampas “positivas” que solo atrapan lo que cabe en el concepto. No se si me explico.
Un abrazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 17:24:57 por Roge
Estimado MacMurphy

me ha encantado y me ha hecho sonreir el doble sentido tan logrado cuando dices:

"Los alevines: Los Capullos del Sistema".

Creo que un personaje famoso y honrado debe tener especial cuidado en manifestar sus opiniones políticas de modo meditado para que no influyan en la masa que les conoce más allá de lo que lo haría si no fuese famoso.
Creo que eso sí es ser un caballero o una dama.Antes se le llamaba humildad y nobleza.

Recibe un abrazo,

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 19:16:58 por Arturito
Pues tienes razón, admirado MacMurphy, no hay cosa que produzca más tensión o, cuando menos, más aburrimiento que coincidir con una persona inteligente

Es decir, con una persona que tiende a hacer sonar su inteligencia o su cultura, mucha o poca, y que la usa como adorno o como un arma sádica.

Estos últimos se dividen en ambiciosos y envidiosos, pero coinciden en su arte para la intriga y la zancadilla, para medrar y para vengarse del que medre.

Hay personas de inteligencia “ceremonial”: parecen armaduras damasquinadas, exclusivamente utilizables en torneos y desfiles; y hay otras personas que se distinguen por su profundidad.

Los primeros podrían ser suplidos por un sistema experto (o una aplicacioncita Java), los segundos, no. Éstos nunca tiene fallos, aquéllos pueden tener fallos retóricos u ortográficos pero su intuición es mucho más certera. Éstos pueden construir grandes artificios de error, cúmulos de sofismas, con grandes apariencias de coherencia y solidez; aquéllos, nunca, pues siempre, entre las mallas y arabescos del sofisma, intuyen lo que es…

Lo que tensiona o aburre de estas personas inteligentes es que parecen erigirse en jueces de todo y hacen de su asombro, de su extrañeza y de su desaprobación una especie de “imperativo categórico”, de pauta universal para condenar.

Utilizan o acompañan su inteligencia de una gran carga emocional agresiva y narcisista para quedar siempre por encima, aunque sea de los profesores y en el ambiente de una clase, un seminario o una práctica, donde nada ni nadie les exige tales rendimientos.

Y cuando ellos pasan a su vez a ocupar la cátedra, pueden ser los más dogmáticos e intolerantes profesores, llegando a expresar sus dudas acerca de la capacidad colectiva de la clase para entenderlos (tan profunda e inmensa es su ciencia que consagran horas lectivas a la exposición de sus méritos).

Y es que, tanto como alumnos que como profesores, su gran ansiedad es quedar siempre por encima de quien sea y nunca por debajo de nadie.

Esto, además de una inseguridad profunda en su verdad, como apuntas, implica un miedo a la comunicación bastante pueril, que se combate mostrándose tal como se es, sin lanzar fuegos de artificio ni involucrarse en esfuerzos, literalmente, “de campeonato”, y aceptando que el otro pueda transmitirnos algo distinto o más perfeccionado que lo que ya poseíamos.

Peeeero, admirado MacMurphy, peor todavía resulta tratar con “POLÍTICOS” (en el más amplio sentido de la palabra).

Éstos no impiden la comunicación persona a persona levantando una barricada de narcisismo sobre la cual se estén continuamente batiendo para demostrar “que valen”, o escandalizar o quedar por encima.

Lo que ocurre es que producen la impresión de ser marcianos o de proceder de alguna dimensión desconocida. ¿Me habla a mí?

Una cosa es militar en unas ideas, tener proyectos y ambiciones, y otra distinta servir para la política, para ese intrincado mundo donde la ingenuidad se paga caramente.

Hay, sin embargo, personas que se encuentran perfectamente a gusto en esa “otra dimensión”… y es que se sirve o no se sirve, no cabe buena voluntad ni perseverancia.

El que sirve, parece disfrutar como en un deporte, con sus riesgos y fatigas pero también con el gusto de ejercitar habilidades; el que no sirve, sale amoratado como de una tarde de paintball, se estrella, se mata.

Se trata de una forma de comunicación, pero muy especial, donde nunca se expresa lo que se transmite, salvo, quizá, por "accidente".



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 19:22:58 por Arturito

Me he hecho un lío tremendo con tanto éstos y aquéllos. Entschuldigung.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 21:28:42 por mami_ta
Mi querido Murphy.
Viven de las subvenciones porque no tienen madera de "Jollivud".
Yo creo que se apuntan a todo lo que les pueda poner en el candelero, es decir, que no les mueve más que satisfacer su ego de salir en fotos, estár en primera plana, codearse con el poder para chupar rueda y subvención.
No creo que les muevan ideologías políticas, no tienen cabeza para tanto, les mueve la pasión por ser admirados, aplaudidos y saludados por la camarilla mediática. No hay más dentro de sus mentes. Aunque alguno pueda albergar simpatía por un partido o personaje político, sos camaleones del poder, viven con todos y se adhieren a lo que haga falta.
¿Acado no han vivido bajo todos los regímenes? ¿Acaso no han cobrado también de otros sectores ideolígicos?
¿Cómo se atreven ahora a sacar pecho por uno en concreto?
No les da vergüenza definirse de izquierad y cobrar millones por su trabajo ¿Es eso socialismo?
Viajan, consumen y viven por encima de la media de los españolitos pagadores de impuestos ¿Es eso socialismo?
Pobreza intelectual y moral, símplemente eso.

Y de los pseudointelectuales que alardean sus méritos ¿qué vamos a decir: DIME DE QUÉ PRESUMES Y TE DIRÉ DE QUÉ CARECES.

Guerrero de la isla, ¿ya estás mejor? Muchos besos.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 12/01/2007 22:16:40 por Visconti

Llamar intelectuales a esta caterva es como llamar cerro al Himalaya o arroyo al Amazonas. Es decir algo impropio, disparatado.

Lo que son es una banda de sinvergüenzas que, carentes de talento alguno y de ninguna honestidad, viven de las subvenciones públicas, esto es, del sudor y del trabajo de los demás.

Habría que atarles una rueda de molino al pescuezo y mandarles a alguna región abisal.

Donde nunca más volver.

O les podríamos perdonar acaso. Y en este supuesto, ponerlos a trabajar de una puñetera vez.

Pero creo que elegirían la primera opción.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 13/01/2007 10:47:28 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
Intelectual: el que utiliza la cabeza para su trabajo. Aunque sea para embestir... Y hay que ver estos cómo embisten... porque otra cosa, la verdad.
Han secuestrado el arte. Son los terroristas artísticos. Qué espanto, sus trabajos.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 13/01/2007 11:05:11 por garachic
Queridos amigos, hacer como yo, no veo, no leo, no escucho y no me interesa nada de lo que hagan o publican estos imbéciles, para mí no existen. Boicot a la cultura española, y que les vayan a ver y compren sus chorradas su P.M. Por cierto, incluyo la TV y radio, para mí no existen estos personajes.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 00:34:04 por Roge
Gracias, estimado McMurphy, por tus calidas palabras.
Sabes, de lo que más me gusta de estos blogs es poder comunicarme con otros cristianos, entre los que afortunadamente tú estás incluido.
No logro entender como hay personas no creyentes.
Recibe un abrazo,

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 12:48:59 por Arturito
En The Diceman, novela perpetrada por Luke Rihnehart, se afirma que para cambiar a un hombre es preciso cambiar al público que le permite juzgarse a sí mismo.

Esto quiere decir que el hombre se define en función del público: la gente, las instituciones, los autores, las revistas, los héroes cinematográficos, los filósofos por los que se imagina animado o abucheado. Así, Alicia Klinefelter está retratada en los asistentes al happening de ayer, que su mujercita le habrá grabado en vídeo.

Similarmente, la seducción consistiría en cambiarle el público a otra persona, y por lo tanto su personalidad. Evidentemente, me refiero a la seducción clásica del “inocente” y no a la masturbación mutua entre adultos hipócritas.

PS.- Una consecuencia interesante es que si mientes acerca de cuál sea tu público, será imposible seducirte.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 13:00:47 por Arturito
Es decir: ¿a Alicia le importa algo esa gente, o son otros los ámbitos desde donde se le alienta y refuerza para que avance hacia unas "Expañas" concebidas en categoría de independencia..¿?



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 13:42:45 por McMurphy
Mi Musa Mesetaria,
Los grandes apellidos de estos farsantes vienen del franquismo, que es donde triunfaron. Allí nadie se opuso a que los Rabal, Gutiérrez Caba, Bardem, Asquerino, Guillén Cuervo, “Victores”, Anas… trabajaran y si tenían talento, como es el caso, triunfaran.
Ahora es la época de la mentira y la traición. Salieron todos esos como ratillas para decir que venían de un fascismo terrible y ahora sus retoños, esos niños pijos, juegan a ser revolucionarios.
En fin Mi Musa, con estos disgustos me voy recuperando a pasos agigantados. El cabreo es una gran catarsis.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 13:43:17 por McMurphy
Gran Visconti,
(Por cierto ayer vi de nuevo “Rocco e i suoi fratelli”, del “otro” Visconti).
Anyway, esta gente no va a trabajar nunca porque sería darse de bruces con su propio fracaso.
No crees que en muchos casos los “exilios” han sido pasaportes de triunfo para gente que no tenía ningún talento? Que siempre es mucho más fácil protestar contra todo con las vestimentas del victimismo y el eterno discurso del “artista incomprendido y rebelde” como mera excusa para ocultar simplemente la incapacidad de crear algo?
Tenemos una generación de vividores, como comisarios políticos a sueldo del Sistema.
En fin, hagamos arcas de hombres libres porque hay que sobrevivir al diluvio.
Un abrazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 13:43:45 por McMurphy
Hola Persio,
Si, tienen la cabeza para embestir y mucho cuento para sacarnos los cuartos acomplejando a un pueblo con su concepto de arte.
Porque hay que hablar de la farsa artística que a nivel mundial se ha producido en los últimos años! Creación por intimidación. Obras lamentables.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 13:44:09 por McMurphy
Hola Garachic,
Tienes razón, majo. Yo tengo suerte porque no veo canales españoles ni veo cine de casa. Aquí tengo que explicar a mis amigos anglos el porqué de todo eso. Un abrazo y sigue en la nueva linea de tu blog, que es magnífica.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 13:44:41 por McMurphy
Arturito,
Me obsequias con una estupenda clasificación de sujetos atados a la razón para cubrir sus carencias psicológicas.

Es un tema importantísimo porque te das cuenta que en muchos casos, desde intelectuales brillantes hasta politicastros, la razón no se utiliza como herramienta para descubrir la Verdad sino para hacernos un traje a medida que cumpla dos funciones: hacernos un mundo “intelectualmente habitable” para dar cobijo a nuestras manías y por otro lado, como bien dices, crear una armadura que impida que otros nos ataquen.

Se me ocurre, por ejemplo aquellos filósofos que han hecho de su sistema e ideología, terapia personal para “estar en el mundo”. Tengo una especial debilidad por Nietzsche, pero no crees que toda su filosofía no podría ser interpretada como el tenaz intento de un hombre enfermo para construirse un mundo en el que tengan cabidas su “fuerza” y “voluntad”? O con Sartre, como un complejo mundo de hijo único elevando a potencia intelectual? No estoy frivolizando, simplemente creo que la fórmula: EGO + TALENTO – DIOS (Verdad, no “mi dios”) puede crear una autopista de conceptos muy coherente pero que nos lleve al vacío más canalla y dramático.

Y eso, con la gente que tiene talento como los que he mencionado, pero los que no lo tienen y hacen creer al resto que son unos fenómenos porque atan toda esa empanada mental con el lazo mágico de la famosa “coherencia”?...

En el fondo quizá sea un problema de Ego. Si fuéramos más humildes y pensáramos que la Verdad hay que descubrirla (y juntos) no solo por el pensamiento, sino por la acción humilde en vez de “crearla” o “inventarla” desde la arrogancia sería quizá distinto, no?

Perdona el rollo, Sir Arthur. Que he hecho yo sin ti, durante todo este año escribiendo posts, by the way? Entschuldigung (que ya he visto que significa sorry).


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 14:32:44 por Arturito
Nietzsche fue una personalidad esquizoide y además genial que tuvo el mérito de elevar la vivencia esquizoide del mundo a sistema filosófico y socioplítico. Como caminar por el techo, hizo algo muy difícil y bastante, ejem, no se como decirlo.

El esquizoide lo es por dosis de narcisismo primario que matarían a un tiranosaurio, por su embotamiento para captar sentimientos o valores y por la falta de sintonía con la realidad dinámica y viva del entorno: la estatificación de lo vivo.

Por eso Nietzsche absolutiza el propio ombligo en el superhombre y ofrece un mundo sin relieve axial alguno en la “lucidez”: una realidad tipo viernes por la noche, hecha de puros objetos deseables o no, y sin otro sentido que el que les dé la voluntad de poder…

Y esa misma voluntad de poder, creadora de valores, es claramente maníaca: no hay relación dinámica y bilateral con la realidad…

El mundo del esquizoide se parece bastante a ese “eterno retorno” del cuál habló Nietzsche, pero no es un volver cíclico, sino que cada cosa se halle girando eternamente sobre sí misma, como una moneda, sin pasar nunca…

Pero Nietzsche sabe cautivar, sabe envolver al lector en su clima afectivo, y sólo cuando se abandona la lectura se da uno cuenta de que había sido arrastrado por una pendiente inconsciente no controlada. Este es un fenómeno que ocurre muy rara vez con las lecturas “serias”, y por eso sorprende y obsesiona.

Por eso gusta, porque produce vivencias muy distintas de las que suelen generar las lecturas “importantes” y porque durante su lectura se siente, se vivencia, la felicidad solitaria y sin problemas del zumbado. “The quintaessential power trip”.

Políticamente, es el culto del más fuerte, la libertad de la voluntad de poder del superhombre no es para todos, es sólo para los fuertes. Esteticismo, elitismo y dictadura, eso sería Nietzsche. Lo que atrae de él no es el mensaje político concreto, sino su manera de [no] sistematizar en una iconoclastia total, cosa independiente de la ideología. Por eso puede ser bienquisto tanto de la izquierda como de la derecha.

Voy a dejarlo aquí o empezaré a darte jabón como hago con Roge o Visconti. Un abrazo, admirado Macmurphy, y un muy feliz 2007



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 20:55:08 por Arturito

Nieztsche es el tío que al ver a su hermana dice "mira ese culo". Un hombre sin prójimo, rodeado de objetos.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 14/01/2007 21:49:52 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
¡Que poco me gustan todos estos que salen cuando ya ha llovido!.Mientras cae la tormenta,a buen recaudo,calientes,con subvenciones o no,me da lo mismo;luego,a reunirse con la clase alta vasca,la abogada de los asesinos. Asco,simplemente,asco.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/01/2007 11:44:35 por McMurphy
Hoy es un dia triste, Arturito, con la ausencia de Yokito, un hombre libre embarcado en ese arca que hablaba Visconti el otro dia.

Gracias por tus comentarios y ese análisis que has hecho del amigo Nietzsche.
Entonces vemos dos cosas: por la belleza literaria y la escritura en sentido no (solamente) técnico se pueden transmitir ideas con más facilidad que si estamos sujetos a la disciplina del rigor y la palabra como arma de conceptos.
Es decir, se puede “manipular” mejor al lector para, como bien dices, arrastrarle en una corriente de impresiones afectivas y alucinógenas para que, cuando deje el libro, esté hecho todo un superhombre sin enterarse ni haberle hecho pasar un mal rato pensando en pros y contras y balances intelectuales que no cuadran (es mas fácil cuadrar sentimientos que silogismos).

Por tanto un escritor tiene más influencia que un filósofo, no crees? Y un poeta tendría aún más (en el caso de que alguien leyese poesía, claro). O incluso puede servirle a éste para introducir sus ideas en el mundo.

A mi eso me interesó siempre, el pasar de contrabando ideas vestidas de forma aparentemente “solo literaria”, como un caballo de Troya. En este sentido pienso el Camus, en “El extranjero” cuando con palabras sencillísimas introduce ideas y estados de ánimo tremendos. “The catcher in the rye” de Salinger también me parece de este estilo. Aparentemente es el diario de un adolescente, pero en el fondo (y esto es muy personal, of course) me parece que es un homenaje a la pureza.
O “The fountainhead” como homenaje al capitalismo y al individualismo extremo. “El lobo estepario” me parece una buena interpretación del desasosiego intelectual que quizá en el fondo no cubre más que carencias emocionales…

Jose Antonio Marina siempre menciona el tema de la estética y el hecho de expresar con palabras hermosas, ideas hermosas.

Bueno, Sir Arthur, Feliz año 2007 y gracias por estas reflexiones.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/01/2007 13:29:00 por procura
Las subvenciones no las perdonan, ante eso son muy listos. Son tremendamnte partidistas y anti sistema. Ni intelectuales ni porras fritas, no saben un pimientos y chupan del bote. No pueden llamarse defensores de la cultura española cuando insultan a la mitad del pais y no se sienten españoles. El sábano ninguna bandera española. Esto es de locos.
Un fuerte abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/01/2007 14:26:14 por Roge
Pues sí,McMurphy,a mi también me parece que la literatura no técnica puede trasmitir ideas con más facilidad o a mayor número de personas que la técnica. Y si no,por enlazar con los interesantes comentarios de Arturito, que se lo pregunten a David Chapman, asesino de Lenon, mentalmente desequilibrado y ávido lector de "El guardian entre el centeno" que mencionas.
De paso y para Arturito; Jung, al que mencionas en ocasiones, padecía una esquizofrenia.

Bueno, pues nada más. Recibe, recibid todos un abrazo,

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 16/01/2007 00:13:48 por mami_ta
Hola Murphy. ¿Ya se pasó el catarrazo? espero que sí.

Hijo, esa película estaba pero que muy bien, pero el tema se veía resbalar por la corrupción de un político ambicioso y, escuchando de fondo el debate parlamentario, no me encontré con fuerzas para aguantar las dos cosas y apagué. Ya seguiré viéndola cuando tenga mejores ánimos.

Y respecto al Robbins, mira que me caía bien como actor aun sabiendo que era izquierdoso, que lo cortés no quita lo valiente, pero cuando se ha dejado llevar por los mentecatos de aquí y ha hecho ese discursito demagógico he descubierto que es un fraude. Podía dar ejemplo de ideología repartiendo parte de sus ganancias entre la gente que sufre en países socialistas, eso sería coherente, pero que tipos que nadan en millones de dólares nos vengan a dar lecciones de moral política, es como para enviarles de vuelta a su dorado edén de una patadita en salva sea la parte.
En fin, sigamos viviendo, que hay más días que ollas.
MUCHOS BESOS


--------------------------------------------------------------------------------

No comments: