Monday, 9 February 2009

31/01/2008 16:03:32 VOTO CATOLICO:QUIEN QUIERA ENTENDER QUE ENTIENDA

1. Los españoles hemos sido convocados a las urnas para el próximo 9 de marzo. Como en otras ocasiones semejantes, los Obispos ofrecemos a los católicos y a todos los que deseen escucharnos algunas consideraciones que estimulen el ejercicio responsable del voto. Hablamos como pastores de la Iglesia que tienen la obligación y el derecho de orientar el discernimiento moral que es necesario hacer cuando se toman decisiones que han de contribuir al pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todos y a la promoción del bien común.

2. Con tal finalidad pensamos que es éste un momento apropiado para leer y meditar de nuevo la Instrucción Pastoral aprobada el 23 de noviembre de 2006 por la Asamblea Plenaria de nuestra Conferencia Episcopal bajo el título de “Orientaciones morales ante la situación actual de España”. Recordamos algunas ideas fundamentales de esta Instrucción, que han de ser comprendidas, por tanto, en el conjunto de aquel relevante texto.

3. Respetamos a quienes ven las cosas de otra manera. Sólo pedimos libertad y respeto para proponer libremente nuestra manera de ver las cosas, sin que nadie se sienta amenazado ni nuestra intervención sea interpretada como una ofensa o como un peligro para la libertad de los demás. Deseamos colaborar sinceramente en el enriquecimiento espiritual de nuestra sociedad, en la consolidación de la auténtica tolerancia y de la convivencia en el mutuo respeto, la libertad y la justicia, como fundamento imprescindible de la paz verdadera (n. 81).

4. Si bien es verdad que los católicos pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos, también es cierto que no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana, ni son tampoco igualmente cercanos y proporcionados a los objetivos y valores que los cristianos deben promover en la vida pública (n. 50).

5. Los católicos y los ciudadanos que quieran actuar responsablemente, antes de apoyar con su voto una u otra propuesta, han de valorar las distintas ofertas políticas, teniendo en cuenta el aprecio que cada partido, cada programa y cada dirigente otorga a la dimensión moral de la vida. La calidad y exigencia moral de los ciudadanos en el ejercicio de su voto es el mejor medio para mantener el vigor y la autenticidad de las instituciones democráticas (n. 56). No se debe confundir la condición de aconfesionalidad o laicidad del Estado con la desvinculación moral y la exención de obligaciones morales objetivas. Al decir esto no pretendemos que los gobernantes se sometan a los criterios de la moral católica. Pero sí que se atengan al denominador común de la moral fundada en la recta razón y en la experiencia histórica de cada pueblo (n. 55).

6. “Es preciso afrontar - señala el Papa - con determinación y claridad de propósitos, el peligro de opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano, en particular con respecto a LA DEFENSA DE LA VIDA HUMANA EN TODAS SUS ETAPAS, DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL, Y A LA PROMOCIÓN DE LA FAMILIA FUNDADA EN EL MATRIMONIO, EVITANDO INTRODUCIR EN EL ORDENAMIENTO PÚBLICO OTRAS FORMAS DE UNIÓN QUE CONTRIBUIRÍAN A DESESTABILIZARLA, OSCURECIENDO SU CARÁCTER PECULIAR Y SU INSUSTITUIBLE FUNCIÓN SOCIAL” (n. 56). La legislación debe proteger al matrimonio, empezando por reconocerlo en su ser propio y específico (n. 41).

7. No es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas, exclusivamente terrena, sin culto a Dios ni aspiración ninguna a la vida eterna (n. 13). En ese sentido parece que apuntan, entre otras cosas, las DIFICULTADES CRECIENTES PARA INCORPORAR EL ESTUDIO LIBRE DE LA RELIGIÓN CATÓLICA en los currículos de la escuela pública, así como el programa de la nueva asignatura, de carácter obligatorio, denominada “Educación para la ciudadanía” (n.18), que lesiona el derecho de los padres - y de la escuela en colaboración con ellos - a formar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales. Es necesario promover un gran pacto de Estado sobre la base de la libertad de enseñanza y la educación de calidad para todos.

8. EL TERRORISMO es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida justa y razonable. No sólo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la más dura intolerancia y totalitarismo (n. 65). UNA SOCIEDAD QUE QUIERA SER LIBRE Y JUSTA NO PUEDE RECONOCER EXPLÍCITA NI IMPLÍCITAMENTE A UNA ORGANIZACIÓN TERRORISTA COMO REPRESENTANTE POLÍTICO DE NINGÚN SECTOR DE LA POBLACIÓN, NI PUEDE TENERLA COMO INTERLOCUTOR POLÍTICO (n. 68).

9. La Iglesia reconoce, en principio, la legitimidad de las posiciones nacionalistas que, sin recurrir a la violencia, por métodos democráticos, pretendan modificar la configuración política de la unidad de España (n. 73). Al mismo tiempo, enseña que, también en este caso, es necesario tutelar el bien común de una sociedad pluricentenaria y - en palabras de Juan Pablo II a los obispos italianos - “SUPERAR DECIDIDAMENTE LAS TENDENCIAS CORPORATIVAS Y LOS PELIGROS DEL SEPARATISMO CON UNA ACTITUD HONRADA DE AMOR AL BIEN DE LA PROPIA NACIÓN Y CON COMPORTAMIENTOS DE SOLIDARIDAD RENOVADA” por parte de todos. Hay que evitar los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideológicas (n. 74).

10. En este momento de la sociedad española, algunas situaciones concretas deben ser tenidas muy particularmente en cuenta. Nos parece que los inmigrantes necesitan especialmente atención y ayuda. Y, junto a los inmigrantes, los que no tienen trabajo, los que están solos, las jóvenes que pueden caer en las redes de la prostitución, las mujeres humilladas y amenazadas por la violencia doméstica, los niños, objeto de explotaciones y de abusos, y quienes no tienen casa ni familia donde acogerse. Hay que trabajar también para superar las injustas distancias y diferencias entre las personas y las comunidades autónomas, tratando de resolver los problemas más acuciantes, como son el trabajo, la vivienda accesible, o el disfrute equitativo de la naturaleza, compartiendo dones tan indispensables para la vida como el agua y cuidando con esmero el patrimonio común de la creación (n. 80). En el orden internacional, es necesario atender a la justa colaboración al desarrollo integral de los pueblos.

Que el Señor ilumine y fortalezca a todos para actuar en conciencia y conforme a las exigencias de la convivencia en justicia y libertad.

Comentarios



--------------------------------------------------------------------------------

Url
Comentario

Debe usted ser usuario de Libertad Digital para comentar. Abra una cuenta o reciba su contraseña si la ha olvidado.


Comentarios

Enviado a las 31/01/2008 16:46:03 por McMurphy
Reacciones:

“Los obispos proponen votar a quien impida las bodas gay y la negociación con ETA” - El País

“La Iglesia pide que no se vote a los partidos que negocian con ETA” – ABC

“Los obispos piden el voto para quien impida la negociación con ETA” – Cadena SER

Y la de El Mundo:
“Los obispos vuelven a criticar al Gobierno y piden que no se le vote”



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 17:23:22 por Visconti

Bueno Mac, ya deberíamos saber cómo se las trae la prensa, una prensa a la que, en muchos casos, les importa poco informar bien sino sostener determinados intereses políticos, económicos o electorales.

Lo que me parece bien es que la Iglesia invite a los creyentes a pararse un momento y pensar en esas cosas que les afectan muy directamente, a ellos y a la sociedad en la que viven. La Iglesia no puede quedarse indiferente ante lo que está ocurriendo y ante determinadas respuestas que se están dando, por unos u otros, a problemas entitativamente muy graves.

La descomposición de nuestra cultura y la erosión y machacamiento de las vigas maestras de nuestra sociedad son asuntos ante los que no cabe indolencia. En realidad no hay nada que nos resulte indiferente, dentro o fuera de la Iglesia.

Los católicos deberíamos tener en cuenta estas orientaciones y actuar consecuentemente.



--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 17:53:09 por Arturito

No hay que olvidar esto

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 17:55:57 por Arturito

...pero tampoco esto. Estaba claro que todo ese endeudamiento de particulares y familias españolas tenía que servir para algo: para que estos mierdecillas que nos han vendido/estafado pisos invendibles -pero sí embargables- en territorios demográficamente condenados, pudiesen estraperlar el futuro del país. Tu verás.





--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 18:03:03 por Arturito
A cada día le basta su afán; la mayoría de los fracasos viene por intentar anticipar en exceso la hora de los éxitos.

Cuando todo va mal, no eres nadie, según la rápida sentencia popular; cuando todo vaya bien, nos apresuraremos a creer que lo eres todo y encargaremos un mundo para que te lo almuerces. Prudencia (el tiempo pone y depone, dejando imperturbablemente las cosas en su sitio con su caer implacable sobre nuestras espaldas).

Afronta el paso del tiempo, no le vas a impresionar corriendo; él sabe correr detrás de tí, y te alcanza. No hagas caso de Maritere, la cosmetica es inutil: atrévete, aprende a llevar en el pecho todas las huellas del invierno si quieres tomar el sol en verano. Del que te quiera dar cremita, aléjate. Un saludo.







--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 18:35:21 por Alcides
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Alcides/
Hola, amigo Mc Murphy: a buen entendedor pocas palabras bastan.
Permíteme que comente, sucintamente, tu artículo anterior sobre "la dialéctica izquierda-pacifismo militante y tolerancia" con la siguiente frase: Con media docena de trazos has dibujado a la izquierda.
Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 18:59:49 por Roge
Estimado McMurphy,

Muy interesante el tema que introduces. Reflexionando en ello:

1.- el documento en si mismo refleja parte de las ideas de la Conferencia Episcopal Española que ya han sido mencionadas y defendidas a lo largo de esta legislatura.

2.- La publicación en forma de lista de estas ideas en estos momentos y en estas elecciones es una injerencia en la campaña electoral, siendo discutido y discutible si es legítimo que la jerarquía de la Iglesia Católica lo haga.

3.- Todos sabemos que esas ideas están en contra de las ideas propuestas por el PSOE entre otros.Tu mismo rotulas el post "el que quiera entender que entienda". La intención pues de la nota es orientar el voto católico en contra del PSOE y demás partidos de los llamados progresistas.Este punto que comento es discutible pues puede que el efecto que de esta nota se desprende(que es orientar el voto en contra del PSOE) no tiene porque coincidir con la intención de la Conferencia Episcopal Española al publicarla.Yo creo, y puedo equivocarme, que la intención al publicar la nota es orientar el voto en contra del PSOE.

4.- Hay alguno de los puntos que se mencionan en la nota que para mi, estando en contra de la postura del Gobierno actual, me parecen cuestionables en cuanto a que deban ser incluidos en la lista publicada. En concreto el matrimonio, el terrorismo, EPc y el nacionalismo.

5.- En democracias participativas es aceptado el que existan grupos de influencia. La cuestión a mi entender es si la Iglesia, aún quizás teniendo derecho a ello, deba ejercerlo. (estructuralmente es semejante a la figura del "Rey" que no interviene para criticar la política concreta de un Gobierno democraticamente elegido).Se trataría de una extensión del concepto de laicidad.

Bueno, recibe un abrazo,

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 19:08:16 por Arturito

Lo que Roge propone es aplicar una restricción mental, en el bien entendido de que no hacer nada es apoyar a la opción gobernante. La Iglesia del País Vasco tampoco se mete en política.





