Friday, 28 September 2012

EL FIN DE LA ESPAÑA REAL POR LA IDEOLOGÍA ‘NOMINAL’ Y ACOMPLEJADA


Los presupuestos de Mariano han dado la luz prevista, es decir la confirmación de las tinieblas a las que nos habíamos acostumbrado. Tras los diferentes análisis económicos que hemos leído entre la demagogia de titulares ideológicos y propagandas de partido, entre adjetivos trampa como ’austeridad ’ y falsedades como ’contención fiscal’ nos encontramos una vez mas que la cuentas del Estado no son mas que una componenda contable y ciega que ni ve ni soluciona los problemas de España.
Salía Mariano en la tele el otro día reafirmando con seguridad aplastante (la única cosa que dijo con seguridad) que lo mas importante es rebajar el déficit ‘porque si no, no nos prestan dinero’. Este tipo de frases siempre contienen una verdad pero lamentablemente no es completa. Ciertamente el déficit tiene que rebajarse, pero hay que matizar a qué precio, quien lo va a pagar y que objetivos nos proponemos con ese hipotético y utópico déficit cero. Rebajar a cero el déficit cargándoselo a la clase media vía impuestos y tocando las pensiones es sin duda factible pero será un gran error ya que ‘cuando nos presten el dinero’ de nuevo ya no habrá ni clase media ni clase empresarial que tenga ganas ni posibilidades para crear.

Crear, that’s the question, querido Mariano. La Creación de riqueza es el problema real que no se toca en todo este laberinto de números. Para crear hace falta un factor Real, que es el factor humano frente a estos factores nominales de números, ajustes y encaje de bolillos contables para, en el fondo y la forma, maquillar cifras para intentar seducir a supuestos inversores.
Ese factor real, humano, proviene de una clase media generadora de riqueza, empresarial y emprendedora, clave ignorada, no ahora sino en todos estos años de sagrada democracia. Y es que en ausencia de una idea clara de proyecto de Nación Española, la única idea de Estado de este régimen se ha basado en la convergencia con Europa a toda costa. Convergencia sin sustancia de tipo nominal y no real basada en ajustes puntuales mejores o peores pero nunca en la gran asignatura pendiente que es el fomento de la población frente a los mini-estados y ayuda en infraestructuras empresariales para que sea la gente de la calle, la de verdad la que se sienta en confianza apoyada por el Estado para su realización en base a proyectos de empresa.

Todas las políticas económicas de la Democracia han tenido una guía nominal de maquillaje de déficits y contabilidades aparentemente convergentes para que nos respetaran en Europa, en esa Europa de las grandes economías en las que nunca hemos estado. Políticas cuya idea nace siempre desde ese monstruo inútil llamado Banco de España y que cada gobierno ha manipulado mejor o peor desde su barniz ideológico – de Aznar a ZP hay un abismo, cierto- Así queda la economía nacional como un espejismo contable y aseado, digo, donde el factor real de la población ha sido despreciado en aras de un Estado troceado en 17 Aldeas que han sofocado cualquier creación civil.
Estos presupuestos trampa son mas de lo mismo, la diferencia es que ya no hay margen de creación en un entorno mundial en que hay que ser especialmente flexible y creativo para sobrevivir. España se rompe en clave de bancarrota y la raíz fundamental del problema  - individuo frente a aparato del estado - vuelve a ocultarse en cifras que no llevaran a nada.

3 comments:

Wolfson said...
This comment has been removed by the author.
Wolfson said...

Completamente de acuerdo.
Además, como ya he tenido ocasión de replicarle, "La Economía no es lo más importante".
Necesita España en estos momentos de otros ajustes, entre ellos el del patriotismo, del que carecen los diputados y senadores que se arrogan el título de representantes de la soberanía nacional, cuando es la realidad que sólo son representantes de sus propios partidos, pues la soberanía nacional está secuestrada desde el día 7 de diciembre de 1978.

McMurphy said...

De acuerdo,Wolfson,en todo y mas en que 'que la economia no es lo mas importante'. De hecho uno de los canceres de España es el caracter marxista de nuestra derecha que realmente funda su idea de España-que no tienen-en la economia.