Thursday, 15 October 2009

DESFILES Y ANTORCHAS: “ES HORA DE LEVANTARNOS”



Explotan sombras de fuego sobre paredes modernistas y los ojos visionarios se cubren con dioptrías de ambición y adrenalina. Los jóvenes caudillos de la burguesía toman posiciones al frente de la masa travestida de estandartes estrellados. El hombre del momento habla eructando un triunfo indigestado, un éxito sin digerir, triplete de ases, escalera de color entre barras y estrella solitaria. La época dionisiaca de la historia, -eterno retorno- se renueva entre mitos, homenajes, reivindicaciones en una noche catalana que preludia amaneceres crepusculares. La bestia se invoca entre fuegos, antorchas, gritos de odio. Se invoca a los muertos, al fantasma de su memoria en celo, al espectro vertical de su encantamiento en una noche hermosa de otoño cerca del mare nostrum.



Se masca el acento para ofrecer distancia, los dientes apretados mastican ya la gloria envuelta en bilis, la mirada se inunda de pupilas dilatadas que discriminan al camarada del enemigo, afectos de trinchera, amor de retaguardia. “No es tiempo de tibiezas” dice el Jefe, apelando a lo absoluto en una retórica sin verso, en frase hecha poderosa que domina instintos, ama-madrastra de energías ciegas.


Se manufactura la historia por niños pijos que juegan a desfilar entre fuegos romanos, entre pasillos luminosos de vanidad y nada. Arropados por una chusma que necesita una bandera para ser alguien, para ser algo, para darse cuenta que son algo, para existir.

La utopía, hembra lasciva, se va apareciendo entre las masturbaciones de un personal que ya no se excita por la vida. Onanismo de grito y visiones entre una penumbra de antorchas y perfiles, de sombras macho que señalan e intimidan. El expresionismo vuelve, Nosferatu, Caligari, la estética de Dionisio ya está aquí, “adelante”, “todos-como-uno”, hacia la patria perdida, la nada hecha monstruo.


Se viola el lenguaje para destilar palabras vacías nacidas de la lengua maleada, lengua que absorbe los pechos agrietados de una madre que odia, leche negra destilada entre masías para criar hijos de una raza pura y perdida, sepultada en el pasado imperfecto, indefinido, remoto, nebuloso, oscuro, ensombrecido, legendario, pagano entre arenys y mares.


Y la unión se hace grito mientras se proyecta un futuro efervescente como una exhalación orgásmica, “plenitud nacional” que explota por fin hacia “el otro”, siempre “el otro” como campo de destrucción, el enemigo, el diferente, el opresor, el guardián, el explotador… el español, en suma.

9 comments:

Franchinchón said...

Gracias, amigo McMurphy, por tu mensaje y tu comentario de ayer:

Los poemas de Bousoño, su labor como crítico literario y profesor, me han ayudado mucho a lo largo de mi vida, y supongo que esas lecturas, meditaciones en silencio y esa poesía escuchada en el Silencio, me acompañarán mientras viva.

Respecto de los desfiles, las antorchas, etc., recuerdan mucho a los desfiles nazis, a los 'quemalibros' del 38-45 y al mundo de Ray Bradbury: Farenheit 451, etc. Ya se arrepentirá los Laportas y compañías... Ya lo verás.

Abrazos, admirable Almirante de la Mar irlandesa

Franchinchón said...

Quería decir: por tu mensaje de hoy, y tu comentario de ayer.

Viva Santa Teresa de Jesús, patrona de los poetas y escritores en Lengua castellana.

Abrazos, Sir McMurphy

Ariovisto said...

Pues eso, el ego...

De todos modos no debe ser fácil la combinación cerebro de chorlito + millones de dólares.

A éste le ha debido pasar como a la Monroe, si te crees Dios y luego no te funciona la pistolita de los milagros... le pegas una patada al tablero.

The best thing to avoid the "ego" (no el chumbo) is having a good "tú". I think.

Suerte no ser Maradona.
..............
I have not seen any messages, what message? Where? I don't know ... I haven't touched anything. ???

Enjoy yourself, dear.

Franchinchón said...

Hellow, Mac.
Aquí el Teniente MacArron, o macarrón. el ego. Cosa mala el ego. ¿Es bueno tenerlo? ¿Es malo...? ¿Es viceversa o versavice...?
Ni sí, ni nó, Nixón,
sino, sinón, todo
lo contrario.

Tnte. McArrón,
el escocés que toma
cocidito madrileño,
lee el Marca y sueña con
que su ego le permita ver ganar
al REAL MADRID
la X Champions League.

Ciao, Almirante.
Vientos contrarios,
mar océana encrespada,
y malas leches en buenos cafeses.

PD: Si el cielo está rojo,
Marino, abre...
Cuidao, que viene...
el Cojo... Manteca.

buggy said...

Hola Mc,
¿cómo han llegado a esto los catalanes? ¿Desde cuándo los talibanes del nazional-socialismo controlan Cataluña?

Un abrazo

Emperor said...

Lúgubre procesión de iluminados con antorchas que reivindican como siempre el ser distintos. Triste empeño, vive Dios.
Abrazos.

Franchinchón said...

¡Hola, Buggy; hola, Ariovisto!
No uso a nada para nadie, no me vengáis luego con...

¡MALDITOS CATALUFOS DE LOS C...!

Un pronóstico futbolero, para mis amigos valencianos, que son lo mejorcito de nuestra piel de toro, "nuevas glorias a España..."

Champions League, campeón: REAL MADRID.

Liga española, campeón: VALENCIA.

Copa del Rey, campeón: SEVILLA.

Trofeo Gamper: el Parchelona.

Trofeo McMurphy a la mejor cerveza irlandesa del Almirante, campeón:

CELTIC de Glasgow (a glass of beer, my dear McMurphy!) Otra pinta para mi amigo Mac, y quien quiera apuntarse... Hay "Miaou", San Miguel, y cerveza de los hermanos Calatrava.

Pos Nata del CANADÁ: Si el comento os parece 'raro', queer, extrange o drectamente 'bizarre', será vuestra interpretación, eh...

Greetings, my friends!
Un abrazo muy fuerte, Almirante, y gracias por soportarme con tanta 'pacencia'.

FRAN said...

Hola, Almirante McMurphy:
¿Ya te habrás enterado, no?

BARCELONA-1, RUBIN KAZAN-2 (de Rusia, ¡Viva Tolstoi, amigo!)

Jajaja... Lo mejor: derrotados en el Campo Nuevo por un 'desconocido' venido de la "madre" Rusia, jajaja.

Antorchas, Almirantovich, antorchas y desfiles!

Que descanses, Almirante.
Hasta mañana.

Tu amigo,
el Vigía del Faro... de Vigo

Alafia said...

Hola Mac
como te he mandado por mail
entro a visitarte
y me deleito con tus palabras,
un placer, amigo,
una metáfora acertada
al alcance de mentes privilegiadas.
Ánimo,
te seguiré adonde vayas,
un abrazo