Monday, 28 June 2010

MANIFIESTO FOTOGRAFICO: ENTRE LA CREACIÓN Y EL MUNDO




Se acerca la Exposición, el Evento, el Día. Todo en mayúsculas. Hay una urgencia de marcos, de textos, de prisas, de tensiones…



Miro hacia atrás y veo que el hecho de hacer fotos para mí ha dejado de ser un entretenimiento para convertirse en “algo más”. Ese “algo más” es un instinto que ha aparecido en estos últimos años y renace cada día en una serie de partos difíciles cuyo estímulo se convierte en uno de los motores incansables que hacen mover la biografía.


Cuando uno trata de definir ese motor entra en dificultades. No es fácil utilizar el lenguaje para explicar determinadas cosas. En los Art Colleges tratan de desarrollar ese instinto y darlo palabra y forma. De meterlo en un Concepto. Desde que se ha hecho notar ha generado una lucha interior, una guerra donde la reflexión sobre lo-que-yo-veo y por-qué-lo-veo ha terminado por abrir una compuerta hacia las cajas negras del interior de la mente, incluso del corazón, actually... allá donde se guardan las esencias de nuestro ser.


Porque hacer una foto es un acto intencional, una decisión que define totalmente a su autor. Entre un marco infinito de posibilidades el autor elige un punto de vista y recorta su visión en un formato para reproducirlo en un contexto diferente. En esa decisión se corre el riesgo de crear un mundo o de mutilar el existente. De mostrarlo con sentido o empequeñecerlo. Casi nada.


Durante este último año me he visto obligado a explicar mi proyecto fotográfico y me he dado cuenta que peco de ambición. Otro pecado más que acumulo. Me he puesto serio y he dicho con mi beautiful accent que lo que yo trato es simplemente mostrar la vía que separa La Creación de El Mundo. Punto, all right?.


Suena grande, suena fuerte, suena como los ecos engendrados en los espacios de los Grandes Valles donde uno tiene acceso a muchas revelaciones.


Pero sobre todo suena bien.


Si, amigos. Esa vía maltrecha y desdibujada, casi borrada en los últimos siglos, abducida por eso que se llama Modernidad que ha tratado (con muchísimo éxito) de bloquear la Vía Natural con unas autopistas forjadas de esquemas laberínticos que nacen y mueren en las neuronas esforzadas de sus autores, los nuevos héroes: los autocoronados in-te-lec-tua-les. Los sabios del efervescente hoy.


Por tanto en este mundo post-moderno donde La Realidad ha quedado encogida, doblegada, domesticada a la altura inigualable de los intelectos dirigentes, es misión del artista fotográfico Católico (obviously) dejar que el instinto del que hablábamos antes le llene el alma con esa mezcla inflamable y divina de amor y rabia para que le haga salir a la calle como un francotirador apuntando con su cámara a las esquinas gloriosas del mundo donde se forjan los símbolos. Esas portezuelas a las que se llega sabiendo mirar y que muestran los caminos que ensanchan la mente para que pueda seguir entendiendo.


Para poder seguir viviendo.


Porque Dios, el Logos, el Sentido es un Eterno GPS hacia el Cielo (único objetivo de la vida, by the way) que habla a gritos y muestra los caminos a cada paso con extremada claridad y belleza. Claro, con tales atributos no es extraño que nos resulte imposible de ver. El mundo nos ha embarrado la mirada, limitada entre hormigones, psicoanálisis sentimentales y esquemas de cables ideológicos, todo de tal manera ensamblado que nos ha hecho cortos de vista hacia el infinito.


Error será tratar de forzar la vista con tales límites ya que con limpiarnos los ojos sería suficiente para empezar a ver. Y ese es el primer esfuerzo indeed: dejarse mirar para empezar a ver.


A través de la estética me propongo descubrir esos caminos cerrados durante tanto tiempo y que desembocan nada menos que en… La Realidad.


El tercer ojo de la cámara registrará los senderos que desafían a los raíles para mostrárnoslos en su pureza, otorgando el protagonismo que la inercia y la costumbre de nuestro mirar ciego y sabido le han robado. Es una labor de rescate, el trabajo de un explorador.


Explorador en territorio comanche, of course. Extraño en una tierra sin metafísica y de espaldas a La Creación, satisfecha en si misma y pulida por una muerte que se adorna con guirnaldas, un sufrimiento que se cura con mas muerte y donde la física y la química aspiran a explicarlo todo sin que salgan de sí mismas…


Es ahí donde el tercer ojo debe de ser testigo que grite en clave estética de A Major que hay salida.


Y está aquí.


Si se sabe ver.

5 comments:

FRAN said...

Hola, Almirante.

Me alegro de que ya esté cerca la Exposición. La verdad es que la fotografía es un arte maravilloso y tú lo cuentas magníficamente bien. Me han gustado mucho las fotos que he visto. Enhorabuena, amigo.

Un fuerte abrazo

Anonymous said...

Hola, Mac. Deduzco que te gusta la fotografía (LOL).
Es muy bonita la foto que has puesto debajo de la Piedad.
Un abrazo fuerte.

(soy cualquie, pero no sé no me acuerdo ahora de la contraseña).

Cualquie said...

Ya he accedido.
Otro abrazo

Anonymous said...

Hola, MM. Cuánto tiempo sin escribir por estas latitudes. Tus lectores te echamos de menos y quería que lo supieras.

Es tiempo de vísperas, de un acontecimiento tan importante como éste en tu vida. Disfrútalo al máximo y no te ahogues. Saboréalo intensamente que la felicidad en la vida la encontrarás en momentos como éstos.

Y ole, amigo. Bravo. Muchas felicidades por tu exposición. Claro que sí!. Aunque prefiero felicitarte por tu talento para saber ver, saber captar, saber elegir y saber mostrar esos momentos de Creación existentes en el mundo y plasmarlos en una fotografía. Todo un Arte. Como también te felicito por tu talento para saber transmitir tus pensamientos y sentimientos a través de la palabra tal y como has venido haciendo en tu blog durante largo tiempo. Así es que mucho ánimo con todos tus talentos. Recuerda “La Parábola de los Talentos”: tendremos que dar cuenta de ellos en algún momento. ¡Y tú eres muy afortunado y tienes muchos!.

Para mi la clave del Arte de la fotografía se encuentra en esta frase de tu blog: “Entre un marco infinito de posibilidades el autor elige un punto de vista y recorta su visión en un formato para reproducirlo en un contexto diferente” y poder así mostrar al mundo su visión personal, para que el resto de los seres humanos, para los que con toda probabilidad ese hecho ha pasado totalmente desapercibido, podamos pensarlo, podamos meditarlo, podamos recrearnos en él. Gracias por hacer esto. Si además, como es tu caso, pretendes fijar el centro de tu trabajo en descubrir el Sentido de la Vida, el Logos, la Verdad en suma, el éxito está asegurado. Y Él está de tu parte.

El otro día anunciabas a tus amigos “tu primera exposición de fotografía” en Dublín. Pues muy bien, que sea así: “la primera”. Y que vengan muchas más después, que hace falta más gente como tú que intente mostrar la Creación que hay en este apresurado mundo que hemos construido y en el que decimos “vivir”. Felicidades, mucho éxito y gracias.

Anonymous said...

Qué decirte que no te haya dicho ya?
Me encanta cómo expresas tu pasión por ese arte y lo que supone de esfuerzo, creatividad, anhelo, intuición y magia.

Prometí escribir más y no lo he olvidado.
Hoy sólo dejar constancia de que he pasado por aquí y dejarte mis mejores intenciones y deseos.
Besos. mamita