Thursday, 3 September 2009

Miss California: nueva víctima de la hipocresía: ATENTADO A LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO

(Creo que la noticia es antigua. Sin embargo creo que es relevante y hay que darla la publicidad que merece)
‘Not Politically Correct but Biblically Correct’


Sabemos que los límites de la libertad de expresión y de pensamiento están siendo atropellados sistemáticamente. La hipocresía, maquillada y oculta en la tristemente famosa expresión “políticamente correcto” sigue siendo un arma tremendamente eficaz para capar el pensamiento y limitar la opinión.



Carry Prejean, Miss California, en el turno final de preguntas para la elección de Miss U.S.A. fue preguntada sobre la reciente legalización del matrimonio Gay en su condado. Su respuesta, del todo impecable, manifiesta que, sin que querer ofender a nadie, según su formación y la de su familia no hay más matrimonio que el del hombre y la mujer. Veamos la respuesta original para que no haya ningún tipo de duda:


Well I think it’s great that Americans are able to choose one way or the other. We live in a land where you can choose same-sex marriage or opposite marriage. You know what, in my country, in my family, I do believe that marriage should be between a man and a woman, no offense to anybody out there. But that’s how I was raised and I believe that it should be between a man and a woman”


Esta opinión produjo inmediatamente el arqueo de cejas del autor de la pregunta y ciertos ceños empezaron a fruncirse. El entrevistador, un tal Perez Hilton esa misma noche en su blog empezó a disparar con bala y la consecuencia es que la bella Carry perdió la corona como el mismo Pérez reconoció al día siguiente:


"She lost [the crown] because of that question. She was definitely the front-runner before that, leading many to question Hilton's ethics and believe that the answer directly had caused her to lose the competition”


La opinión es libre y nosotros, los católicos, pensamos exactamente así. La Tolerancia Cero contra este tipo de pensamiento funciona de forma automática. La Miss ha sido desposeída de su corona y los medios afines del sistema el lobby Gay y demás profesionales de la homosexualidad empiezan a afilar armas. La demagogia de siempre se hace dueña y señora de la comunicación. Para los radicales este tipo de afirmaciones son homófobas y los adjetivos se inflaman con el prefijo “ULTRA”: “ultra” conservadora; “ultra” católica…


Curioso esto último. Una vez más nos encontramos con las consecuencias de la corriente laicista que busca en el fondo la persecución del pensamiento cristiano y en la forma la expresión del mismo. Con la excusa de que las creencias pertenecen a la subjetividad del individuo por tanto no pueden ya producir opinión sino ni siquiera expresarse.


Al católico que opina como católico se le llama Ultra y se le calla sin contemplaciones. Interesa el católico cómodo que abra la boca solo para estar de acuerdo con la corriente-moderna-de-pensamiento. Son los llamados “cristianos horizontales”, los “católicos sin jerarquías”, “cristianos de base” que mucho me temo tienen poco de base cristiana. El PSOE lo hace continuamente con los “católicos” Pepiño y Bono, por poner un ejemplo. De estos nuevos infiltrados que proclaman la “horizontalidad”, “la iglesia como asamblea”, la destrucción del dogma y que buscan reducir el mensaje Cristiano y la historia de la Encarnación a mera ideología o a sentimental cuento de hadas hablaremos próximamente. Este es el peligro mayor que tenemos los católicos en mi opinión. Mucho más que el ateísmo militante.


El tema es grave porque va muy rápido. La libertad de expresión está mutilada y es solo el principio. Mañana el hecho de decir que el aborto es un asesinato será motivo de penalización.


Yo, por de pronto quiero felicitar sin reservas a la Miss. Desde luego no se ha dejado amedrentar y en posterior entrevista ha dejado clara su idea:


“No. I wouldn’t have answered it differently. I think the way I answered it might have been offensive to people…but I said ‘No offense to anybody.’ I did not want to offend anybody. But with that question specifically, it is not about being politically correct. For me it was being biblically correct.”


“When I am asked a specific question, I am going to give a specific answer. I am not going to stand in the middle. I am going to take one side or the other”


Y ahora mismo me pongo en contacto con mi amiga Carabela para organizar un viaje a Miami y conocerla personalmente. Creo que merecerá la pena en todos los sentidos.

23 comments:

Ariovisto said...

Hubiera sido igual de terrible que la hubieran desposeído por lo contrario, es decir, por decir, que tal opción debería ser una práctica habitual.
La libertad y el respeto por los demás también abarca las cosas que nos contrarían. Respetar las ideas que nos parecen simpáticas es fácil.
Esta vez el antipuritanismo hipócrita ha partido en dos los sueños de una criatura a la que wears the crown ... to be all
Como muy bien afirmas, el cristianismo se basa en la fraternidad, no en el sectarismo.
Un abrazo, almirante.

buggy said...

Hola Mc,
el matrimonio religioso puede excluir a homosexuales, rubios, altos o tuertos. No parece defendible, pero...

El matrimonio civil, el "legal", el que tiene repercusiones legales y económicas no puede ser un coto cerrado que deje fuera a ciertas personas que no son como la mayoría, pero que son igual de ciudadanos.

Rsponder como ha hecho la rubia indica que ella no distingue un matrimonio del otro. No es cuestión de que no sea políticamente correcta, es que es intolerante.

"No quiero ofender a nadie, pero tú no puedes casarte con la persona a la que quieres"

Pues hombre, que la sociedad te discrimine no sé si ofende o no, pero seguro que jode un rato.
Un abrazo

rogebcn said...

Hace unas semanas una persona me dijo "yo soy homosexual pero no soy gay".
Me pareció interesante el distinguir con dos palabras diferentes algo que se observa en ese colectivo.

El gay, la parafernalia, la fiesta, el orgullo,el descaro, la provocación,la lascivia mostrada, suelen causar rechazo entre algunas personas.

El homosexual como persona indistinguible del heterosexual en sus comportamientos sociales es más fácil de aceptar. No vende nada, no intenta compararse al alza, simplemente acepta una condición que no eligió e intenta vivir su afectividad y su sexualidad en consonancia a lo que siente.

Por ello sería importante reflexionar si en las actitudes de rechazo al matrimonio entre personas del mismo sexo está el rechazo a la actitud gay. Y si en el rechazo al matrimonio del homosexual (definido como he dicho anteriormente) hay ciertamente una homofobia camuflada.

Bueno, recibe un saludo,

Roge

McMurphy said...

Hola amigos,
Solo una aclaración minima para el amigo Buggy: El matrimonio religioso no excluye ni a rubios ni a altos ni a nadie con tales peculiaridades físicas… simplemente se basa en la unión de “sexos” que consideramos que son dos: masculino y femenino. La modernidad ha cambiado el sexo por el “género” (creo que son 6 o 7). La concepción cambia y eso da para mucho tema y múltiples uniones.

"La rubia" ha dado su opinión en su libertad. Partiendo del respeto. (ahí dejo la traducción original). Que joda o no, no es su problema. Todos opinamos de todo, tenemos derecho a ello y seguro que un margen de “jodienda” queda a quien no comparte una idea determinada. Por su opinión ha quedado fuera y eso para mi es de vergüenza.

En el respeto nos seguiremos comunicando.
Abrazote.

avigoria said...

Querido Mc, el debate que planteas es muy complicado ya que la cuestion está en delimitar el punto en el que la libertad de expresion de quienes piensan blanco choca con la libertad de expresion de quienes piensan negro asi como en el limite entre la libertad de expresion y las demas libertades y derechos. Para poner un ejemplo muy radical pero muy claro: Si yo fuera racista y pensara que las razas diferentes a la mia deben desaparecer del planeta (no necesariamente la blanca, cualquier raza) mi libertad de expresion constituiria un delito legal y moralmente hablando, porque no soy quien para decidir sobre la vida o la muerte de nadie.
Aqui la libertad de expresion choca frontalmente con el derecho a la vida (aunque no lleve a la practica mis opiniones, son totalmente ofensivas.)

En el caso de nuestra Miss, parece que su libertad de expresion ha ofendido no solo al colectivo homosexual, sino a todos aquellos que consideran (o más bien consideramos) que legalmente todos los hombres y mujeres tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones sin que pueda establecerse ningun tipo de discriminación por razon de la orientacion sexual. Por lo tanto sus palabras se consideran ofensivas porque realmente lo que dice es que no reconoce el derecho de los homosexuales a contraer matrimonio.

Ahora bien, con independencia de ello, considero que existen algunas cuestiones en las que entra en juego no sólo la educacion recibida, sino especialmente las creencias religiosas. Al margen de Miss California, son muchos los Católicos (realmente todos los Catolicos que lo son de verdad) cuya vida se rige por la FE (y lo escribo en mayusculas) y CREEN de verdad, que el matrimonio solo puede existir entre una hombre y una mujer. En este sentido, la actitud de los no creyentes cuando critican, atacan e insultan a quienes viven su FE es tan ofensiva para los Católicos (y para quienes sentimos la Religion muy de cerca) como las palabras de los Catolicos para los homosexuales.

Partiendo de que no todos pensamos igual, tengamos en cuenta que el respeto debe ir en ambas direcciones. Y para todos aquellos que consideran que el matrimonio entre dos homosexuales no es tal, está su derecho de expresarlo, aunque no sea compartido, sin represalias absurdas, al igual que estan en su derecho los homosexuales a contraer libremente matrimonio, ya que es un derecho inherente a todo ser humano, y no un privilegio de unos pocos (o unos muchos)...

Pero en todo caso, mi comentario no deja de ser una opnion más...criticable por quienes no piensen como yo, o aplaudida por quienes compartan dicha linea de pensamiento...

Un abrazo

emiliodom said...

Hola amigo Almirante: He leido tu artículo, lo he encontrado muy interesante. Aprecio que estás hecho todo un artista de la composición.Está muy logrado tu blog!! felicitaciones...si ya lo suelo decir yo, con cierta frecuencia- que el que sabe...sabe.
Un abrazo campeón

emiliodom said...

Aprecio- lo digo por lo del viaje a Maiami- que estás hecho todo un viajero...Si logras llevarlo a la práctica y de ese modo conocer a nuestra amiga común Carabela, seguro que le darás recuerdos nuestros...Un abrazo campeón!!!

McMurphy said...

Me parece muy interesante la distinción entre Gay y homosexual que hace Roge. Lo Gay parece ser por decirlo de una manera el marketing, una interpretación muy encaminada al mercado de la realidad homosexual. Hace tiempo lei a dos diseñadores italianos homosexuales una crítica en la misma dirección. El lo Gay entra lo que mencioné antes de los “profesionales de la homosexualidad”.
Avigoria, gracias por tan articulado pensamiento lleno de sentido común. Creo que en este caso sin embargo es interesante reproducir la respuesta de Ms Prejean:
1. Well I think it’s great that Americans are able to choose one way or the other. We live in a land where you can choose same-sex marriage or opposite marriage – ASUNCION DE LA LEGALIDAD
2. You know what, in my country, in my family, I do believe that marriage should be between a man and a woman – COMO ME EDUCARON
3. no offense to anybody out there. But that’s how I was raised and I believe that it should be between a man and a woman – ESTO ES LO QUE PIENSO

Sigo pensando que expresa su creencia asumiendo cual es la situación vigente. El tema de este post para mi simplemente es el de la libertad de expresión. El de fondo, quizá mas problemático es el de siempre: “sexos” (2) o “géneros” (7).
(Gracias por vuestro interés de nuevo. A ver si conseguimos crear lo que no se pudo hacer en LD nunca: debate.)

Laura M. said...

Me dio pena por las conseceuncias que tuvo para ell,a y al mismo tiempo sentó orgullo al ver a una mujker valiente y sincera, sencillamente coherente con su fe, además de guapa.
Un abrazo amigo, y suerte con le blog, quedas y quedaís invitados al mío.http://pensaryescribirenlibertad.blogspot.com/2009/02/reflexiones-sobre-la-proyectada-reforma.html

Laura M. said...

Acabo de leer todos vuestro comentarios, y se ha plateado un debate muy interesante.
auqnue Mc Murphy ya ha dejado clario la clave lo que pretenden al introducir "la ideología de género", (por cierto ese lenguaje está presente en el unilateral proyecto deley del aborto que pretende, - hay tres libros sobre ello que recomiendo de Edurado Trillo).
Claro que mi libertad termina donde empieza la de otro, la tuya que les lo que escribo..., pero no hablamos e una libertad absoluta porque el mismo ser humano es un ser finito, la otra clave es que hablamos de una libertad con apellidos, una libertad resopnsable..., que ausme las conseceuncias de sus actos, que es coherente con su fe, con la razón.
ME parece de interés la diferencia entre gay y homosexual.
Soy de las que se oponen , por ser defensorad e la libertad a que el Estado entre en al alcoba sinceramente..., pero hay una diferencia entre matrimonio entre personas de distintos sexo, y uniones d ehecho que por icerto ya existían desde tiempo inmemorial , por influencia islámica en España y se llama la institución de "la barraganía". Es cierto que al haber distintas leyes de parejas de hecho o uniones homosexuakles autonómicas, hacía falta una ley estatal, general que pusiera un poco de orden (aunque vuelvo a decir que detesto als injerencias estatales en la vdia de las personas o realaciones domésticas), pero esta solución tendría que venir apoyada en el derecho natural, y ahí está el problema, que no lo está... QUe tramitaron una ley que modificaba le código civil, el concepto de matrimonio como unión indisoluble (a pesar de que haya muchos divorcios facuilitados por una legislación que no ayuda ni protege a las familias como sí las hay en EEUU con Mike huckabee por ejemplo según Patricio F Fagan en la heritage Fooundation), de dos personas,- si no abría que abrir la puerta a la poligamia, un seundo apso en la evolución que algunos reclaman, tb por influencias externas...-, para el fin de la reproduccíón - este fin beneficia a la sociedad, permite la descendencia que luego se ocuparaá de las pensiones en un Estado de bienestar que hoy se reduce a buscar el mero placer.

Que conste que respetop a las personas, so bre todo si su opinión además de razoznada y expresada con educación, es ocherente y vive como piensa...
Hay mcuha confusión, muchass persoans que siguen modas caducas, que cambian según la época del año..., que s dejan llevar por el sentimiento del momento y así no se logra una estabilidad que redunda en el bien común, familias fuertes son la base deuna sociedad y un país fuerte.
Cero que la solución pasa por el fortalecieminto de la sociedad civil, de la familia, a través de programas que como en MAérica y en particular en el artículo que cito antes, se basan en invertir dinero para cursos de formación prematrimonial- para que sepan qué es el matrimoio realmente y no se separen a la mínima,- o de mediació- si hay problemas... y se pueden solucionar- o menos cargas fiscales para als familias- la numerosa está siendo discriminada por Zp frente a la monoparental, en EEUu ya no pasa desde el 98-
EN fin que política, familia y vida, están relacionaas y debieran ir de la mano, con un fundamente que les sirva de base sólida: el dercho natural, y el católico término del "bien común", hoy el primero pisoteado, el segundo vulgarizado, pues extirpan el contenido dejando vacía la palabra... para poder usarla según su ideología..., y si sacrificamos la sustancia por la forma, entonces nos quedamos en al superficie de la aparciencia, del mero camuflaje, todo depende del vaivén de las olas...
No confudamos tolerancia, con relativismo, no todas las opiniones son iguales. Demos nombre a als cosas sin miedo y seamos coherentes, es sólo mi humilde opinión. como ciudadana cumplidora y responsable dentro deuna debate abierrto, serio, sin agitaciones populares.
Un cordial saludo. Y gracias.

Teresa said...

Hola Almirante McMurphy.
Muy interesante el debate en tu blog que, creo, está abierto en varios frentes.
*.- Por uno se debate la exclusión del certamen de belleza de Miss California porque ha dicho libremente lo que pensaba y se ha atacado su libertad de expresión frente a la libertad que defienden otros.
*.- También quiero encontrar otro debate en los comentarios y es el de considerar conceptos diferentes "Gay" y "Homosexual", muy bien expresados por Roge.
*.- Por último, también se está opinando entre si se puede aceptar o no la existencia del matrimonio entre dos personas del mismo sexo.

Encontraremos opiniones de todo gusto y razonamientos que pretenden justificar los diferentes puntos de vista. Cada cual lo hará según la FE, las CREENCIAS, la EDUCACIÓN y los PREJUICIOS que conforman su forma de entender y afrontar la vida.

Lo importante es que sepamos diferenciar unas cosas de otras. El derecho de Ms Prejean a decir lo que piensa sin que por ello tenga que sufrir represalias está en el mismo nivel de importancia a que el homosexual sea respetado y aceptado. (Aquí diferencia claramente entre los conceptos "gay" y "homosexual")

Es importante que los que no aceptamos la denominación de matrimonio entre personas del mismo sexo o que nos vemos presionados en nuestras opiniones y libertad de expresión por el loby gay, sepamos defender nuestra libertad, nuestras creencias y nuestras costumbres.
El respeto ha de ser recíproco y así hay que axigirlo.

McMurphy said...

No hay nada como una Maestra para poner orden en los conceptos.
Como anécdota tengo que decir al respecto de los vocablos “Gay” y “Homosexual” lo siguiente: andaba yo con mi amiga Jackie por el centro de Dublín y pasamos por un pub muy famoso aquí que se llama “George”. Es un gay pub y como tantos otros tiene la bandera de colores por distintivo. Yo dije con total normalidad y sin ningún ánimo de ofensa: “Is that a pub for homosexuals?”. Jackie cambió el gesto hacia un tono irascible y dijo: “Don’t be homophobic! Don’t say “homosexuals”, they are just “gays”.
Jackie es una persona entrañable pero demasiado sensible en el tema político. Creo que la he presentado ya por aquí. Es negra por fuera y roja por dentro, como una trufa apasionada. Mi mejor amiga abroad, indeed. Cuando pregunté cual era la diferencia no me ofreció una explicación clara pero creí entender sutilmente que el vocablo “homosexual” daba una fuerza que implicaba rechazo mientras que gay era la palabra amable que simplemente no expresaba ningún juicio negativo.
La importancia del uso de las palabras es tremendo no? Gay significa “alegre” y es una palabra que ahora se utiliza poco pero si vemos pelis de los 50 aparece con frecuencia. También existe el nombre “Gaylord” que ya nadie usa pero en la película “Meet the fockers” hace bastante chistes con ello.
Gracias a todos de nuevo, la verdad es que da gusto el nivel.

Caminant said...

Personalmente creo que todo está en saber no invadir el terreno de otros y por encima de todo,usar de la caridad,siempre.
Caridad es aceptar al otro como es aunque no se acepte todo lo que diga.
Me parece que exiten demasiados colectivos o grupos de presión de uno u otro signo.
Creo que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer y si nos ceñimos a la moral católica,indisoluble por ser un sacramento.
Es mi opinión sin ánimo de entrar en discusiones.

avigoria said...

Muy interesantes todas vuestras opiniones.

Personalmente me gustaria seguir en la linea apuntada por Buggy en cuanto a la cuestion legal del tema, ya que si bien habeis matizado que el debate se plantea solo desde el punto de vista del derecho a la libertad de expresión, (gracias por puntualizar mi comentario, Mc) no podemos olvidar que en los diferentes comentarios se han ido aludiendo a cuestiones que me gustaria contestar, en concreto en cuanto a la creencia o no en los matrimonios homosexuales (cuestion aludida por Teresa), y su regulacion por el Estado aludida por Laura, y todo ello me gustaria hacerlo desde un punto de vista estrictamente juridico, si tener en cuenta ni mi Educacion clasica, ni mis Creencias Religiosas, ni mis Prejuicios (que los tengo, pero no hacia los homosexuales o hacia los Catolicos sino hacia los intolerantes):
Las opiniones son perfectamene respetables, sin embargo para quienes "no creeis" en el matrimonio entre homosexuales debo decir que no es una cuestion de creencias, sino de legalidad, tal y como apunto Buggy: el Estado no se ha metido en asutos de alcoba, sino que ha procedido a regular las consecuencias juridicas derivadas de la celebracion del matrimonio, que no olvidemos, es una Institucion regulada en el Codigo Civil que reconoce efectos juridicos al matrimonio religioso (no solo Católico, sino tambien de otras religiones).
El Estado, a traves de la ley, lo que hace es regular las nuevas relaciones que van surgiendo en la sociedad y necesitan respuesta legal.
Guste o no guste, desde 1978 tenemos una Constitucion que a pesar de ser criticada, nadie se ha atrevido a modificar, lo que no seria muy complicado de hacer ya que los mecanismos de reforma estan incluidos en la propia Constitucion; pues bien, en ella el articulo 14 reconoce el principio de igualdad entre todos los españoles sin que pueda prevalecer ningun tipo de discriminacion por razon, entre otras, de la orientacion sexual de las personas.
Como bien sabeis, el Matrimonio produce una serie de efectos juridicos y economicos y se generan una serie de derechos, así como tambien se derivan una serie de obligaciones.
Son los efectos juridicos del matrimonio los que generan los derechos laborales, derechos en materia de seguridad social, hereditarios, etc, así como obligaciones civiles en materia de alimentos, derivadas de obligaciones familiares etc. que no pueden negarse a quienes forman un matrimonio. Y esos derecho y esas obligaciones son las que pueden tener todas las personas que decidan casarse sean heterosexuales o sean homosexuales.
Desde el punto de vista juridico no tiene sentido llamar Union a un matrimonio porque se celebre entre homosexuales, al igual que la compraventa no se llama acuerdo por celebrarse entre homosexuales o el contrato de trabajo no se llama prestacion de servicios laborales en caso de celebrarse entre homosexuales.
Entiendo que para quienes el MAtrimonio es una Union bendecida por DIOS este solo pueda existir entre una hombre y una mujer, pero el Estado de Derecho, repito, desde 1978, es un estado laico, y las leyes son la que regulan la convivencia entre las personas.

El reconocimiento de derechos nunca puede ser considerado negativo y la homosexualidad existe desde el principio de los tiempos. La diferencia entre la ley del aborto y la de los matrimonios homosexuales es que la primera permite matar, la segunda Crear.
Realmente os molesta que dos personas enamoradas puedan compartir su vida? Sinceramente, y esto tambien es una opinión, considero que el problema no es que creais o no en el matrimonio homosexual, en lo que no creis es en el hecho de que dos personas del mismo sexo puedan estar enamoradas entre sí.

Por supuesto, todo lo dicho, lo expreso sin animo de ofender, basandome en mis creencias e igualmente, y por supuesto, desde el respeto.

Un saludo para todos, y aunque pensemos de forma muy diferente me ha gustado participar en este debate.

Teresa said...

Hola Almirante.
Venía con intención de introducir otro matiz en el debate, pero he leído el comentario del amigo Avigoria y quiero aclarar alguna cosilla, con tu permiso.

Empezaré por aceptar, aunque no creo haber dicho lo contrario, que a la unión de dos personas del mismo sexo que explícitamente han manifestado su deseo de vivir juntas y compartir vidas y bienes, hay que reconocerle todos los derechos jurídicos y humanos como a cualquier unión o matrimonio, se haya celebrado una ceremonia o no para considerarse pareja.

No creo que fuera por ahí el debate, por lo menos yo no lo enfocaba en ese sentido.
Tampoco creo que nadie haya expresado un rechazo a la unión entre personas del mismo sexo. Hemos de reconocer que la homosexualidad éxiste y se debe dar soluciones sociales y legales a esa orientación.
Creo que más bien hemos expresado que no estamos conformes en denominar "matrimonio" a esa unión porque ese comcepto lo utilizamos expresamente para referirnos a la unión entre un hombre y una mujer.

Pero tampoco era ese el meollo del debate, sino la libertad que tenemos todos para expresar lo que pensamos sin que por ello tengamos que sentirnos juzgados o represaliados.

Si las personas con orientación sexual distinta consideran ofensivo que se opine que su unión no debe ser reconocida legalmente, pueden protestar y exigir respeto, pero nunca pueden obligar, presionar o exigir que las personas que así piensan y lo dicen en público tengan que ser consideradas despreciables, incultas, retrógadas o antisocailes.
Si unos piden libertad para su orientación sexual, deben saber respetar la orientación de pensamiento de otros.

Lo que estamos viviendo atualmente es una presión social y mediática que recorta la libertad de expresión. Ahora, los que discrepamos sobre llamar "matrimonio" a la unión homosexual, sufrimos una represíón parecida a lo que ese colectivo ha sufrido durante décadas, la de sentirnos obligados a callar, a aceptar conceptos y hechos que no están en sintonía con nuestra manera de pensar.

Muchos no estamos por suprimir sus derechos ni su libertad, sólo exigimos que no quieran recortar la nuestra con coacciones de todo tipo.

McMurphy said...

Hello, espero el finde vaya siendo bueno.
Avigoria, comienzas desarrollando con habilidad el tema con enfoque legalista pero terminas con una afirmación directa a las creencias de la persona de una forma tan exclamativa como subjetiva: “lo que no creéis es que dos personas del mismo sexo puedan estar enamora das entre sí” .En una peli de abogados el fiscal se hubiera levantado ante el “speech” y hubiera dicho “Protesto señoría pues es una apreciación subjetiva que en nada tiene que ver con el debate. Y a buen seguro el Juez le habría dado la razón. :-)

Creo que Teresa encauza de nuevo el tema y comparto la respuesta a lo anterior con el tema del Matrimonio.
El tema, faltaría mas podéis tocarlo como queráis. Simplemente mi intención en este caso no era discutir la naturaleza homosexual sino la LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

Los que no vamos a cambiar nuestras creencias en determinados temas sabemos que estamos expuestos a represalias por hablar de ellas si cuestionan el ordenamiento jurídico (desde ahora Conciencia Universal). Pasará con el Aborto con mas gravedad pues una vez legal nadie podrá oponerse y en este último caso gravísimo los médicos no podrán no realizarlo aparte de sus creencias.

El Estado se convierte en regulador de conciencias por ley y hay suficientes mecanismos de represalia para agotar la discordancia (los medios de comunicación los primeros).
Tengo claro que mi conciencia está por encima de un coyuntural ordenamiento jurídico y la excusa “obedecíamos órdenes” ni es válida ni es consuelo.

GKCh said...

Admiral!

Dear friend McMurphy:

Y a mí que se me había pasado este artículo tuyo... No tengo perdón. Excelente (la foto es genial; la chica es guapa) y me alegra mucho lo que dices al final, sobre el encuentro con Carabela en Miami.

Gracias por tu amable comentario, amigo. Sé que te mueve mucho el interés por Irlanda, su cultura y todo lo que la rodea. Chesterton habló mucho sobre ella (casi siempre, claro, sobre Irlanda del Norte, pero no olvidándose de la Irlanda de siempre, la dublinesa, verde, maravillosa Irlanda de Shaw, Joyce, etc, etc).

Un fuerte abrazo, Mc y a tus órdenas, Admiral

Your friend, Capt. GKCh

PS-1: A mí también me apasiona la canción de Don McLean. Otro Mac...

PS-2:¡Exitazo de blog, amigo! Viva el Talante Mesetario, más necesario que el 'talante' zapateresco...

Draco said...

Por cierto, el "preguntador" perdía aceite una barbaridad :)

rogebcn said...

Hay otros puntos por donde enfocar el tema de la libertad de expresión que no son los políticamente correctos.

La palabra siempre tiene una intención más o menos explicita,y va dirigida a algún otro, causa un efecto en los demás.
Es preciso que la palabra genere y nos genere consecuencias, de otro modo pierde su fuerza, se convierte en algo vacio, en palabrería.

Por tanto, apelar a la libertad de expresión para que nuestra palabra no nos acarree consecuencias es tanto como callar.

Miss California sabía lo que decía, dónde lo decía y también sabía que no era una pregunta inocente. Su nobleza no está en decir lo que dijo, lo cual es discutible, sino en aceptar lo que sucedió por decir lo que dijo, que es lo que ella pensaba.

La palabra, al igual que cualquier acto humano no puede ser (no por obligación sino porque es imposible estructuralmente) ni neutra ni estar protegida frente a las reacciones de los demás.

La libertad de expresión es uno de los bastiones de la ideología laicista que no acepta el sufrimiento (eudemonismo) creyendo que puede evitarse con ridículas normas democráticas, declaraciones de derechos, utilización de la ciencia al servicio de la ideología y cambio de significado de las palabras. No deja de ser la utopia de que somos dioses, de que podemos vencer a la muerte y al dolor.

Para mi no pido libertad de expresión, sino sabiduria para saber cuando hay que hablar y valor para hacerlo.

Es un tema tan interesante éste. Un abrazo,

Roge

Laura M. said...

Desde luego, no es cierto que la Iglesia Católica haya emprendido ninguna “cruzada” contra el matrimonio homosexual. Buena prueba de ello es que ninguna de las grandes religiones actuales (ni las pasadas) aprueba la institucionalización del matrimonio (como quiera que se denomine) entre personas del mismo sexo (muchas de ellas incluso lo castigan). Y es más, posiblemente la Iglesia Católica sea la que más indulgente se haya mostrado con la homosexualidad, a pesar de no poder justificarla (como es lógico) por motivos naturales.



En lo que la Iglesia sí ha sido bastante tajante es en negar el carácter de matrimonio a la unión entre personas de idéntico sexo. Y es comprensible que así sea ya que el matrimonio tiene una vertiente civil, que viene a ser algo semejante a un vínculo contractual, pero también una vertiente religiosa, ya que se trata de un sacramento.



En su aspecto civil, los políticos, científicos e intelectuales pueden discutir lo que quieran y llamar matrimonio a lo que les parezca conveniente. Pero en su aspecto sacramental, sólo la Iglesia está legitimada para decidir qué es un matrimonio y qué no lo es.



En este sentido, la postura adoptada por la Iglesia y por muchos partidos conservadores (con “C”) de oponerse al matrimonio entre homosexuales, aunque admitiendo en mayor o menor grado (depende del país y de la cultura) las uniones civiles entre gays, me resulta la más equilibrada y justa.



Y respecto a si el reconocimiento del matrimonio homosexual socava los fundamentos del matrimonio y de la familia, siento disentir con el autor del artículo. Limitar el matrimonio a un vínculo de carácter sexual supone desconocer la verdadera naturaleza y finalidad de esta institución, que desde sus orígenes en la penumbra de los tiempos, ha tenido siempre por objeto la constitución de una plena comunidad de vida para la procreación y la educación de los hijos, la preservación de la especie y la construcción y progreso de las sociedades humanas.



Tratar de conservar el matrimonio en su concepción “tradicional” o, mejor dicho, “natural”, no es ningún acto de radicalismo retrógrado, sino de pura utilidad y sentido común.

Negocio Rentable said...

Es un sitio muy interesante y original como conocer las diferentes opiniones de estos personajes.

Lots in costa rica said...

Es muy importante que no perdamos nuestra libertad de expresion y lo mas importante respetar las opiniones de los demas.

Anonymous said...

the precious info you presented do help our team's investigation for our company, appreaciate that.

- Lucas