Friday, 25 January 2013

EL PROFETA ESTELADO – DE CÓMO NACIÓ ‘TALANTE MESETARIO’ (2006)


Los viejos enemigos vuelven a reaparecer en la biografía de vez en cuando. Uno de estos personajes es el Abad de Montserrat, el ínclito Josep María Soler. Antes de convertirse en persona non grata ya conocía muchas cosas de oídas del personaje relatadas por testigos en primera persona que habían ‘gozado’ de su amistad hasta que los límites aspiraron a sobrepasarse…. Mi encuentro fue meramente virtual (gracias al Cielo) en 2006, a partir de una entrevista en el converso-por-un-día diario El País donde se le trataba como un gran icono – diario que, interesante,  había tratado del ‘tema Montserrat’ en una serie de artículos escandalosos y de una gravedad tremenda un tiempo antes  y que desaparecieron ipso facto y quasi milagrosamente.
En todo caso, y visto las declaraciones que el sujeto hizo la semana pasada bendiciendo y profetizando la independencia catalana traigo este artículo-recordatorio de hace unos años, de nuestro primer encuentro y desde donde realmente nació mi confirmación en los blogs ya que cambié mi voz virtual desde ‘Nidos y Cucos’ hasta ‘Talante Mesetario’. Fui rebautizado virtualmente por un diablo, ya ven que cosas.
28 de Agosto de 2006
Acabo de leer con gran estupor una entrevista que los medios del Sistema hicieron ayer al Abad de Montserrat don Josep Maria Soler. Más que una entrevista me parece a mí un coloquio cómplice y muy amigable entre dos colegas que casi se quitan la palabra en el consenso para dar un buen repaso a determinadas cosas que no les gustan. El guión de la entrevista es impecable y como una “corriente de consciencia” ambos sujetos nos dan un buen resumen de todo el pensamiento oficial pero esta vez utilizando el catolicismo como coartada.

Desde la presentación ya podemos intuir una buena parte del mensaje. Don Josep se presenta como todo un rebelde con gesto joven que parece perplejo cuando mira a la Iglesia. Ama a Cataluña sin complejos, tiene buen carácter, es un hombre sereno y como consecuencia de las virtudes anteriores tiene buen talante (nadie lo dudaba).

Tras una pregunta de tanteo donde se habla de que la situación de la Iglesia en el mundo no es muy boyante, el presentador ya va al grano y pregunta sobre “el ruido” que está haciendo la Iglesia española y su confrontación con el poder político. A partir de ahí en comunión total entre entrevistador y entrevistado, algo así como “me-alegro-de-que-me-hagas-esa-pregunta” comienza el repertorio de ideas y principios del Abad.

En primer lugar se produce un ataque total a la Jerarquía católica española, es decir a la jerarquía de la organización a la que pertenece Don Josep a la que sin ningún rubor se califica como intransigente y dogmática (“beligerante e intolerante”) en contraposición con lo que dice el nuevo Papa que en Valencia dio muestra de talante similar al que tiene Josep. Aquí el abad está hábil y se aplica la coartada de tirar por el fango a sus superiores pero eso sí salvando al Papa que sin duda comparte su estilo y el talante. Antiguamente cuando los sacerdotes eran progres siempre aludían a Dios directamente atacando la jerarquía incluida a Roma. En este caso Josep está hábil pues seguramente sabe que es más efectivo forzar la tenaza a la conferencia episcopal española situándose al lado de Ratzinger.

Llama la atención que Josep critique de una forma exenta de cualquier tipo de misericordia a la organización a la que pertenece. No se ve un atisbo de cercanía ni de comprensión sino que actúa en la onda de cualquier discurso anticlerical de un politicastro al uso.

No contento con esto, Abad y el periodista tratan de profundizar en las razones de tanta patología beligerante de esa gente y solo se lo explican encuentran como “fruto de otros tiempos ya felizmente superados” continuando “quizá tenga que ver con un talante más radical, más... mesetario, diría yo”

TALANTE MESETARIO

Lo leo otra vez. Lo tengo que leer otra vez. Ya llegamos en tiempo record a la raíz del pensamiento del sistema, a la Meseta, a Castilla, a mi tierra, a la Historia, a España, al mal de todos los males. Se produce una identificación de las ideas que no le gustan a Josep con una determinada geografía, con una tierra. Esto a mí me empieza a oler a racismo y a nacionalismo un tanto nauseabundo y rancio que uno podría encontrar en algún partido radical pero no en un Abad. Yo nací en una meseta, en la capital de Castilla y este señor ya me está explicando mi talante sin ningún tipo de respeto ni a mis creencias, ni a mi tierra, ni a mi historia ni a mi.

El entrevistador después de eso se crece por momentos, se le dilatan las pupilas y le pregunta “Algo vinculado al talante de la derecha española, ¿no?’ Se pone española en cursiva por si acaso se nos pasa el detalle. Derecha y Española, las dos palabras malditas del sistema juntitas para que el Abad siga su tesis.

El Abad supongo que respira hondo y en paso intelectual profundísimo enlaza con sentimientos como la nostalgia y nada menos que el nacional catolicismo. Se dispara la entrevista ahora en su punto álgido y vemos como todos los conceptos quedan clarísimos y enlazan en lógica inapelable: Conferencia Episcopal – Reaccionarios – causas Históricas – Derecha española PP– Nacional Catolicismo

Este el marco donde Josep sitúa todos los problemas de la Iglesia, eso es la Meseta y su aplicación no es más que TALANTE MESETARIO. Desde estos conceptos el Abad ya está suelto se permite el lujo de lanzar ataques ya directos sobre los enemigos del mundo:

- La iglesia Española no se guía por valores sino que su mayor preocupación reside en haber perdido el poder de antaño. Josep es generoso de todas formas y hace un esfuerzo sin embargo por entender a esta gentuza: “Querría creer que tienen miedo a que se pierdan determinados valores, aunque también les preocupa ver cómo se les va de las manos el poder que tuvieron”

Y remata diciendo que la visión de España tradicional no ha sido más que una herramienta para mantener el poder: Un mecanismo aglutinador de poder y la Iglesia a la que Josep pertenece lo utiliza para conservar privilegios.

Sigue el amigo diciendo que cuando la Iglesia en la sociedad se hace presente es simplemente “ridícula”.

Por último como no podía faltar un brindis al sol se habla de dos temas fáciles de manipular: la pobreza de la Iglesia junto con la idea de la libertad: “si tuviera que decidir yo, renunciaría a las subvenciones y optaría por una Iglesia pobre pero libre” (nadie lo dudaba querido Joseph. Otro eslogan fácil y comienzo a emocionarme). Este tipo de demagogia que no implica mucha prueba siempre es útil de utilizar. Y por otro lado la racionalidad de la fe, dando una andanada a Galicia sin venir a cuento sugiriendo que “la concepción mágica del hecho religioso ha sido más fácil de introducir en Galicia que en Cataluña”. Otra etiqueta sin más, primero la meseta ahora Galicia.

Naturalmente se ataca a la COPE naturalmente y sale una defensa del Estatut.

Yo no estoy a la altura porque el talante mesetario que me han inculcado me impide acceder a las altas cimas del conocimiento que tiene Don Josep.

No comments: