Thursday, 23 December 2010

NAVIDAD EN SUSPENSE: ATRAPADOS EN DUBLÍN!!

La nieve ha vuelto a caer rabiosa en la isla para adornar el escote de Molly Malone. Grafton Street anochece en blanco entre eclipses invisibles para mostrarnos el Dublín que inmortalizó John Huston en la película “The dead” basada en el famoso cuento de Joyce.


Llevamos unos días complicados y surrealistas: el país está quebrado pero se celebra con ansia la nieve en los pubs mientras los restaurantes rebosaban entre gritos y euforias. Yo mismo, ya llevo cuatro celebraciones al-estilo-irish y esto no ha hecho más que empezar. El Mulligan’s ayer estaba particularmente imposible, entrábamos nevados y pálidos y apuramos la Guinness entre sonrisas de confidencia y palmaditas en la espalda. Leona de Latvia me decía con sus pupilas de muñeca del este que no hay que preocuparse, que en su tierra tienen -25 grados y están tan ricamente. En el Cusacks las familias working-class se siguen reuniendo cada noche alrededor del fuego y los licores para celebrar la vida, la existencia, el momento, el arte por el arte.

Es un ambiente exagerado de fin de fiesta, de last orders que se está prolongando más de lo debido y que agradecemos también, of course, a los prohombres del Fondo Monetario que han venido a reanimar la movida. Con el famoso rescate la fiesta adquiera una nueva dimensión: los banqueros reclaman sus bonus y el país se lanza a las celebraciones de la mítica blanca Navidad.

Si, queríamos un White Christmas, no? Pues ya está aquí. Ha venido arrasando dejando las carreteras cortadas y una docena de obras maestras en mi cámara de fotos. Desde mi oficina en los míticos campos de Malahide, entre el castillo y la playa, entre el mar y el bosque, observo pasar al personal entre la nieve sujetándose y andando en cámara lenta para no caerse. Era esta Navidad la que estábamos esperando desde la infancia y por fin está aquí. Yupi!

Pero bueno, al grano, mañana quiero volver a sweet Spain. Mi avión sale a las 7.20 y la cosa está chunga, me dicen que el aeropuerto está cerrado hasta la 13.30 y hay una muchedumbre agolpada haciendo colas eternas para salir de aquí. Los irish colapsan los bares y los españoles se quejan, lo de siempre. Mi amiga Anna quiere ir a Polonia con parada en Bruselas Sur y me dice que está en una terminal desconocida, en órbita. Steve se fue al UK hace dos días y debió de pasar la noche durmiendo en Heathrow viendo cricket en las pantallas de la terminal.


Yo ya le he dicho a Jackie que vaya comprando el turkey y el mejor vino español que encuentre, que si esto se pone feo apareceré mañana nevado y sonriente con mis dos maletas en la puerta de su casa. Ha dicho que very good, no worries.


Esperemos.


MERRY CHRISTMAS!!!


PS – ACABA DE SALIR EL SOL!!!

3 comments:

Avigoria said...

Bonita descripción de la estampa Navideña que en que se ha convertido el pariso terrenal en el que vives, pero tu dulce España te espera, y si hay un momento en el año en el que los Milagros existen es en Navidad, así es que abrigate mucho porque mañana estarás disfrutando con la familia y la familia contigo...
Aquí en la capital del Reino la Navidad ha comenzado gris y lluviosa, en lugar de idilica y blanca, pero tan solo en el aspecto meteorológico, ya que la ilusión por pasar estos días con la familia y amigos compensa todo lo demás!
Te esperamos pronto
Felices Fiestas, dear

a./ said...

Feliz Navidad, Mc. Se te echó de menos.

"Success is a matter of going from failure to failure with no loss of enthusiasm".

Embajador en el Infierno said...

Feliz y santa Navidad para ti y los tuyos, McMurphy.