Sunday, 11 October 2009

ODA A LA HISPANIDAD - LA MEMORIA ETERNA



Hemos perdido la memoria en estos tiempos de traición. Nos hemos envenenado con ácidos alucinógenos y licores brillantes para escuchar con gusto voces suicidas envueltas en retórica blanda. Nos hemos sumergido alegres en ese espacio prometido de la felicidad, campo de utopía sin muerte ni pecado. El espacio del ego, de la liberación, vertedero ingrávido de cargas innecesarias que nos impedían crecer. Explanada libre, camino brillante de demonios interiores, jardín de heces. La felicidad pánfila de de la insoportable levedad de(l) ser.


Hemos perdido la Memoria. Aquella que se desechó con rapidez insolente del espacio público para ser sustituida por un conjunto de leyendas hilvanadas y negras que tenemos que digerir por ley.


Nos enseñaron en otra época, hace eones, que vivir es tarea dura, y sin memoria no se vive. Que el hecho de nacer supone en si una aventura tremenda donde no hay más referentes en esta selva más que un destino seguro de muerte. Pero esto, que suena tan cierto y tan tremendo, no es tan trágico. No, no lo es. Y no lo es porque supimos que los nuestros habían trabajado laboriosamente en crear vida antes de la cuna y porque nos guiaron a pulir la herramienta formidable de la Fe para hacernos crear vida después de la tumba. Por eso nos podíamos sostener poderosos en este abismo incierto del presente. Juntos haciéndonos Sentido.


Y esto se nos enseñó en España, esa palabra odiada y maldita que es mucho más que un territorio limitado, más que una organización o forma de gobierno, más que una población. España es una idea que va más allá de cualquier elemento físico, es una actitud forjada en la historia y proyectada en misión, en acción, en movimiento en suma. Una acción que comenzó aprendiendo mundo y civilización y continuó hasta llenarse de Dios. Supo luchar y sufrir en las armas de la tierra para una vez la destrucción vencida alzar la mirada a las estrellas con el proyecto de crear un campo a imagen y semejanza de los cielos: sin límites ni fronteras.

Esa España inflada de Trascendencia desemboca en la Hispanidad, para así compartir la buena nueva con los españoles que esperaban al otro lado de los mares, quizá al otro lado del firmamento. Ese viaje riquísimo e inspirado desde la austeridad de un cielo mesetario que quiere crear una Meseta Celestial es lo que nos ha permitido llegar hasta aquí.

Nos lo enseñaron, si, pero no nos acordamos. La Memoria está muerta. Casi tanto como nosotros, los prohombres modernos, los hechos a nosotros mismos, los libres de pecado que buscamos con fruición las piedras afiladas con que lapidar la Historia, la Tierra, matar al padre, violar a la madre, odiar al hermano.


Madre Nuestra, no permitas que perdamos la Memoria.

FELIZ DIA DE LA HISPANIDAD A TODOS

14 comments:

buggy said...

Hola Mc,
para mí España es estado de derecho, sin necesidad de memoria (o recordando quiénes llevan décadas violando todo lo sagrado que pillan a su paso, para que no nos pille por sorpresa).
España está rota desde el momento en que los nazional-socialistas gobiernan para poder violar las leyes con total impunidad.

Feliz día

Emperor said...

NO te preocupes que algunos siguiendo teniendo memoria y seguimos pensando en España. Quizás seamos pocos en este océano de borreguismo y mediocridad, pero las ideas se expanden con el tiempo y la verdad se abre camino, si no ahora, dentro de algún tiempo que seguro que será mejor que éste.
Abrazos del Chinito (ahora emperador).

A./ said...

La Hispanidaz la jodió Don Carlos III al echar a los jesuitas. Dos generaciones de hispanoamericanos educados a la zapatera hicieron la secesión. Quien no conoce su historia ...

Franchinchón said...

Almirante:

Te debo una disculpa enorme, tan grande como tu talento y tu amistad, que me has demostrado en muchas ocasiones.

Querido amigo: estoy enfermo, y mi enfermedad requiere un tratamiento especial. He vivido unos días horribles, sintiéndome el hombre más despreciable y solitario, el más triste y desconsolado de la Tierra.

No puedo explicarte aquí nada concreto. Ya hablaremos cuando estés en la Meseta -igual estás, y yo sin enterarme.

El comentario raro fue fruto de mi cólera y de mi maniática forma de entender o parcticar ciertas virtudes como la lealtad, la fidelidad, la amistad, el compañerismo, la comprensión, etc.

No quiero extenderme, pero lo que he sentido estos días y las insensateces que he cometido podrían resumirse más o menos en este cuento:

"Hubo una vez un hombre honrado, cándido y vergonzoso, pero que apenas tenía amigos, o él pensaba que tenía pocos amigos... Para intentar ver si alguien -fuera quien fuera- le demostraba algún afecto, fingió que iba a arrojarse por un puente.

Para su desgracia, no le vieron nada más dos personas y éstas, pensando que era un chalado más de los muchos que hay por el mundo, ni le animaron a tirarse ni le pidieron que desistiera de su locura: simplemente pasaron de largo, porque andaban muy atareadas con sus asuntos. Él se entristeció aún más...

Dos días después, la policía lo encontró muerto, al pie del puente. Una aterrorizada multitud rodeaba en círculo al cadáver y, como por azar, una de las personas de esa multitud reconoció al suicida, ya que lo había visto dos días antes cuando iba a su trabajo.

Este hombre palideció, emocionadado e impactado por el suceso. Al fin, se apiadó del alma del difunto.

Mirando aquel rostro inerte y ensangrentado creyó leer estas palabras impresas en sus ojos semiabiertos: 'La compasión y el consuelo humanos son más poderosos que la muerte'.

El muerto lo había logrado: ahora tendría a alguien que recordaría su rostro para siempre"

Un fuerte abrazo, McMurphy
¡Viva la Pilarica!
¡Viva España!

Ada said...

Ayer un detalle que la cámara captó: la despedida de su Majestad el Rey de España a la ministra de Defensa, la sonrisa de la señora fue cambiando mientras le escuchaba, cuanto hubiera dado por haber colocado un micrófono cerca de esta si, interesante conversación, y no la que nos han puesto tantas veces.

Chisciotte said...

Unos hemos perdido la memoria. Otros no han podido hacerlo porque no les hemos dado la oportunidad de crearla. Quiero decir con esto, que no les hemos enseñado lo que significan las fiestas.
En un programa de televisión se les preguntaban a jóvenes de alrededor de 18 años qué se celebraba el 12 de octubre. Todos, menos uno, no fue capaz de decir nada al respecto.
Desde mi punto de vista, para muchos este último 12 de octubre ha significado, gracias al buen tiempo atmosférico que le ha acompañado, la posibilidad de dejar el lugar de residencia habitual y buscar nuevos horizontes antes de que llegue el largo invierno.
A día de hoy me pregunto: ¿habremos cambiado el día de la Hispanidad por el Desfile Viva América?

McMurphy said...

La Memoria y la Voluntad han sido dos de las mas importantes pérdidas en esta época moderna. Los nuevos sistemas educativos se basan en la espontaneidad, la inspiración y el divertimento. Estos valores dejan al ser humano en una especie de órbita que hace gravitar todo sobre uno mismo. Se puede aplicar este esquema trágico a cualquier tipo de realidad.
En este caso la ignorancia de la historia del propio país cubriéndola con un telar oscuro llamado “leyenda negra” y creando una pseudohistoria que no se basa en la realidad sino que sale de los prejuicios de una clase dirigente que cultiva rencores artificiales hace que se esté jugando con fuego. Es como invocar al diablo. Siempre satisface los deseos, pero el coste es tremendo.

Franchinchón said...

Hola, Almirante:

La ignorancia es osada y atrevida. Yo cada vez sé menos cosas, cada vez ignoro más cosas y cada vez quiero enterarme de menos cosas.

Ya lo dice la Biblia, en el Antiguo Testamento:
El que aumenta su saber, aumenta su dolor....

Cuanto más se sabe, más nos duele todo... Es lógico, ¿no?

Hasta España nos duele, como le pasaba a los intelectuales y escritores del 98, letraheridos de España, amargados, desengañados de esta Nación grande, gloriosa pero siempre madrastra con sus mejores hijos. En fin...

Abrazos, amigo McMurphy

pilar said...

pues aquí me he colado, amigüito, me gusta tu blog, así que lo he colocado en el escritorio, pero me da pena que abandones la entrañable LD (ignoremos a sus jefes, que a su vez nos ignoran) besicos.

G. es muy vanidoso y algo exhibicionista, como todos aquellos que juntamos palabras en el papel, así que te envío una dirección y me dices a dónde te puedo regalar un librico de historias: pippppi@gmail.com Oye, no te sientas obligado, porque claro, así se pierde, entre otras cosas, el dulce anonimato...

Franchinchón said...

"...Oh, Dichosa ventura,
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada"

El alma humana, el misterio más grande de la Creación. La Gloria (la Glor, glor, gloria) de cualquier nación queda ensombrecida ante el poder creador del Creador del alma humana...

Felicidades a las Pilares, Pilaros, Pilaras, etc (según sea la menistra, menestro o monistre de turno).

More abrazos, Almiral.
Yours Faithfully,
your Friend,
More...

Of Venice?

Franchinchón said...

Vanished?
Era más fácil el latín:
VANITAS VANITATUM ET OMNIA VANITAS.
Vanidad de vanidades, todo es vanidad...

Hasta pronto,
hombre tranquilo.

Cuídate, amigo McMurphy

Franchinchón said...

Muchas gracias, querido Almirante.
En ti siempre sé que tendré un amigo... O muchos, ¿no crees?

Un tesoro es tu amistad, y quien tiene un tesoro y un amigo...

VIVA ESPAÑA!
VIVA IRLANDA!
VIVA LA AMISTAD!

...y Viva mi amigo el Almirante McMurphy!

Hasta mañana, Almirante

ariovisto said...

ZP does not stole my sleep, for the moment. Fortunately, my pillow is a bunker "over the rainbow" of reality.
Oh, Margaret ... Those were the days! (Any past was better)

Thanks for sharing, Mc

CURRO said...

Muuuuuuuuuuuy bueeeeeeeeeeno, Mc Murphy, me encanta lo de la meseta celestial.
Y es muy cierto, sólo hace falta ver esos cielos velazqueños a punto de caer sobre tu cabeza.