Monday, 7 September 2009

¿TOMANDO LA “IMAGEN” DE DIOS EN VANO?


Estamos en la isla de nuevo en época de votaciones. En este caso se convoca de nuevo a los isleños a expresar su opinión en referéndum sobre el Tratado de Lisboa. Esta consulta ya se hizo el pasado 12 de Junio del 2008 y el resultado fue negativo. Sin embargo por estas cosas del sistema, se intenta de nuevo y se intentará sin duda las veces que haga falta hasta que salga el resultado deseado por el establishment.



En todo caso no es asunto de de este artículo entrar en el tema político ni en la discusión sobre la conveniencia o no de un resultado u otro. A modo de resumen para ponernos en situación las variables que en un país como Irlanda se tienen en cuenta en este referéndum son básicamente tres: la independencia de decisión política de Irlanda en la UE (compatibilidad del tratado de Lisboa con la Constitución irlandesa), las consecuencias económicas (capacidad del país para tomar decisiones en política económica e impuestos, principalmente) y el “factor católico”.


A esta última quisiera referirme. En un país como Irlanda donde la Iglesia Católica ha tenido y tiene tanta influencia, este aspecto adquiere una particular relevancia. De entrada hay que resaltar que entre los católicos no hay una postura uniforme de adhesión o rechazo al tratado. Los temas que preocupan principalmente desde este enfoque son: la ausencia de referencia a Dios en la Constitución Europea y el tema del aborto. En el primer caso lo que unos católicos encuentran inaceptable: - “A Godless document which will cause moral and social harm” Cardenal Ratzinger en el 2000- otros encuentran suficiente la mención que del hecho religioso se hace en el preámbulo: "Drawing inspiration from the cultural, religious and humanist inheritance of Europe, from which have developed the universal values of the inviolable and inalienable right of the human person, democracy, equality, freedom and the rule of law...."


Hace un año, en plena vorágine y unos días antes de la consulta paseaba yo ocioso y dandi por O’Connell Street, la avenida principal de Dublín, hasta que me llamó la atención la siguiente imagen.

 Como ven es una de las tantas tiendas de objetos religiosos que nos podemos encontrar por aquí. Me resultó imponente y chocante la imagen de un Corazón de Jesús reivindicativo portando un mensaje de hombres. Si bien había visto la tienda anteriormente, nunca me había llamado la atención tan poderosamente como ahora. El mensaje visual es poderoso y funcionó perfectamente.


Del mismo modo este año al salir de la iglesia me encontré con el folleto que encabeza este artículo. Es un detalle del cuadro del Maestro Caravaggio “El prendimiento de Cristo” que tenemos en la National Gallery.


Hace tiempo publiqué algo parecido en LD y se produjeron dos clases de reacciones: a unos no les gustó la relación de la imagen con el mensaje al considerarlo manipulativo y distorsionador mientras que otros, (bueno en realidad otro) expresó de forma vehemente su opinión de que estábamos acomplejados por la crítica mientras reafirmaba que había que llevar el corazón de Jesús a cualquier decisión que se tomase. Terminó el comentario dando vítores a Irlanda católica entre exclamaciones y euforia.


Personalmente, yo encuentro las fotos y el mensaje como un cuadro fuera de contexto y me temo que de alguna forma manipula la imagen y el mensaje de Cristo al atravesarlo por un mensaje coyuntural y humano en forma de slogan. Un poco a la moda estética de los cristos hippies, comunistas, guerreros… es decir, vestidos a la imagen de los hombres, interpretados a la conveniencia del momento.


Con esto no estoy diciendo que un católico no pueda opinar como católico de todos los aspectos de la realidad como inculca el laicismo intimidante. El católico que lo es ningun asunto del mundo le debe ajeno y por tanto me parece normal que desde ese prisma universal y total que encierra “lo católico” cualquier opinión se nutra de ahí. Es más, debe hacerlo y mas en los tiempos que corren. Sin embargo me pareció un error jugar con imágenes que están para otros fines y que además pueden dar la impresión de que engloba todo el catolicismo en una misma opinión. Si la Iglesia no se pronuncia sobre un tema no creo que ningún grupo pueda utilizar imágenes sagradas para difundir mensajes.


Ya me dirán a ustedes que les parece, anyway.

3 comments:

ariovisto said...

The other day, watching a show pink background - God forgive me - a Farandulera flaunted his adultery and then pointing to his devotion to not know what Virgin. Briefly questioned by the presenter on the incongruity of being a fast rabbit while fervent faithful, the tart reply, full of mysticism and philosophy, they were two different things.
This is the mistake, I think, confuse religion with folklore, tradition and the glamor, far from the message of life that is supposed to be.
These are the times, and sleeping neurons.
A big hug, Mc.

ALAFIA said...

Querido amigo
es un placer entrar en este sitio.
No lo hice antes porque estoy
en la playa los dos meses del verano y allí no cuento con la red.
Te voy a leer más detenidamente,
ahora tan solo desearte
una feliz navegación
en este nuevo rumbo
que has emprendido.
Soy una compañera de LD,
ya me conoces.
Un fuerte abrazo.

GKCh said...

Muy bueno, Admiral!
Alegra mucho leer noticias de la verde y siempre encantadora Irlanda. Doña GKCh y yo no la conocemos, así que a ver si un día podemos ir a verte...
Respecto del post de hoy, creo que el uso de imágenes divinas con fines 'cristianos' o religiosos no sólo es lícito, sino recomendable, pero si se usan para denigrar a los cristianos, su fe, su iglesia, al Papa o a cualquiera de nuestros símbolos (recuerda la cruz de espinas de Carod), me parece un atentado cultural contra una fe 'que mueve montañas' y que une y reúne a millones de personas en el mundo.

Greetings, my dear!
Yours Faithfully,
GKCh

Larga vida a Irlanda!
Larga vida, hispanoirlandés, mesetario errante!
Larga vida, almirante McMurphy!

VIVAT HISPANIA
VIVAT HIBERNIA