Thursday, 21 October 2010

ADIOS, BIBIANA ADIOS

Se nos fue Bibiana y parece que no le ha sentado nada bien. Cuentan los papeles que está decepcionada y tristorra, que no se esperaba que un ministerio con gasto anecdótico creado a su medida como apuesta personal por el “justiciero de las mujeres” se fuera abajo tan pronto.



Uno ha cogido interés al tema Bibiana desde el principio. Eso de que una chorba de última generación aparezca fulgurante desde el sur de las Españas agitando su melena andaluza y violenta tipo Rupert-te-necesito con la misión de dar forma al Mito de la Igualdad es, cuanto menos, a tener en cuenta.


Sus inicios fueron duros, ciertamente, ya que los malvados internautas y blogueros rebeldes se dedicaron desde el principio de su reinado a mandar emails contando el curriculum vitae de la señorita. Los virtuales se indignaban mostrando que su sabiduría y experiencia se limitaba a prácticas en empresas, cursillos y chorradillas varias. Este atisbo de rebeldía, personalmente, me pareció sorprendente e injusto al obviar que en la Moderna España lo que cuenta es la iniciativa de a-quien-conoces y con-quien-te-lo-montas por lo que ya no es necesario tener títulos ni condecoraciones ni siquiera experiencia para llegar a determinados puestos. Olvidaban los incautos que eso de formar una élite de ministros que sepan hablar, que sean cultos, profesionalmente brillantes y con grandes éxitos a sus espaldas es una moda ya extinguida y que tuvo su apogeo en los oscuros años de pleno empleo y creación de las clases medias y que se culmina en los cuadros ministeriales de Franco “El Malísimo” con sujetos como Fernández de La Mora, Utrera Molina, y demás…


No, Bibiana es y representa otra cosa. Ms Aído es una Niña-Bien educada con monjitas que la enseñaron a ser muy solidaria y superguay, que se forja a sí misma en base a prejuicios enseñados en su entorno soleado sin permitir que ningún libro la cambie las ideas, que está en contacto con quien tiene que estar, que se sabe mover … y así como recompensa a tantos valores entra bajo la alfombra roja de la ley de la paridad miembro-miembra en los salones del poder.


Una vez en la gloria de los escaños, nuestra avispada chiquilla se permite en su poderosa espontaneidad cambiar el lenguaje, solucionar el exterminio organizado de fetos y nos define, nada más y nada menos, lo que es un ser humano. Casi nada, no? Y no solo en lo profesional sino que en lo personal también es un cielote: se echa un noviete madurete de estos bohemios con la cabeza a pájaros y enseguida le ayuda para que esté por ahí juzgando concursos de poesía y cosas de estas de cultura.


Una labor así llevaría una vida entera a cualquiera pero Bibi lo ha hecho en nada. Uno no se explica que “el justiciero” que viene a traer la revolución y devolver la justicia y el reconocimiento a las miembras no lo sepa apreciar, oyess.


Y ahora la vemos posar en feisbuk con sonrisa de princesita melancólica pensando en su sueño pendiente al no cumplimentar su proyecto mayor sobre la educación sexual de los adolescentes. Proyecto que despertaba su entusiasmo calificándolo como “absolutamente necesario”. Y es que tras unos gobiernos empeñados en hacer precoz a una infancia a base de masturbaciones y demás técnicas vemos con pánico que se corre el peligro de acoger una nueva generación sin desarrollarse sexualmente, abandonados cada uno a su miembro o miembra de la mano sin que tenga acceso a las enseñanzas de Doña Bibi.


Pero bueno, esperemos que a Bibi en su nuevo puestecillo de Secretaria de Estado se le vaya pasando el disgusto que, aunque el cargo no está mal del todo, se queda en nada tras tocar la gloria del poder.


Nos hacemos cargo. Animo Bibi.

2 comments:

FRAN said...

Hola, Almirante:

Excelente artículo. Hay que alegrarse de que se haya ido Aído (o la 'hayan ido'). Ya era hora de que mandaran a paseo a Lady Aborto. ¿No se podría derogar la ley de marras?

Un fuerte abrazo

rogebcn said...

Hace tiempo, poco antes de aprobarse la nueva ley del aborto, escribí a Bibiana en su old blog "Amanece en Cadiz" instándole afectuosamente a que no asociase el nombre de su familia a una decisión que afectaría gravemente a la vida de millones de seres humanos. Eso es lo único importante que querian de ella desde la ideología progre, necesitaban quien se manchase las manos de sangre. No publicó la entrada.

Espero poder seguir su trayectoria en los próximos 30 años para ver como la vida le va dando oportunidades para percatarse de su acto y arrepentirse.

Por cierto, Bibiana Aido es licenciada en Dirección y Admnistración de Empresas (al menos eso dice su página oficial)

Excelente el artículo anterior sobre el dia de la Hispanidad y que no habia leido hasta ahora.

Genial este trozo:

"... Un animal que quiere controlar el universo pero que no entiende la tierra ni a sí mismo, que su relación con la realidad se basa en un cerebro limitado y que su naturaleza impone que tiene que comer y defecar todos los días. Y dependiendo de su nivel de renta come caviar, pollo, lechuga o a un semejante si se da la circunstancia terrible del hambre."

Un abrazo estimado McMurphy

Roge