--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 22:33:37 por 53n3k4
¡Ay, Mac!

Si teniendo ojos no vemos (Jeremias dixit et Visconti redixit) con el entendimiento, herramienta mucho más falible que la ocular, ¿qué seremos capaces de hacer?

A mi me parece que esta carta, más que nunca, es un acta de recusación de todo el sistema político, a pesar de ambigüedades y lagunas llenas de correción política. Y me parece, también, que los obispos NO TIENEN DERECHO a permanecer callados.

Pues eso, quien quiera ...

Un arazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 23:18:02 por Visconti

El comentario de Roge me parece especialmente desafortunado. Digo más: Con afecto le diré que las cosas que sostiene son verdaderamente lamentables, el error más grave que haya apreciado en él en mucho tiempo. Lo que propone (o sugiere) es meterle a un diabético kilo y medio de natillas cada mañana. Me explico:

El hombre busca la verdad y alguien de quien fiarse, escribe el Papa Juan Pablo II en la carta encíclica Fides et Ratio. Y esta búsqueda, junto al deseo de la belleza y el bien, es el factor determinante de lo humano por cuanto en ella se desvela, siquiera parcialmente, la humanidad al hombre. Por eso, ponerse en búsqueda, es una exigencia para poder construir la vida sobre una verdad que la inteligencia pueda reconocer como tal.

Esa búsqueda que trataba de comprender el lógos de la realidad llegando a su primer principio ha cristalizado, en nuestra cultura occidental y de un modo sobresaliente, en la experiencia cristiana, que ha fecundado y vertebrado la vida de los hombres durante largos siglos, arrojando a su paso un torrente de creaciones espirituales, artísticas, filosóficas, asistenciales y culturales de extraordinario valor. Sin embargo esta experiencia, desde hace ya cinco siglos, quedó fragmentada dando paso a lo que ahora conocemos como modernidad caracterizada por la fractura nominalista entre el ser y la palabra que terminaría alumbrando el absolutismo y una concepción de la relación del hombre con el mundo circunscrita a términos de puro dominium.

Estos hechos, entre otros, dieron lugar a la marginación de la experiencia cristiana a un espacio propio y cerrado que es una invención típicamente moderna: el espacio de lo religioso, separado y fuera de otros espacios del conocimiento y de la actividad humanas, concibiéndose como dos mundos inconexos y extraños el uno para con el otro. Este es el origen del dualismo (razón y fe, gracia y libertad, estética y moral, dogma y piedad, alma y cuerpo...) que ha ido contaminando más y más esa experiencia cristiana y que ha terminado generando el ateísmo y el nihilismo contemporáneos. Porque ha sido ese confinamiento de la experiencia cristiana a un espacio “propio”, una suerte de hortus conclusus, aunque también la reducción de esa experiencia a un conjunto de prácticas rituales o de abstracciones doctrinales o morales, lo que hace imposible que Cristo pueda ser percibido como clave de lo humano.

Pero, pese a tantas sombras y dificultades, la historia de la Encarnación permanece en el espacio y en el tiempo aunque, en cierto modo y especialmente durante la modernidad, hayamos presenciado una cierta “desencarnación” manifestada en la secularización, descristianización y disolución de la propia modernidad en una cultura de la muerte, marcada cada vez más por la censura y la abolición de lo humano. Y por eso hoy más que nunca a los cristianos nos corresponde dar testimonio y dar la voz al mundo de la dignidad sagrada de la persona humana en tanto que persona humana, y de la consecuente dignidad de la razón y de la libertad.

A los cristianos nos corresponde anunciar la verdad última sobre la vida del hombre, Jesucristo, que es el camino, la verdad y la vida (Jn 14, 6). Por eso la diaconía de la verdad es esa misión que asume la comunidad creyente dirigida a comunicar las certezas adquiridas aun a sabiendas de que, como dice San Pablo: Ahora vemos en un espejo, en enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un modo parcial pero entonces conoceré como soy conocido (1 Co 13, 12). Sólo así superaremos esa fractura entre fe y razón, esa separación entre Dios y la creación (la realidad), característica de la modernidad.

Y esto es exactamente lo que ahora hace la Conferencia Episcopal: salir del huerto y orientar a los creyentes sobre aspectos fundamentales de la vida cristiana.

Por eso, porque la experiencia cristiana da respuesta a las preguntas y aspiraciones más profundas del hombre, también en esta hora de la historia, también en las elecciones de 2008, y porque, como decía Hans Urs von Balthasar, es urgente abatir los bastiones en los que se la quiere encerrar, es por lo que nuestros obispos han dicho lo que debían decir.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 31/01/2008 23:58:39 por 53n3k4
Com en otras ocasiones, no me "mola", pero no puedo permanecer en silencio ante las palabras de Roge, a las que tengo que replicar lo siguiente:
1.- el documento no refleja las ideas de la Conferencia Episcopal Española (o parte de las mismas), sino la orientación pastoral que nuestros obispos entienden más oportuna en este momento. Pretender llevar esto al terreno de las ideas (de las ideas políticas, concretamente) es una trampa sofista.

2.- La orientación pastoral es una OBLIGACION más, dentro de las atribuciones que tienen, de nuestros obispos. La carta de marras NO es una injerencia en el proceso electoral. La vida pública es, en primer lugar, vida moral. Quien no entienda esto no está capacitado para aportar nada positivo en una sociedad rectamente ordenada al bien común, se mire como se mire.

3.- Repito, no se trata de ideas sino de principios. Y, por exponerlo de forma “cronológica”, son los “principios” del PSOE los que se oponen a los de la Iglesia, más bien. Y no sólo el resto de partidos “progresistas” como tu señalas, porque en puridad el “programa” del PP contraviene frontalmente todas y cada una de las indicaciones morales que, de acuerdo al magisterio de la Iglesia y sobre la base de los 4 principios irrenunciables anunciados por Benedicto XVI el año pasado, conforman la recomendación pastoral de nuestros obispos.

4.- Entiendo que los cuatro puntos que tu mencionas (el matrimonio, el terrorismo, EPc y el nacionalismo) te parezcan suficientemente delicados para no tratarlos. Pero, claro, el pastoreo del pueblo cristiano en expaña no se te ha encomendado a ti (deo gratias).

5.- Nuevamente pretendes interpretar la esencia y el rol de la Iglesia utilizando categorías exclusivamente políticas. Error. Otra vez. Además, la comparación con el Rey está completamente de sobra (y a mi particularmente me parece insultante).

Siento decirte que demuestras padecer una esquizofrenia modernista en su estadio más avanzado. Crónica, diría yo.


Un saludo


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 10:34:57 por McMurphy
Morning friends,
Llama la atención una vez más que el uso de la libertad de expresión/ opinión en España es cada vez más restringido al monopolio de ciertos sectores. Tal es así que ya se está diciendo que la Iglesia no tiene derecho a opinar.

Ratzinger explicó perfectamente en su discurso de la Sapienza (vetado por el laicismo tolerante, by the way) la responsabilidad y alcance de su opinión respecto a los asuntos “del mundo”. Por tanto este tipo de documentos no son meramente “derechos” de opinión sino obligación que tienen los representantes de la Iglesia de dar su orientación desde sus Principios (siempre los mismos) ante hechos que repercuten en el hombre.

Me llama la atención la actitud hostil de mucha gente. Pienso que un documento así, debería ser bien recibido por todos, TODOS, al añadir más puntos de vista a algo tan importante como son unas elecciones generales. Con independencia de estar en la Fe o no, es una orientación válida hecha por una organización al servicio del hombre. (no se nos cae la boca diciendo que buscamos la Verdad? O simplemente queremos que nos corroboren NUESTRA verdad...?)

Sin embargo vemos que lejos de reflexionar sobre si los principios son válidos o no… en nuestro embrutecimiento tecnócrata se analiza inmediata y meramente con la cantinela: “”a quien beneficia// a quien perjudica””.

Como consecuencia, nos despistamos, nos engañamos y seguimos ignorando el proceso de autodestrucción y las cifras con las que se nutre la modernidad en su crimen cotidiano: 100,000 inocentes asesinados bajo diferentes excusas envueltas bajo el manto del “derecho”, incapacidad de crear familias, alienación creciente del hombre….
Los poderes terrenales tienen una responsabilidad en lo que está pasando y la Iglesia tiene la obligación de denunciarlo y decir que opina.Si se calla se convierten en complices.

Por cierto, yo no veo ningún partido ahora en España con las suficientes garantías para un católico.
Un abrazo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 12:21:05 por Roge
Estimado Arturito,

La esencia de mi anterior comentario no es proponer nada, tan sólo me hago una pregunta religiosa, que no política, en público. Cuestionarse algo, interrogarse, no significa necesariamente estar en desacuerdo con lo cuestionado y a favor de otras opciones.

Yo estoy acostumbrado en la búsqueda de la verdad a que de una pregunta genuina sólo se sale formulando otra pregunta genuina. Hasta que comprendes algo que todas las anteriores preguntas intentaban metaforizar. Las verdades, en minúscula, que se descubren en el proceso, no me interesan demasiado.


Mi pregunta formulada en una segunda aproximación es:

¿Es correcto, desde un punto de vista cristiano, que la Conferencia Episcopal Española, en estos momentos, emita una nota como la que ha emitido y con algunos de los contenidos que contiene?

La respuesta concreta a esta pregunta, aún teniendo gran importancia, en verdad no me involucra personalmente. Pero esta pregunta encierra de un modo misterioso para mi algo que aún no he logrado expresar y que sí que me concierne directamente. Intentaré perfilarlo en mi respuesta a Visconti y a 53n3k4

Bueno, pues nada más. Recibe un abrazo.

Roge


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 12:43:05 por Arturito
[Roge]"Las verdades, en minúscula, que se descubren en el proceso, no me interesan demasiado."

Pongamos que a mí, sí
No voy a extenderme más en McMurphy´s. Lo digo siempre y no lo cumplo pero bueno.





--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 12:48:36 por Roge
Estimado Visconti,

Al igual que tú, yo creo que la Iglesia tiene el derecho y el deber de opinar públicamente. La cuestión que me pregunto es acerca del cómo hacerlo.

Yo creo que este punto es tocado por nuestro santo Padre en el discurso no dado en La Sapienza cuando al despedirse dice:

“Más allá de su ministerio de Pastor en la Iglesia, y de acuerdo con la naturaleza intrínseca de este ministerio pastoral, tiene la misión de mantener despierta la sensibilidad por la verdad; invitar una y otra vez a la razón a buscar la verdad, a buscar el bien, a buscar a Dios”.

La palabra clave es “invitar”. Sí, invitar una y otra vez, con serenidad, sin dogmatismos, sin entrar en confrontación, respetando la libertad del otro para opinar y decidir sobresu vida, renunciando si es preciso al propio derecho a hablar.
A mi me parece positivo que el hombre actual se atreva a intentar vivir sin la percepción de un tipo de dios y de religión en los que no cree, y prefiera apoyarse en su razón. Si es honesto en sus preguntas y en sus planteamientos acabará llegando a Dios y nosotros debemos ayudarles a conseguirlo y para eso es preciso no pasar a formar parte del problema. Eso no significa callar siempre, sino discernir cuando y cómo hay que hablar, respetando de verdad el propio camino de búsqueda de cada persona.

¿Crees que este texto de la Conferencia Episcopal Española, en estos precisos momentos, es una “invitación” a los "progres" a buscar la Verdad?

By the way: Dentro de su enorme complejidad, Benedicto XVI tiene unos “puntos” de sencillez espectaculares.

Recibe un abrazo Visconti,

Roge


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 13:21:10 por McMurphy
Yo creo que es correcto que la Conferencia Episcopal de su opinión en cualquier circunstancia. Sobre todo en aquellas en que puede ser más eficaz y tener repercusiones, como es el caso que nos ocupa
(Ratzinger: … Pero esta comunidad, de la que cuida el Obispo, sea grande o pequeña, vive en el mundo. Las condiciones en que se encuentra, su camino, su ejemplo y su palabra influyen inevitablemente en todo el resto de la comunidad humana en su conjunto. Cuanto más grande sea, tanto más repercutirán en la humanidad entera sus buenas condiciones o su posible degradación.)

Acerca del “como”, pienso que en el punto 3 explican bien la declaración de principios: “Respetamos a quienes ven las cosas de otra manera. Sólo pedimos libertad y respeto para proponer libremente nuestra manera de ver las cosas, sin que nadie se sienta amenazado ni nuestra intervención sea interpretada como una ofensa o como un peligro para la libertad de los demás…”

Si los progres no se sienten invitados a la discusión, no será que el progre hispánico es poco dado a la discusión y gusta mas de “etiquetar” verdades que de discutirlas con tranquilidad?

Por qué cuando hablamos de dogmatismos inmediatamente nos dirigimos a la “jerarquía” católica cuando estamos viendo actitudes dogmáticas todos los días desde los movimientos laicistas cuyo ámbito de opinión “de hecho” realmente invade todo empezando desde la educación hasta los medios de comunicación?

Es que nunca hay ningún tipo de autocrítica en los sectores laicos, “de base” cuyas ideologías se basan más bien en el ataque frontal contra lo que la Iglesia representa adoptando un enfoque puramente marxista que solo ve el Vaticano como fuente de poder y a partir de ahí asfixia cualquier tipo de debate?

Abrazos y no te vayas Sir Arthur


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 13:32:23 por Roge
Estimado 53n3k4

Sin duda te das cuenta de las emociones que te embargan cada vez que lees algo que escribo. Más allá de lo correcto o incorrecto de las ideas que me comentas, tus comentarios me transmiten esa posición tuya con respecto a mi. No tendría mayor importancia si se tratase de nosotros dos. Pero el hecho me parece interesante porque refleja adecuadamente lo que le ocurre a la Iglesia Católica con los "progres", y es ahí donde yo creo que como cristianos deberíamos reflexionar, puesto que nuestro mensaje tiene más que ver con la posición que adoptamos frente a nuestros semejantes, que con ideas o principios más o menos verdaderos. La Verdad que nosotros poseemos en su origen no son ideas o principios.

Es por eso que me planteaba, que no afirmaba, si aún teniendo derecho a publicar la nota en estos momentos, la Iglesia debería abstenerse de hacerlo.

Recibe un abrazo 53n3k4. Me gustaría poder reconducirlo.

Roge


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 13:53:06 por procura
Es de locos. Esto sólo ocurre en España. Por políticos rastreros e imbéciles el país se va al garete y las rencillas aumentan en proporción alarmante. Los enemigos son la iglesia, la libertad, la vida, la familia, etc.. Se lucha contra la naturaleza, contra el sentido común, contra la lógica, y así nos va.
Sólo ocurre aquí, en un supuesto país democrático que supuestamente defiende la libertad. ¡Y una m... como el sombrero de un picador!
Un fuerte abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 18:56:32 por ttesk
No sé porqué se mosquean tanto los sociatas. Los obispos dirigen sus orientaciones a los católicos, no a al ciudadanía en general. Sin embargo, cuando colectivos, dirigentes, actores o titiriteros más o menos famosillos piden descaradamente el voto para el PSOE, no pasa nada.
La ley del embudo sigue vigente.
Abrazos.

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 19:44:42 por rosalbus
Under pressure...

Freddy tribute, isn't? Had you occasion to see them in Wembley?

(Hablando de todo un poco...)

Bad Time, pal. I hope that it will pass soon

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 21:22:12 por emiddcc
Url: blogs.libertaddigital.com/emiddcc/
Buenas tardes comapañero McMurphy; Magnifico texto nos has expuesto. La verdad es que no se le puede añadir mucha cosa mas. Te diré lo mismo quesuele decir Don Cesar Vidal de la Cope." Se peude hablar más alto, pero no más claro".
Yo tambien sigo viviendo con la esperanza de que despierten esas conciencias de aquellos que la han tenido un tanto dormidas o aletagadas...De ese modo, podreos disfrutar de un mejor estar general. Un saludo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 01/02/2008 22:55:39 por Visconti

No tengo que añadir nada a mis palabras, Roge. El que quiera entender, que entienda. La Conferencia Episcopal viene "invitando" y orientando el juicio de sus fieles (este documento, no lo olvides, va dirigido a los "fieles cristianos") de un modo continuo e initerrumpido, alumbrando numerosísimos documentos para la reflexión y maduración del espíritu. Desde 1977 lo ha hecho siempre ante unas elecciones generales y, oh casualidad, ahora es cuando se escandalizan precisamente aquellos que han perpetrado lesiones gravísimas a la convivencia, al bien común y a la dignidad de los hombres.

Episkopos, permitidme recordarlo, es una voz griega que significa exactamente "el que vigila". ¿Qué otra cosa pueden hacer los obispos sino vigilar al lobo y a las ovejas?

Un abrazo

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 02/02/2008 00:15:35 por 53n3k4
Roge, te equivocas de plano en tus apreciaciones. Yo no te conozco, y no me siento embargado por ningún tipo de emoción hacia ti. Otra cosa es lo que tus palabras producen en mi ánimo (¿tú eres tus palabras?). Pero es que ocurre que pretendes estar hablando desde la óptica cristiana, y eso es RADICALMENTE FALSO, y esa es la razón por la que yo no puedo callar ante tus intervenciones. ¿Te divierte analizar las reacciones de los contertulios? ¿Responden habitualmente a la ficha psicológica que construiste hace ya tiempo?

En lo que a ti respecta, salta a la vista que me preocupa la salvación de tu alma, pero ... ¿qué quieres que te diga? Ya lo dijo el Maestro: apártate de mi, Satanás, pues piensas como los hombres y no como Dios. Y también aquello sobre no echar de comer perlas a los semovientes.

¿Está claro?

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 02/02/2008 01:43:16 por Roge
Sí, está claro, 53n3k4. Te ruego sinceramente que me disculpes.

Roge

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 02/02/2008 07:27:17 por 53n3k4
Por cierto, Mac:

Te equivocas ... si hay partidos que se ajustan a los criterios que la CEE expone en su nota. Aunque, eso si, ninguno tiene representación en el parlamento.

¿Qué partidos? PUes, por ejemplo FyV (Familia y Vida), SAIN (Solidaridad y Autogestión INternacionalista), AES (Alternativa ESpañola), CTC (Comunión Tradicionalista Carlista), y alguno más que ahora no recuerdo. Aprovecho la ocasión para pedirte el voto para la CTC, formación en cuyas listas al Senado estaré yo mismo.

Un saludo.


--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 03/02/2008 20:26:23 por Persio
Url: http://blogs.libertaddigital.com/Persio/
Mansur, Mansur Escudero, el de la Junta Islámica que pide el voto para la izquierda, a ese es a quien yo voy a hacer caso :)))

Izquierda-derecha vs. moros-cristianos.

¡Saludos!

--------------------------------------------------------------------------------

Enviado a las 11/02/2008 13:31:05 por Doroteo
Url: tuxirisa
Totalmente de acuerdo.

--------------------------------------------------------------------------------

No comments: