Monday, 9 February 2009

21/11/2006 16:41:23 LA FELICIDAD

Con tremendo trastorno vemos hoy en los periódicos que las encuestas descubren que los jóvenes del primer mundo no somos felices.
La pregunta que hacen es clara: Eres feliz colega? La respuesta con ojos adormecidos: I beg your perdon?

Siempre que alguien menciona la felicidad me acuerdo de mi amigo Nietzsche cuando decía que la felicidad solo interesaba a las vacas y a los ingleses. El viejo guerrero siempre exageraba un poco, ya sabemos. Es lo que tienen los buenos escritores cuando tratan de encontrar en su arte la solución a sus jaquecas. Terminan normalmente escribiendo folios incendiarios y subiendo a las montañas para matar a un Dios molesto por ausente.

Me temo que el viejo maestro no terminó muy feliz, pero creo que vivió muy vivo, arrastrando una pasión con migrañas hasta que sus neuronas cedieron al dolor creando un surco imposible.

Yo creo que he sido feliz casi siempre sin darme cuenta, de la misma forma que no he estado contento casi nunca. Excepcionando claro está: mi infancia, la presencia de mis padres, mi viaje a la isla, la nostalgia de Dios, el recuerdo de alguna mujer y todo el tiempo que dura correr un maratón. Esos son ciertamente momentos estelares donde si, podemos decir que son instantes absolutos y tan eternos donde el tiempo y la muerte no existen.

Volviendo al comentario de Nietzsche, no podría decir con rigor si las vacas son o no felices, pero entiendo lo que dice de los ingleses y la felicidad medida por el confort: casa con chimenea, my darling con sonrisa rubia, mi perro en la alfombra roja, el gardening, el fin de semana dormir hasta tarde… Lo que podíamos llamar la felicidad de sentirse seguro, el carril, el aburrimiento disfrazado de rutina y logro personal de haberlo conseguido. El bostezo satisfecho.

No se, pero creo que yo prefiero a Nietzsche, con todo. Y a Don Quijote, y otros “zumbaos” parecidos que discuten con la vida para arrancarla sus secretos aunque no se deje. Quizá no terminan muy bien, pero resistiendo a la inercia de la felicidad de carril terminan creando mundos para otros.

Pero bueno, quizá hablo así porque hace frío, estoy solo, la barba me llega al pecho y llevo hablando en verso una semana. Siempre que se acercan las Navidades me pongo legendario y sublime, pero no, no nos engañemos. A mi me pasa como al abuelo de Fellini en “Amarcord” cuando desesperado se sube a un árbol y grita al mundo: “Voglio una donna”!!

En fin, será mejor esperar a que la donna venga para seguir el artículo, just in case…



Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 21/11/2006 17:07:15 por vistaspa
Hola Mac, donde esta la felicidad, hay muy poca verdadera, no me seinto capacitado para opinar, estoy contaminado, un abrazo Mac, ahora pondre el composite del Altantico, se ve un poco el sur de Irlanda creo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 21/11/2006 17:11:07 por McMurphy
Mira a ver el composite porque creo que me voy a helar en cuestion de minutos!!Un abrazo ,amigo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 21/11/2006 19:37:33 por mami_ta
Pero Bueno Murphy ¿tanto frío hace por ahí?
Hijo, si por aquí, casi a finales de noviembre, estamos a unos 15 graditos. Un regalo del cielo está siendo ésto.
Eso es que os estáis llevando todo vosotros. Pues nada, aguantar como un jabato, que no se diga.

Del Sr. Nietzsche mejor no opino, que muy listo pero en eso se quedó. No me va, lo siento.

La felicidad es algo interior, ya sabes.

Si quieres una "donna" no la vas a encontrar debajo de una piedra, has de buscarla allí donde empieza la niebla. Busca y encontrarás.

Y si estás hablando en verso es porque estás componiendo ¿Vas a compartir algo?
Un beso mesetario.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 22/11/2006 23:07:37 por Cualquie
Ésa es la única escena que recuerdo de Amarcord, pero también porque la vi a trozos, y hace mucho tiempo. Y también ésa es casi la única frase de Nietzsche que conozco, la de "Dios ha muerto". En cuanto a lo otro... pásate por la oficina y liga con Leonarda, que menos da una piedra.
Un fuerte abrazo.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 23/11/2006 10:20:05 por Roge
Estimado McMurphy,

tan sólo pasaba a saludarte.

Me ha parecido muy interesante cuando dices:

"Yo creo que he sido feliz casi siempre sin darme cuenta, de la misma forma que no he estado contento casi nunca.".

Creo que cuando se tienen los ojos abiertos hacia uno mismo y hacia la vida, con el paso del tiempo y la experiencia que ello da, se establece una felicidad serena e íntima, y aparecen momentos en que se está contento.

Te deseo que sea así o incluso mejor.
Todo llegará en su día, incluso ella (y ahí empezarán tus quebraderos de cabeza :-).

Recibe un abrazo desde España,

Roge





--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 23/11/2006 11:23:38 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
"My darling con sonrisa rubia", qué bien suena.
La felicidad son esos instantes en que nos asomamos a lo eterno, desaparecen las coordenadas del espacio y del tiempo, nos abstraemos, y conseguimos percibir ALGO del TODO que nos espera. Como un sorbo anticipado de la plenitud.
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 23/11/2006 12:36:18 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
Y hablando de sonrisas rubias, mira esta otra greguería:
El melocotón es un rubio con la raya en medio.
Un abrazo


--------------------------------------------------------------------------------

No comments: