Monday, 9 February 2009

15/07/2008 13:03:35 DIARIO DE UN DEPREDADOR EN CELO

Volveremos a las tabernas a abrazarnos con los camaradas de antes, los de siempre. Recibiremos los abrazos calientes de los compañeros de armas con las miradas rotas de las trincheras. Nos recibirán con vino y chuletón, y nos enviarán cartas y flores. Se nos harán homenajes y se bailarán nuestras danzas de honor mientras nos miran como héroes. Como lo que somos, claro. Reunión de hermanos, jóvenes y viejos gudaris nos harán preguntas, mirándonos con admiración. Son mi familia: tenemos la misma sangre, hemos mamado de los mismos pechos y oído las mismas historias. Aquellas que nos han hecho compartir ilusiones, rencores y bilis.



Y tu me acariciarás las heridas de guerra, y recordaremos de nuevo aquellos momentos de tregua al calor de la ducha del hospital. Viejos tiempos cuando teníamos agarrado al enemigo a punto de doblar las piernas. Si, casi, casi. Estuvimos muy cerca pero tuvimos que esperar de nuevo, otra vez. Siempre hay que esperar. El enemigo no es tan fuerte, sabes, te decía, pero es cuestión de resistencia y hay que tener paciencia, paciencia y dar caña. Seguir dando caña.



Pero ya estoy aquí, entre los míos, mi tribu, mi gente, mi calor. Me gusta la casa, mi casa, aunque me incomoda la presencia de enemigos cerca, en mi territorio. Pero bueno, pensándolo bien quizá no importe; me cruzaré con ellos en la calle, quizá en el ascensor y sé que entonces miraré de frente y con orgullo y eso será otra victoria. Somos guerreros, hombres duros, no hay que ser melodramáticos, no hay nada personal en el fondo: sólo hay objetivos y sólo hay misiones. Tú estás en un lado, yo estoy en otro, tú me invades, yo te mato. Eso es todo. Es la guerra y yo soy un revolucionario, un idealista, un tío, una máquina de matar y amar.



Matar. La propaganda del enemigo no se cansa de decir que he matado a 25, pero no se dan cuenta que eso es solo una cifra, que un guerrero nunca cuenta sus muertos, que simplemente cumple objetivos de forma eficiente o no, mide las consecuencias y paga el precio si es necesario, eso es todo. Si, el precio. Porque nosotros hemos pagado mucho. Nosotros nos la jugamos mientras los de las corbatas gestionan y se aprovechan. Pero tendrán lo suyo también. Eso se arreglará. Al tiempo. Nosotros no vamos a pringar con todas las consecuencias para que después estos hagan cantos de sirena y se lleven las medallas. Tibios y traidores son y el tiempo les pondrá en su sitio. Nosotros les pondremos en su sitio. Pero no ahora.



Pero todo eso lo pensaré mañana. He pasado mucho y ahora tengo que descansar. Yo he cumplido y aquí me quieren. Es una batalla ganada por mí y para todos. Porque detrás de mi saldrán otros, solo es cuestión de tiempo y de paciencia, de resistencia y calculo.



Yo ya estoy aquí y necesito tiempo para contarlo. Ahora a escribir libros, bajo tu nombre si es necesario, por lo de los derechos, ya hablaremos con la abogada a ver como lo hacemos.



Porque al enemigo, ni agua.
Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 15/07/2008 13:14:15 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
La verdad es,amigo Mc, que apareces como un ciclón,pleno de fuerza.
Me gusta verte así,decidido a todo.
Un abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/07/2008 14:15:34 por Telesfor
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Telesfor/
¡Me alegra el verte por aquí de nuevo amigo Mc Murphi.
Ésta parece una carta de Otegui o de Juana Chaos a sus queridas.
No me extraña que el texto sea así, no me extraña. Falta decir un "Gracias Zp" o un " Zp no nos falles"...
Abrazos y saludos.
Telesfor.-

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 15/07/2008 19:51:58 por Cualquie
Hola. Almirante. Sí, eso es lo malo, que se lo creen, se creen que son los buenos de la película; y más que se lo van a creer si los dejan libres sin cumplir sus condenas.
Un abrazo fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: