Monday, 9 February 2009

19/02/2007 11:03:13 MITOS Y LEYENDAS: EL PUEBLO (aplicación práctica en el Estatuto Andalusí)

Andalucía ha sido bautizada como Realidad Nacional con la asistencia del 36,27% del PUEBLO.

Decíamos antes de ayer:

De entre todos los elementos mitológicos que se han creado en estas épocas ultramodernísimas y guays para interpretar “La Realidad” en clave “razonable”, el más importante ha sido el elemento Pueblo. El Pueblo es el gran referente del mando moderno, la fuente suprema de legitimación del poder y de su uso, las aguas sagradas de donde emana toda la energía postmoderna. ¡No hay nada por encima del Pueblo!

¿Pero qué es el Pueblo? En teoría podíamos pensar de forma inocente y paleta que es equivalente a la Sociedad, es decir la suma de individuos que viven en una determinada población, en este caso España. ¿Es así? No, no tan rápido. Este es un concepto bruto que necesita ser pulido en los laboratorios del Sistema para que tengan alguna relevancia en el juego. No problem, los Merlines de la cosa o también llamados Padres de la Patria han desarrollado una eficiente red para conseguir la transformación de los individuos en Pueblo con un simple par de movimientos:

Movimiento A (CASO ELECCIONES AUTONOMICAS Y ESTATUTOS): Cada cierto tiempo se invita a toda la canalla a pasar alegremente por el embudo mágico de la Ley electoral y así crear el milagro. Aquel rito sublime del paso por las urnas para convertir la papeleta en número y la destilación del individuo en Pueblo y posteriormente en escaño se expresa de la siguiente manera: “todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, un hombre un voto” . Ante esta alegre cita hay dos posibilidades: asistir o no asistir. La primera cosa interesante es que el hecho de no asistir es irrelevante: los que no existen no cuentan, al final todo se calcula desde el 100% de los resultados del Pueblo que asiste a votar. Ellos votan por todos, principio básico de solidaridad y amor cósmico que nos iguala, nos totaliza a todos en Pueblo. Al final de la jornada electoral todos los hechiceros se abrazan con cara de buena gente emocionados para darnos las gracias al Pueblo por la elección. Y es cierto, todos han ganado.

Movimiento B (CASO ELECCIONES GENERALES): Hasta aquí todo va más o menos bien, pero comenzamos a contar las papeletas con el gozo ingenuo que nos mostró el lema “Un hombre, un voto” pero… ¡qué pasa!, ¡qué sucede!, ¡las cuentas no salen! decimos con sudor frío… Nos calmamos y contamos otra vez y…Vemos con estupor que ¡hay votos que pesan más que otros, que valen más! , ¿por qué? De repente todo se ensombrece y miramos hacia arriba para darnos cuenta que no es cierto, que no somos tan iguales, hay algo que está por encima del Pueblo, y es nada más y nada menos que… ¡las Tierras bautizadas según Realidades Nacionales, Naciones, Condados mágicos…!

Temblamos pero pensamos que queda una esperanza, al fin y al cabo las ideas regirán la acción de gobierno y el paso lógico es que los grupos que defienden el bien común se unan para gestionar a todo el Pueblo.

Pero, no, debido a la irregular alimentación del Parlamento, este se transmuta y… ¡adquiere vida propia para desarrollar una personalidad aparte de la Realidad!! No hay 40 millones de personas a quien gobernar con ideas, hay simplemente 8 grupos mágicos que juegan al Poder, al Monopoli. Objetivo: sobrevivir y diferenciarse. Ya no hay que pensar en individuos incontrolables y feos, ya están transformados en tenemos escaños y es muy fácil controlarlos. El juego aquí es distinto, hay que sobrevivir y los intereses cambian.

El Pueblo enmudece y comienza el escándalo. El Parlamento, saciado con su apetito de cada cuatro años cierra sus compuertas y abre los salones internos del prostíbulo para crear una realidad propia y aparte. Pide no molesten en la ceremonia del fornicio.

Solo dos cosas perturbarán desde ese momento el descanso del monstruo: los gritos de las razas superiores dentro del Palacio y el ruido de las armas de los de fuera.

No problem, nada que perder, a los de dentro se les ofrecen más privilegios. A los de fuera se les convierte en CONFLICTO, que es como nombrarles Lords Rebeldes, es hereditario y genera derechos, más derechos….

- ¿Mientras tanto, el Pueblo donde está? ¿Protestará? No, se tranquilizan en los Palacios, ya no hay individuos, ¿has visto alguno por ahí?, ya es Pueblo. Y ya sabes como se juega con el Pueblo en tiempos de Paz: P.I.B. telebasura, finde, porrón semanal, puentes y vacaciones. Lo importante, se dicen entre risas, es que no recuerden, que no recuerden… todo es mito, todo es una Realidad Nacional, desde ahora, por Ley.

Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 19/02/2007 11:58:50 por vistaspa
Buenos dias Mac, también podríamos pensar que si el 32% es pueblo, el resto son individuos invisibles. Un abrazo Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 12:18:18 por McMurphy
Ese es el truco y el tema del articulo, amigo Vista, que no importa, que es irrelevante, que es invisible, que no existimos a los ojos del sistema porque no pasamos "por urna".
Manana votaran dos tios SI, se abstienen los millones restantes y el resultado es 100% SI.
El concepto Pueblo es la trampa, no porque no exista el Pueblo espanol, sino porque a efectos practicos y demagogos el Pueblo es la red invisible que nos cosifica.

Por cierto, diras que soy torpe (I do agree) pero no consigo abrir tus articulos cientificos.Quieres que te de un email o algo donde me los puedas mandar?
Sorry & thanks.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 12:35:58 por procura
Ha sido un varapalo para la clase política andaluza, querido amigo, lo pueden decir más alto pero más claro no. No nos interesa lo que vende, independientemente de ideologías, nadie sabe de que trata el estatuto, su contenido o lo que regula. Espero que el día de mañana, en las elecciones, cambiemos el sentido del voto y demos al traste con las expectativas funestas de Chaves y su grupo.
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 12:42:33 por McMurphy
Hola Procura,
la distancia entre la clase politica y la gente se hace cada vez mas abismal.
Y esto sucede porque los politicos son seres vanidosos que aspiran a un poder que no les corresponde, son los nuevos diosecillos de la epoca.
Antes la aristocracia, ahora estos fulanos.
Un fuerte abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 12:51:09 por Arturito
A una gran masa de población las cuestiones de carácter sociopolítico no le interesan lo más mínimo por inhibición, escepticismo o porque no, punto, y prefiere dejar correr las cosas sin meterse en problemas de control, con lo cual grupos minoritarios, verdaderamente capacitados y verdaderamente interesados en ello, castas patriótico-funcionariales p.e., son los que se hacen los amo de la mesa… pero a su vez se produce un acercamiento entre sus líderes, viene el “consenso”, la subasta entre minorías interesadas y, en definitiva, el control se le ha ido de las manos al aturdido y escéptico pueblo soberano; porque quiere.

Todo esto aparte de que cuanto mayor sea numéricamente una colectividad, más proclive resulta a reacciones emocionales y viscerales, más desciende el nivel de inteligencia colectiva y más infantil o impulsiva se vuelve, quedando muy vulnerable frente a los manejos hábiles de los más capaces y fuertes.

Se termina por creer que en el trasfondo de la vida política sólo se halla la amoralidad de los más fuertes, que todo lo manipulan, pero esto no es la función, sino la corrupción de la política y, en todo caso, el lastre de impureza y degradación que todo indefectiblemente conlleva. Más bien lo que habría que pensar es a qué grado de amoralidad llegarían los más fuertes si no existiera mecanismo alguno de control…

Lo que resulta imposible es volver a un estado adánico de comienzo absoluto tanto en la línea del pensamiento, como en la de la vida política y pública…y, mucho más, en estepaís. La historia transcurrida e irreversible nos condiciona, seguramente para bien, y nunca podemos volver a empezar de cero. El Estado de Derecho, dentro de su hipocresía y sus imperfecciones, es un logro laborioso y tardío de la lucha política secular por controlar el poder. La solución es perfeccionarlo: obligar a todas las fuerzas sociales y económicas a tener en cuenta los intereses reales de todos para que se autolimiten y canalizando coordinadamente los procesos, asegurar la estabilidad de su disfrute por todos. ¿Y si no se puede? ¿A llorar a un blog y ya está…?

En el fondo las edades oscuras no se hallan tan lejos de nosotros como parece y, debajo del altisonante discurso de las ideologías y hasta en los sobres de la propaganda electoral, escritas con el agrio zumo de los limones, se puede leer la voluntad de dominio, la agresividad, angustias proyectivas y fantasías de omnipotencia que conducen a destruir maníacamente lo común para salvar lo MÍO.

Cada grupo de intereses dentro de una sociedad total tiende a la posesión, al dominio, o a la agresividad cuando se le intente frenar en esta carrera, ilimitadamente; así como a hacer valer todo eso en contra de la armonía social y económica con todos los demás: mentalidad de poblado gitano, el “bellum omnium contra omnes” de Tomas Jobs, que en estatalés se traduce por privatización de ríos y versiones de Kant al bable.

Nada digamos de lo que se produce cuando un grupo de estos se hace con el poder y con sus resortes: entonces hay inseminaciones artificiales, derecho OPÍstico y amontillamiento general.

La solución no es el poder central suprimir “…y `el estao´ organizar en red”, como entonan Yodas periféricos, sino organizarlo de manera que todo eso no pueda suceder, pues todos lo controlen.

Pero sin tales controles ningún grupo de intereses o de sujetos velará por los intereses de los demás espontáneamente, pienso yo; antes bien, ni siquiera moderará sus excesos lo suficiente para hacer medianamente posible una mediocre realización de los intereses de todos los estepaisanos: los intereses, como los oficinistas el viernes por la tarde, son ciegos y tienden a proseguir su línea arrolladora hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga.

No perdamos de vista el hecho de que la vida colectiva, por sí misma, no está racionalmente dirigida: se halla constitutivamente indispuesta a favor de los intereses generales y sólo los controles más o menos sibilinos de los líderes y cierto grado de coacción ejercida sobre los grupos particulares pueden defender a la totalidad de los intereses del abuso.

Por otra parte, es un principio de justicia distributiva el que no han de imponerse más limitaciones y cargas a cada uno de los componentes de un conjunto social que las estrictamente necesarias para favorecer la vida común.; mientras que en los estados de inspiración totalitaria parece que priva la orientación opuesta: lo que ha de justificarse es cualquier exención de un sistema de límites de iniciativa y de cargas que el poder impone a todos por sistema.

Y nunca he podido explicarme cómo gente seria y experimentada pueda, sin ser dictatorial, militar en contra de la pluralidad de partidos políticos, forma jurídica del nativo pluralismo de la sociedad, que no puede quedar excesivamente fragmentada para ser eficaz pero que tampoco puede reducirse a “partido único” o distintas versiones de lo mismo, verdadera contradicción en los términos y, más bien, resto hipócrita de una democracia que se deshizo al lograr imponer la fracción de los más fuertes o estratégicamente activos su ideología y su práctica. Deben circular muchos sobrecitos por las redacciones, y perdón por la extensión.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 12:59:56 por Cualquie
Buenos días, Mac. Cuanta más diversidad, como dicen éstos, más ataques hacia al individuo; porque los grupos pequeños son más sectarios que los grandes.
Aquí hay una cuestión de fodo, aparte de lo que dices, que ahora mismo se ve bien, si tenemos en cuenta que contamos con el dato del referendum sobre la Cosntitución Europea. El pueblo -al menos el español en más del cincuenta por ciento-, no vota programas ni ideas, sino que vota para que gane el partido de sus simpatías o, con más frecuencia, yo creo, para que pierda el de sus odios. La demostración empírica de esto la acabamos de obtener ayer (lo de la Constitución Europea era hasta ahora un dato aislado): cada vez que los dos partidos mayoritarios coinciden y piden que se vote "sí" a algo, la gente prácticamente no va a votar. Lo que demuestra, ya digo, que si no hay rivalidad, que si no hay dos opiniones, dos programas -que nadie conoce del todo- que si no hay odios paracidos a los que existen entre dos aficiones futbolísticas... la política al pueblo le trae al pairo. De aquí surge una idea que no deja nada bien a la democracia; porque a tenor de los resultados, de facto, la mueve el odio y no las ansias de mejorar el entorno social.
Un fuerte abrazo, Mac.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 13:08:49 por Caminant
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Caminant/
Querido amigo Mc:
Voy a serte sincero.Mi idea de nación,de pueblo es antigua y romántica,pero creo no anda muy lejos de la media que siente la sociedad.
La clase política ha perdido el norte de la idea,y eso hace trastabillar todo.
El concepto de servicio está prostituido.
Se sirven generalmente,pero no sirven. Y no me vale el que llevan muchos años etc,sean del partido que sean.
Llegan al poder y se endiosan.Ya no tienen el esclavo romano que,al sostener la corona de laurel sobre sus cabezas les repita:¡recordad que sois hombres,no dioses!.
Ver la figura de Chaves,gordo de orgullo,pavo real de la política,de Rodriguez,iluminado por su idea y dispuesto a que todo se pliegue a ella, de Aznar creyéndose el cónsul del emperador americano,de los navajeos entre políticos del PP...
Todos deberían hacer un serio discernimiento y nosotros,como pueblo,despertar del sopor y abandono y ponernos en marcha a defender aquello que es una forma de vida.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 13:55:30 por McMurphy
Hola amigos,
Creo que no hay ni habrá sistema aceptable mientras el hombre no se haga responsable de sus actos. Me explico.
1.El problema general nace desde el momento en que los dos grandes partidos nacionales (en teoría) no se ponen de acuerdo para compartir ideas y apoyarse mutuamente. Y debería ser así porque son los únicos partidos del arco parlamentario que tienen una visión de España como totalidad.
2.No se ponen de acuerdo porque entienden la Democracia como un mercado: hay que vender un producto diferenciado, elegir un enemigo y apoyarse en cualquier bastón para destrozarle.
3.La ley electoral es falsa porque, partiendo de una Constitución errónea se otorgan derechos a las tierras de una totalidad y no a las personas. Eso produce desequilibrio por la desigualdad.
4.El Pueblo tiene otros intereses. Podemos sufrir, cabrearnos… pero mientras el PIB no haga POF no nos interesa lo que esta casa de poder haga.
5.Los políticos como nueva aristocracia: Esto ya tenemos que verlo casi en términos de lucha de clase: La clase política, como consecuencia de lo anterior están asumiendo responsabilidades que no les corresponden. Su supervivencia está haciendo crear nuevas necesidades al pueblo. El otro día nos obsequiaba Arturito con un artículo de OLEGARIO GONZÁLEZ DE CARDEDAL donde ponía en su sitio justo a la Política en contraposición con las grandes fuerzas: Ciencia, cultura, moral y religión.

La consecuencia de esto es que, aun sabiendo que el nuevo estado de 1978 es deforme por asimétrico, los políticos de los grandes partidos podían haber salvado la situación por sentido de responsabilidad general. Como no lo tienen y el pueblo está a lo que está, es ahora que estamos donde estamos. Y no hemos visto nada todavía.
Y al final lo de siempre. No hay sistemas. El hombre, cada hombre es el sistema.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 14:22:51 por rosalbus
"TODO PARA MI PERO CON EL PUEBLO"
"Socialismo Ilustrado"

Affectionate regards and friendly

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 19/02/2007 14:48:06 por mami_ta
No tengo yo hoy la cabeza para comentar temas tan profundos.
Murphy, buenos días, que no te he saludado.

Yo lo que veo es que los políticos españoles se agarran a un sistema de gobierno que, con sus normas y demagogia, se permiten el lujo de perpetuarse legalmente en el poder.
Los demás podemos usar el derecho al pataleo, pero nada más, el sistema es una maquinaria avasalladora que no permite salirse del juego porque, automáticamente, se puede volver en contra.

En realidad ese uso del poder,del control de los órganos de decisión vencerá siempre porque la masa lo identifica con sus "colores".
Se repiten hechos, actitudes y sectarismos, es como si el determinismo actuara por encima de todo.

Si el sentido común se impusiera, todos los políticos ganarían prestigio e influencia al reconocer que la votación había sido un fracaso y dieran marcha atrás, abandonaran ese texto e intentaran hacerlo de nuevo. Reconocer los errores hace ganar más puntos que el aferrarse a una falacia envuelta el un desteñido color de legalidad.
Tenemos el sistema político que nos merecemos.
Murphy, Besos.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 20/02/2007 01:53:27 por Roge
Estimado MacMurphy,

muchos de los que participamos en estos blogs estamos viviendo en la celda de Excel A139, mientras que muchos de los llamados progres están en la A1431. Nuestras respectivas "cells" están vinculadas de modo que cambios en el valor de una repercuten en la otra, pero somos mucho más parecidos estructuralmente de lo que nos creemos por el contenido de la celda.De hecho somos imágenes especulares y todo lo feo que vemos es reflejo de nuestra propia fealdad.

No quiero vivir en una hoja Excel.

Bueno, esta es la metáfora que hoy me ha salido. Recibe un abrazo,

Roge


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 20/02/2007 10:27:34 por McMurphy
Buena metáfora, Roge, y seguro que tienes razón, como siempre.
Yo vivo en Excel diez horas diarias y salgo a tomar aire al blog, pero veo que posiblemente esté reproduciendo las mismas fórmulas pero en lírico.
Por lo cual me parece que a partir de ahora solo voy a escribir de costumbrismo, intimismo, abstracción, surrealismo y mujeres fatales.
El soneto va a ser mi escape.
Recibe un abrazo.

P.S. Ayer vi de nuevo “Matar a un ruiseñor”. Nunca he visto un personaje con tanta profundidad en la pantalla.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 20/02/2007 12:10:27 por Arturito

Encogerse de hombros sapiencialmente, decir que todos son así y remontarse a no sé qué proyecciones falaces e hipócritas es una manera com cualquier otra de tomar partido y apoyar la dinámica actual. A ver, usted, diga algo en chino:

"Wu wei no es el cese de toda acción, sino el cese de la acción motivada... es el cese de la acción inducida por los deseos y por el apego al reino de la ilusión de los sentidos"

Tanto Lao Tsé de pacotilla es precisamnete el problema. Los españoles llevamos treinta años taoístas, intentando adaptar el país a nuestros políticos en vez de a la inversa.

¿Pensamos que un árbol con un tronco retorcido no será cortado por ningún leñador, y vivirá la totalidad de su vida en paz, debido a su inutilidad...?

Tengo malas noticias, apreciados sabios: ya lo están cortando, el hacha corre de mano en mano, y yo, al menos, estoy debajo de ese árbol.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 20/02/2007 16:48:18 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
El pueblo se conforma con su circo. Hasta el parlamento en ocasiones parece un circo: Hacen juegos malabares con el futuro de todos nosotros y luego pasan el plato, o sea, los impuestos. Y así todos quedamos entretenidos.
Un gran abrazo para el Gran McMurphy

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: